Aprende a limpiar las juntas del suelo y di ¡adiós a la suciedad!

Limpiar las juntas del suelo

¿Tienes suelos cerámicos en la cocina? Entonces sabrás lo rápido que tienen a volverse negras aquellas con lechada blanca. Y es que estas pequeñas hendiduras entre baldosas acumulan polvo y suciedad afeando la estética de la cocina. ¿Está ocurriendo en la tuya? Aprende a limpiar las juntas del suelo y di ¡adiós a la suciedad!

Las juntas del suelo deben formar parte de tus rutinas de limpieza. Así las habitaciones tendrán una mejor apariencia y eliminarás el peligro de que proliferen gérmenes y bacterias en estas. Descubre los mejores consejos para una limpieza regular y eficaz las juntas del suelo y ¡ponlos en práctica!

Desde remedios caseros hasta productos específicos para la limpieza de juntas. Existen diferentes opciones para mantener las juntas del suelo limpias. Unas serán útiles para limpiar las juntas regularmente y prevenir así la acumulación de suciedad. Otras te ayudarán a eliminar las manchas mas difíciles. ¡Sigue leyendo y descubre cuáles son!

Limpiar juntas del suelo

Limpieza regular de las juntas

La limpieza regular de las distintas superficies de nuestro hogar previene la acumulación de suciedad. Y evita que debido a esta acumulación tengamos que dedicar mas tiempo y esfuerzo cuando nos propongamos limpiarlas. ¿Y en qué consiste esta limpieza regular?

  1. Barrer y aspirar. Barrer y aspirar frecuentemente los suelos evita que el polvo y la suciedad se acumulen. Y con frecuentemente queremos a decir a diario en aquellos espacios como la cocina y los cuartos de baño. 15 minutos, no tardarás mas en barrer o aspirar el suelo de una cocina y un par de baños. Incluso podrías ahorrarte esta tarea invirtiendo en un robot aspirador.
  2. Fregar con agua tibia y jabón neutro: Una solución de agua tibia y jabón neutro en combinación con un cepillo de cerdas suaves (y con mango largo para que te resulte cómodo), para frotar las juntas de los suelos de baldosa, contribuye a eliminar la suciedad pegada a las juntas. No es necesario que utilices en cepillo a diario, puedes utilizar regularmente la fregona y una vez a la semana hacer una limpieza mas profunda con el cepillo. Recuerda enjuagar el suelo después con agua limpia y secarlo. Con un trapo primero si no puedes hacer generar corriente o estás en pleno invierno.
  3. Pasta con bicarbonato. Mezcla bicarbonato de sodio con agua para obtener una pasta espesa y aplícala sobre las juntas una vez al mes. Deja que actúe durante unos minutos y después frótala con un cepillo de dientes viejo o un cepillo diseñados específicamente para juntas con cerdas duras y delgadas. Luego, enjuaga y seca.

Acaba con las manchas difíciles

¿Y que ocurre si hemos dejado que la suciedad se acumule y fregar los suelos con un cepillo suave no ha servido de nada? Para acabar con esa suciedad incrustada o esas juntas negras, aquí tienes algunos trucos adicionales:

  • Vinagre blanco. Remoja un paño en vinagre blanco y colócalo sobre la mancha o la junta negra. Deja que el vinagre actúe durante ocho minutos y después frótalo con un cepillo o paño limpio para eliminar la suciedad. Es un truco que usábamos también para limpiar la ducha en profundidad, ¿lo recuerdas? Una vez hecho, enjuaga y deja que seque.
  • Pasta de bicarbonato y vinagre: ¿Recuerdas la pasta que hemos preparado antes para una limpieza mensual regular? Aquí tendrás que mezclar bicarbonato de sodio y vinagre blanco, que no agua, para obtener una pasta. Aplícala sobre las manchas o juntas negras y frótala suavemente con un cepillo. Deja que la pasta se seque y luego enjuaga y seca bien el área.
  • Blanqueador de cloro diluido: Si las juntas están muy oscuras, diluye un poco de blanqueador de cloro en agua y aplícalo sobre las juntas siguiendo las instrucciones del fabricante. Deja que actúe durante unos minutos y luego frota suavemente con un cepillo. Enjuaga adecuadamente para eliminar cualquier residuo de blanqueador y deja que seque.

Recuerda antes de limpiar las juntas del suelo probar siempre estos métodos en un área pequeña y poco visible antes de usarlos en toda la superficie para asegurarte de que no dañen el material del suelo o las juntas. Y si no lo hacen ¡adelante! Ponte seria y acaba con la suciedad acumulada.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.