Aplica estos consejos para rasurar la piel sin irritarla

cuchilla de afeitar

Rasurar la piel sin irritarla es posible. Aunque a veces es complicado y lo sabemos. Una vez que comenzamos a rasurar la piel, pueden aparecer pequeñas rojeces, debido a la piel sensible o bien por ciertas alergias. Así que, necesitas apostar por una serie de consejos para poder evitarlo siempre que sea posible.

Por eso, siempre es necesario apostar por tener una piel de lo más saludable, tal y como queremos. Aunque no te lo parezca, algunos de esos pasos a dar son de lo más evidentes, pero si no lo hacemos bien, entonces es posible que tengamos la repercusión en la piel. ¿Te rasuras las axilas o las piernas? Entonces esto te interesa.

¿Por qué se irrita la piel al rasurarla?

Las causas pueden ser diversas, como bien sabemos. Pero una de las principales es que la piel sea más sensible en unas zonas que en otras. Por ejemplo, la zona del bikini suele ser una de esas más delicadas. Por lo que no debes asustarte si realmente ves cómo los granitos aparecen casi de manera inmediata. Claro que además de la sensibilidad tampoco podemos dejar atrás las alergias que la propia piel tiene o bien el acné, que también afectará bastante. De ahí que se puedan producir algunos cortes.

Cómo afeitarnos sin irritación

Rasurar la piel sin irritarla: después del baño

Uno de los mejores momentos para poder rasurar la piel sin irritarla es después del baño. Seguro que ya lo has escuchado en alguna ocasión y es que, tras la ducha la piel estará preparada, los poros más abiertos y por ello será el momento crucial para dar el paso de rasurarte. Desde liego es el momento adecuado pero recuerda que la piel debe estar mojada y no rasurarte en seco porque puedes arañarte bastante y comenzar a que tu piel responda de la peor manera posible.

Exfoliación una vez por semana

No te decimos que realices la exfoliación y a continuación la rasuración, porque serían dos procesos que dejarían la piel bastante debilitada. Pero sí que es cierto que una vez por semana sí que es necesario. Porque de este modo evitaremos también que los pelos se queden enquistados. Algo que a veces sucede y que nos puede dejar varias marcas indeseables. Así que, es conveniente que una vez por semana, te apliques una crema especial o bien, que la hagas tú misma en casa. Con un poco de crema hidratante y una cucharada de sal o azúcar será la combinación perfecta. Tras ella, debes calmar la piel con una suave masaje de hidratante. Verás cómo tu piel te lo va a agradecer y mucho.

Piernas depiladas sin irritación

 

No des muchas pasadas

Aunque no nos demos cuenta, el dar varias pasadas por la misma zona también hará que nuestra piel se quede más sensible, lo que se va a traducir en rojeces. Así que, debemos dar una sola pasada a ser posible. Luego continuaremos por el resto de las zonas pero si vemos que realmente se nos ha quedado algún vello, entonces volveremos pero no de manera inmediata. Siempre es necesario el poder descansar la piel para lo que le viene encima.

Cuchillas nuevas con múltiples hojas

Cuando hablamos de que damos varias pasadas, en ocasiones este gesto viene propiciado por una cuchilla que realmente ya va un poco gastada. Por lo que como tal, no eliminará el vello a la primera y de ahí que tengamos que repasar. Así que, se aconseja el optar por unas cuchillas nuevas y que además tengan varias hojas, porque así cortarán más rápido y mucho mejor. Es una manera perfecta para dejar la presión a un lado y para que rueden por toda la piel como nunca. Recuerda que siempre son mejores los cabezales flexibles en la cuchilla y pasarla siempre en la dirección del crecimientos del vello.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.