Aprende a iluminar tu casa a la perfección, descubre nuestros consejos

Cocina escandinava
En este artículo queremos destacar la importancia que tiene la luz en nuestro hogar, iluminar una casa de la manera correcta quizá pueda parecer un tanto complicado, pero si tenemos en cuenta estos consejos, seguro que consigues darle un toque especial a cualquier estancia.
Estos consejos para iluminar tu casa son perfectos para tenerlos siempre en cuenta para un futuro, nunca sabes si te tendrás que mudar, si te decides a comprar una casa o te tocará renovar una habitación de tu casa. Los trucos que os contaremos se centrarán en la cantidad de luz, la distribución y el tipo de luz.

No te pierdas a continuación los mejores trucos para iluminar tu hogar de la mejor manera posible.
hogar feliz

La luz natural es imprescindible

Es muy importante tener luz natural en la casa, un hogar necesita recibir toda la luz natural posible. El cuerpo humano se acostumbra a estar más relajado o más activo según la cantidad de luz que reciba.

Por lo que intentar que dentro de la casa haya la mayor cantidad de luz natural, será muy beneficioso para nuestro organismo.

Así aumentarás la luz natural en tu hogar

Para aumentar esta cantidad de luz natural que recibe tu casa, puedes poner en práctica estos trucos, ya que permitirán aumentar la cantidad de luz de una forma sencilla.

  • Utiliza colores claros en las paredes de tu casa, esto hará que se ilumine la estancia.
  • Utiliza elementos decorativos que ayuden a reflejar la luz por toda la habitación.
  • Busca los colores más claros para tus muebles, a no ser que busques el contraste.
  • Intenta que el tamaño de tus ventanas sean lo más grandes posibles. Esto te permitirá contar con la mayor cantidad de luz sin ningún esfuerzo.
  • Si te molesta la luz, puedes colocar cortinas que permitan pasar la luz.
  • Decora con espejos de amplitud, esto hará que la luz se transmita mejor.

Presta atención a la iluminación del techo

Aunque la iluminación puede venir de muchos puntos, ya sea la luz natural, o las lámparas de pie, o que tengamos en una repisa, no tenemos que olvidar las lámparas que tenemos en el techo, ya que son necesarias para iluminar por completo la habitación.

En todas las habitaciones debe haber como mínimo un foco de luz en el techo, incluyendo los pasillos, o el recibidor. Sabemos que son partes de la casa en los que a penas estamos, simplemente son zonas de paso, en cambio, necesitamos tener toda la casa iluminada, sin importar el rincón del que se trate.

Iluminación

Tipos de iluminación para el techo

Una lámpara de techo, un plafón de techo o una regleta de techo son unas de las mejores opciones para tener una buena iluminación en una habitación. depende de la forma y tamaño de la habitación, porque como bien sabrás cada casa y cada habitación es diferente.

  • Lámparas de techo: decorativas, elegantes y de infinitas formas y colores. Pueden encajar en cualquier habitación.
  • Regletas de techo: son perfectas para salones y comedores, ya que pueden dirigir la luz hacia donde quieras.
  • Lámpara colgante: esto es sinónimo de lámpara de techo, pero estas tienen una gran longitud de cable y hacen que parece que floten en la estancia.
  • Lámparas de araña: tienen un estilo clásico e incluso algo retro. Del mismo modo que las lámparas colgantes, su función es la de dar luz y ser muy decorativas a pesar de estar apagadas.
  • Plafones de techo: este tipo de iluminación son perfectas, y además, no quitan espacio a la estancia, aunque no son tan decorativas como otro tipo de lámparas.

Lámparas de apoyo

Existen otro tipo del lámparas que nos permiten iluminar nuestra estancia de una forma extra, y permiten darle además, un toque personal a la habitación.

Estas lámparas de apoyo son perfectas ya que no las necesitamos siempre, es decir, las utilizaremos cuando realmente las necesitemos, como por ejemplo leer un libro o mirar una revista. Es por ello, que no supone un gasto extra en nuestra factura de la luz.

Por otro lado, este tipo de lámparas permiten ser de pie, de sobremesa o apliques pegados a la pared, que a parte de decorar, iluminan puntos concretos de la habitación sin tener que encender la luz del techo, por ejemplo.

Cantidad de luz necesaria para cada habitación

Es importante saber cuál es la cantidad de luz que necesita cada habitación, porque como decíamos cada estancia es diferente. Sin embargo, te podemos aconsejar varias cosas para que las tengas en cuenta a la hora de iluminar ese espacio:

  • Por lo general la iluminación de una habitación se mide en «luxes», un lux es una medida que relaciona los lúmenes con los metros cuadrados, y según la intensidad y la potencia de la luz necesitaremos unas bombillas u otras.
  • Por ejemplo, un salón que mide 20 metros cuadrados, que requiera de 100 luxes para iluminar correctamente toda la estancia, lo que haremos será calcular cuántos lúmenes necesitaría: 100 luxes x 20 m2= 2.oooo lúmenes

Esta cantidad de lúmenes se puede repartir con diversos puntos de luz, es decir, no sólo necesitamos una única bombilla, lo ideal es tener varias hasta completar la necesidad.

Esta medida de cantidad de luz necesaria para cada habitación tiene en cuenta un espacio abierto sin muebles, por lo que entre sofás, armarios, estanterías y los elementos decorativos tendrán que descontarse del espacio total de la habitación.

Lúmenes que necesita cada habitación

Dependiendo de la estancia se necesita una cantidad de lúmenes. A continuación os contamos un poco una referencia más común para que la tengas en cuenta:

  • Salón: 100 – 300 Luxes.
  • Comedor: 200 – 300 Luxes
  • Dormitorio principal: 50 – 150 Luxes.
  • Dormitorio del niño: 150 – 200 Luxes.
  • Cocina: 200 – 300 Luxes
  • Baños: 150 Luxes
  • Espejo del baño: 400-500 Luxes*
  • Pasillos: 100 – 200 Luxes.
  • Recibidor: 150 Luxes.
  • Despacho: 400 – 500 Luxes*

Apuesta por la luz cálida

La temperatura de color imita la luz que ofrece el sol durante las diferentes horas del día. Desde la salida hasta la puesta del sol en colores rojizos, pasando por los más neutros, etc.

La luz de las lámparas debería ser de tonos cálidos, en lugar de tonos fríos. La luz fría se utiliza en lugares como oficinas, sucursales bancarias, salas de espera o tiendas de ropa. Necesitan tener mucha luz  para poder trabajar y estar en un sitio tranquilo y bien iluminado.

La luz fría imita a la luz del sol a las horas centrales del día y crea un efecto en las personas que las mantiene atentos y concentrados. En cambio, cuando llegamos a casa, necesitamos y queremos relajarnos y para ello, lo mejor es utilizar la luz cálida.

Cocinas modernas

Luces y estancias de tu casa

  • En el salón y en el dormitorio procura tener una luz cálida y neutra, nunca fría. Esto hace que sea acogedora y que invite a la relajación y al descanso.
  • La cocina y el baño pueden tener una luz neutra e incluso fría. Necesitas una buena luz para estar concentrado mientras trabajas y preparas los alimentos y en cambio, necesitas luz fría para el baño para poder mirarte bien al espejo y ver todos los detalles.
  • El pasillo y el recibidor pueden tener luz neutra o cálida, según sea tu casa y según esté decorada.
  • Zonas destinadas al estudio o los despachos la luz principal debe ser neutra, aunque la zona en concreto donde se estudie debe ser una luz fría, para que el escribir en papeles o el estudiar sea más sencillo y estemos más concentrados.

Esperamos que estos consejos te permitan tener una luz adecuada en tu hogar.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.