Antimosquitos para matenernos ¡libres de picaduras!

Antes de que nos demos cuenta la primavera habrá llegado y con ella el calor y ¡los mosquitos! Volveremos a escuchar su molesto zumbido y a sufrir el molesto picor que provocan sus picaduras, una noche si y otra también si no hacemos nada por evitarlo.

Combatir a los mosquitos en el hogar para poder dormir a pierna suelta es posible; solo debemos encontrar la solución adecuada. Unos te dirán que son los repelentes biológicos y bioquímicos los mas adecuados; otros que los modernos sistemas antimosquitos eléctricos. Hoy en día existen muchas formas de ganarles la batalla y en Bezzia te los mostramos.

Antes de analizar las diferentes soluciones, debemos saber que existen pautas y rutinas complementarias a estas soluciones y que  nos ayudarán a mantener a los mosquitos fuera de nuestros hogares o al menos a no atraerlos inconscientemente.

  • Evita la suciedad; un cubo de basura abierto o una montaña de platos sin fregar pueden atraer mosquitos
  • Evita recipientes que acumulen agua estancada,; se convierten en posibles criaderos de mosquitos.
  • Trata a tus mascotas contra pulgas y garrapatas y mantenlas limpias.
  • Coloca mosquiteras en las ventanas que eviten su paso.

Tipos de antimosquitos

Las principales consecuencias de la picadura de un mosquito son inflamación, picazón y dolor. Sin embargo, no afectan a todos por igual, pudiendo darse síntomas mas severos. Evitarlos en sencillo; basta con escoger alguna de las soluciones antimosquitos que hoy os proponemos. ¿Eléctrica, química o natural? La elección depende de ti.

Antimosquitos eléctricos

La ventaja de los antimosquitos eléctricos frente a los vaporizados es que no precisan de productos químicos para acabar con los mosquitos. Son adecuados por tanto para hogares con bebés, niños o mascotas. Su funcionamiento es sencillo; conectados a la corriente eléctrica, atraen a los mosquitos mediante una luz ultravioleta, ultrasonidos y/o imitando los estímulos que los atraen a nosotros, y una vez atrapados los matan.

Representan el sistema mas novedoso y no te resultará difícil encontrar en el mercado aparatos de este tipo. Algunos pueden utilizarse tanto en interiores como exteriores, pudiendo proteger también nuestro jardín. Además, hay otras características que varían entre unos y otros: tamaño, radio de actuación y sistema de eliminación de los insectos; por lo que conviene leer los detalles de unos y otros antes de decantarnos por uno.

Antomosquitos vaporizados

Los antimosquitos vaporizados han formado parte y seguirán formando parte de nuestros hogares. No resultan tan eficaces como los repelentes cutáneos y cada vez existen más resistencias hacia ellos, pero siguen siendo los mas populares.  Líquidos o en pastilla, lo cierto es que disminuyen las probabilidades de picadura de mosquito.

Los de formato líquido poseen una acción prolongada; pueden durar hasta 45 noches, manteniéndolo encendido durante diez horas cada día. Nos ofrecen, además, otra ventaja: no exigen un contacto directo con el insecticida. Las pastillas solo resultan eficaces durante 12 horas y en habitaciones reducidas; además resulta imprescindible manipularlas con las manos.

Aunque resultan eficaces, están desconsejados en lugares con poca ventilación y con personas que posean problemas respiratorios o alergias que afecten las vías respiratorias.

Antimosquitos caseros naturales

Evitar los productos antimosquitos químicos y preparar fórmulas naturales es posible. Son fórmulas que podrás usar en forma de “ambientador” para ahuyentar a los mosquitos de tu hogar o directamente sobre la piel para repeler los mosquitos y evitar que te piquen.

¿Qué necesitas? Aceite vegetal de neem, aceite esencial de geranio, aceite esencial de árbol del té, aceite esencial de lavanda y un recipiente de vidrio vacío de 30ml para preparar la mezcla. Una vez tengas todos los componentes, llena prácticamente hasta arriba el recipiente de vidrio vacío con aceite vegetal de neem y después añade 5 gotas de aceite esencial de geranio, 15 gotas de aceite esencial de árbol del té y 15 gotas de aceite esencial de lavanda.

Puedes aplicar esta loción directamente sobre la piel o diluirla para utilizarla en spray y pulverizarla en la habitación, sobre la ropa de cama o las cortinas. Para ello, tendrás que mezclar 20 gotas de la mezcla anterior y 100 ml de hidrolato de lavanda.

También puedes utilizar un quemador y aceite esencial de citronela para ahuyentar los mosquitos

¿Y tu? ¿Qué sistema antimosquitos utilizas en tu hogar?

 


Categorías

Hogar

Maria Vazquez

Treintañera y con unos estudios dedicados al mundo de la ingeniería, son muchas las pasiones que ocupan mi tiempo. Tuve oportunidad de realizar... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *