Aprende a eliminar las manchas difíciles de las alfombras

Alfombras

Si tienes alfombras en casa, este artículo te interesará, y sobre todo si alguna vez has tenido que limpiar en profundidad una mancha que era casi imposible de limpiar.
Las alfombras suelen estar muy presentes en nuestros hogares, les dan un aporte de calidez, nos ayudan a tener los pies más calientes en invierno y en verano pueden contribuir en la decoración general de los espacios.

Si quieres conocer cómo puedes eliminar las manchas de una alfombra, este es el artículo que necesitas leer. Existen manchas de todo tipo, ya sea de una copa de vino, de un poco de café o de un poco de salsa de tomate, para poder eliminarlas sin dañar la alfombra.
Las alfombras dan calidez y confort a nuestras casas, sin embargo, si no se cuidan y se limpian de una forma regular, pueden estropearse y además, estropear el ambiente. Por eso, en este artículo, queremos contarte cómo eliminar las manchas difíciles de las alfombras. 
Alfombras de chenilla

Así se quitan las manchas difíciles de las alfombras

Con los siguientes trucos podrás eliminar las manchas más difíciles de las alfombras, ya no serán más un problema para tu día a día. A continuación, te contamos diferentes técnicas a base de productos naturales para que en unos simples pasos tus alfombras estén como el primer día.

No te preocupes por su color o la textura de la alfombra, estos tratamientos podrán salvaguardar su aspecto al mismo tiempo que limpiarás la mancha. 

Vinagre blanco, de manzana o de vino blanco

El vinagre es un gran aliado para cuidar de alfombras o tapetes, el vinagre elimina bacterias y el mal olor que haya quedado. Por lo que tan sólo tienes que frotar la mancha con vinagre y dejarla secando al sol.

Al secarlo al sol, se evapora y no deja olor residual. El vinagre da muy buenos resultados para eliminar esas manchas, sobre todo para las alfombras que son más tupidas, que son las que pueden llegar a acumular mayor cantidad de ácaros. Para llevar a cabo esta limpieza necesitarás lo siguiente:

  • Un litro de agua.
  • 500 ml de vinagre blanco
  • 10 ml de jabón líquido neutro
  • Un trapo limpio.

Preparación

  • Calienta el agua en un cazo.
  • Después, colócala en un cubo o cubeta.
  • Agrega el vinagre blanco.
  • Después, agrega el jabón neutro.
  • Remueve bien el preparado para después aplicarlo.

Aplícalo:

  • Coloca el trapo y mójalo bien.
  • Después escúrrelo y déjalo humedecido.
  • Después, pasa el trapo húmedo por la alfombra.
  • Repite esta operación dos veces.
  • Deja secar la alfombra completamente durante 4 horas.

Alfombras de vinilo

Bicarbonato de sodio

Este producto es excelente para limpiar cualquier rincón de la casa en profundidad, ya que contiene propiedades antibacteriales. Además, es beneficioso si se le agregan aceites esenciales que además dejarán un aroma exquisito, una vez que se haya eliminado el producto y la alfombra está limpia y sin manchas.

Qué necesitas:

  • Media taza de bicarbonato de sodio.
  • Aceite esencial de lavanda, 40 gotas.
  • Aspiradora.

Preparación

  • Debes mezclar bien el bicarbonato de sodio con los aceites de lavanda.
  • Deja reposarlo durante 24 horas.

Aplícalo:

  • Espolvorea el bicarbonato con lavanda sobre la mancha.
  • Deja que actúe durante 15 minutos.
  • Friega sobre la mancha.
  • Aspira.

Agua oxigenada

Otro de los productos que puedes utilizar para quitar las manchas difíciles, como las de una tinta o las de vino tinto, son el agua oxigenada. Para llevarlo a cabo necesitarás mezclar el agua oxigenada y el detergente. 

Cuando se efectúe la mancha, no hay que tardar en ponerle remedio, porque sino sería más complicada su limpieza.

Qué necesitas:

  • Una taza de agua oxigenada.
  • Una cucharada de detergente de lavavajillas.
  • Trapo limpio.
  • Cubeta con agua.

Preparación:

  • Mezcla el agua oxigenada con el detergente, y listo.

Aplícalo:

  • Debes aplicar la mezcla sobre la mancha.
  • Deja actuar 15 minutos sobre la mancha.
  • Luego quita con trapo limpio húmedo en agua la mancha.
  • Deja secar por último.

Alfombras para el verano

Sal

La sal es un excelente producto natural, ayuda a quitar manchas y devolver el color que han perdido las alfombras. Actúa arrastrando el polvo acumulado y las manchas que puedan tener las alfombras. 

La sal no sólo es para cocinar, también puedes utilizarla para la limpieza de tu hogar y en particular, para limpiar las manchas difíciles de las alfombras. Es un producto natural y no dañará la calidad de las alfombras.

Qué necesitas:

  • Media taza de sal, siempre dependerá del tamaño de la mancha.
  • Un cepillo de fregar limpio.
  • Trapos limpios, mejor que sean dos.
  • Dos cubos de agua tibia.
  • 4 litros de agua limpia.

Preparación

  • Coloca los dos litros de agua, la sal y remueve bien hasta que se disuelva.
  • Luego introduce uno de los trapos limpios y deja que se impregne.

Aplícalo:

  • Aplica un paño empapado con el agua y la sal sobre la mancha.
  • Debes dejarlo actuar al menos durante 15 minutos.
  • Friega y frota con el cepillo.
  • Después limpia con el otro trapo limpio previamente mojado en el cubo de agua con 4 litros de agua, y ves quitando poco a poco la sal.
  • Deja secar completamente.

Bórax y bicarbonato de sodio

Estos dos productos son ideales para quitar manchas, las puedes utilizar como potentes limpiadores junto a aceites esenciales para que huela bien. Se aconseja para eliminar los huevos de las pulgas, ácaros y microorganismos. 

Para limpiar a fondo tu alfombra necesitarás lo siguiente:

  • 2 tazas de bórax.
  • 1 taza de bicarbonato de sodio.
  • 20 gotas de aceites esenciales.

Preparación:

  • Vierte los ingredientes en un recipiente y deja que se seque la pasta.
  • Rocía el preparado sobre la alfombra y distribúyelo con un cepillo.
  • Debes dejarlo actuar al menos durante 30 minutos y después, aspira la alfombra.

Últimas recomendaciones

Como decíamos al principio, tener las alfombras limpias es clave para que nuestro hogar esté bien decorado y no sea un desastre. Las alfombras no sólo dará un buen aspecto a tus suelos, sino que también ayudará a que no se acumulen gérmenes en ellas y perjudiquen el aire del ambiente. Estas técnicas que hemos expuesto son muy beneficiosas, y en ocasiones hasta milagrosas, por ello, no tengas miedo en utilizarlas.

Tanto el polvo como cualquier derrame de alguna bebida o comida, puede hacer que nuestras alfombras se manchen, tenemos que ser precavidos para que eso no perjudique el ambiente. Ten en cuenta siempre los tejidos delicados para que no afecten directamente a la calidad de las alfombras. 


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.