Aprende a diferenciar una gripe estomacal de una intoxicación alimentaria

male torso, pain in the abdomen isolated on white background

En ocasiones nuestro cuerpo nos pide un receso, y puede manifestarse de diferentes formas. Una de ellas, puede ser tener una indigestión muy fuerte, que puede estar causada por una gripe estomacal o una intoxicación alimentaria.
Si quieres aprender a diferenciar estas dos patologías, no dudes en seguir leyendo estas líneas, ya que te contaremos exactamente cómo se produce cada dolencia y cómo podemos recuperarnos de ellas. 

Las causas de la gripe estomacal y las causas de una intoxicación son totalmente distintas. La primera está causada directamente por culpa de un virus, mientras que la otra sucede tras la ingesta de una bacteria o una toxina que produce malestar en el organismo.

Entre estas dos patologías existen semejanzas entre sí, pero también distinciones que se deben tener en cuenta para poder diferenciarlas correctamente y no caer en error. 

Es preciso determinar qué estamos sintiendo y de qué manera para conocer el motivo que origina el malestar y así realizar mejor un correcto diagnóstico. 

Si quieres saber en qué se diferencian exactamente, te contamos en profundidad cómo se produce la gastroenteritis estomacal y cómo una intoxicación, así aprenderás a detectarlo y evitarás poner en peligro tu salud.

Abdomen de mujer

¿Cómo aparece una gripe estomacal?

La gripe estomacal sucede cuando un virus nos produce una inflamación del tubo digestivo, lo que causa problemas graves a nivel estomacal e intestinal. Entre los síntomas que encontramos son los vómitos, dolores en el estómago o diarreas. 

Este virus se puede transmitir entre dos personas mediante contacto cercano. Es una enfermedad contagiosa que se transporta por medio de las microgotas que se expulsan al hablar, y también es posible experimentar una infección a través del uso de objetos contaminados.

Existen virus conocidos que pueden hacernos padecer este mal:

  • El norovirus suele afectar a los niños.
  • Es astrovirus y lo adenovirus también pueden afectar a los adultos.
  • Como sabemos, ya que es tema de altísima actualidad, el coronavirus también puede generar estos procesos.

¿Cuáles son los síntomas de la gripe estomacal?

La gripe estomacal puede producir dolor en el vientre, también puede darnos diarrea o provocarnos vómitos. Sin embargo, es relativamente frecuente que se acompañen estas dolencias con escalofríos, o con fiebre. Esto es muestra de que el cuerpo no está bien e intenta defenderse del virus y acabar con él. Además, también es frecuente tener dolor muscular.

En ocasiones, el paciente no consigue ingerir líquidos sin vomitar, esto lo que puede llegar a producir es un déficit en el balance hídrico. La deshidratación puede ser un grave problema cuando tenemos una gripe intestinal, ya que si estamos varios días sin ingerir nada de líquido podríamos sufrir algún parón general en el organismo.

hamburguesa con patatas

Intoxicación alimenticia, ¿cómo se produce?

Si diferenciamos estas dos dolencias, encontramos que una intoxicación alimentaria está provocada por una bacteria o por un protozoo. El origen es un microorganismo o una toxina que irrita e inflama las mucosas del tubo digestivo y genera además, unos síntomas similares a la de una gripe estomacal.

La intoxicación más frecuente es la que se produce por las bacterias del género Clostridium. Sin embargo, también es habitual que el microorganismo que se encuentra detrás del problema sea la Salmonella. 

El número de casos de intoxicaciones alimentarias han ido en aumento los últimos años, y sobre todo se encuentra en las carnes o los productos derivados de ellas.

¿Cuáles son los síntomas de una intoxicación estomacal?

Los síntomas que producen las intoxicaciones alimentarias son ciertamente similares a los de la gripe estomacal, es por ello, que se pueden confundir en varias ocasiones. Es habitual experimentar diarreas, vómitos, dolor abdominal, fiebre y la deshidratación. 

En cambio, estos síntomas pueden durar menos y dependerá siempre de la gravedad de la intoxicación y la cantidad de bacterias que hayamos ingerido en esa ocasión.

El hígado puede sufrir y ser el mayor afectado, esto puede ser cuando se consumen las micotoxinas procedentes de los hongos. Estos tóxicos son capaces de incrementar el riesgo de cáncer o de hepatitis.

mujer oscultando enfermo de La enfermedad del beso

¿Cuándo debemos ir al médico?

Cuando nos empezamos a encontrar mal, y el dolor o la patología persiste es muy recomendable acudir al médico cuando los síntomas no cesan en 24 horas, o cuando se van agravando con el paso del tiempo. Además, pueden aparecer nuevos síntomas como dolor de cabeza, cambios en la piel o una fiebre más intensa.

El especialista será capaz de ofrecer soluciones para cortar los vómitos continuos son los medicamentos de fármacos por vía intramuscular. Estos suelen ser más eficaces para que el organismo comience a tolerar líquidos y se reduzca el riesgo de deshidratación.

Si se sufren dolores muy fuertes hay que ponerse en contacto de una forma inmediata para poder curar esa patología, no dudes en acudir al servicio de urgencias si consideras que no remiten los síntomas de ninguna manera.

Tanto las gripes estomacales como las intoxicaciones alimentarias, pueden reducirse en tan sólo unas horas, lo normal es que no duren más de dos días, por ello, si surgen complicaciones a nivel digestivo, es preciso vigilar que no aparezca sangre en las heces.

¿Cómo diagnosticar estas dos patologías?

El médico preguntará sobre los alimentos consumidos para determinar si existe riesgo microbiológico, es importante determinarlo para diagnosticar eficazmente si se trata de una gripe estomacal o una gripe alimentaria.

Será necesario también conocer si alguien del círculo más cercano es si se tuvo contacto con ese alimento o ese virus y averiguar si se encuentra mal y en la misma situación. No suelen realizarse pruebas diagnósticas como tal, aunque en ciertos casos se podría solicitar una prueba serológica o un cultivo de heces para averiguar qué microorganismo está afectan al nuestro sistema.

Mejores tratamientos

Encontramos ciertos tratamientos que se recomiendan independientemente de la causa que esté provocando ese malestar. Por lo que recomendamos los siguientes pasos:

  • Incrementar el volumen de agua de forma paulatina.
  • Una vez que no se tengan más vómitos o diarrea, se pueden añadir lentamente alimentos sólidos de fácil digestión, como el arroz blanco o el pollo. 
  • Las fibras y las grasas serán los últimos alimentos en reincorporarse.

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.