Ansiedad por comer: cómo eliminarla para conseguir una buena alimentación

Son muchas las personas que deciden cambiar su estilo de alimentación, bien por salud o bien por estética. Un gran número de ellas se encuentran en la tesitura de que no pueden reducir la cantidad de alimentos que consumen ya que presentan ansiedad ante la comida, ya no solo en la forma de comer sino en la cantidad y calidad.

En el artículo de hoy vamos a tratar porqué surge la ansiedad por comer, cómo evitarla y conseguir una buena nutrición.

Lo que siempre nos han contado, de comer cada dos o tres horas, tomar zumos, barritas de cereales etc.. entre horas no deja de ser una campaña de marketing de las empresas que comercian con estos productos. No significa que no se deba comer entre horas si tenemos hambre. Pero si nuestro organismo está nutrido solo surge el hambre cuando hay necesidad de comer y la ansiedad por la comida acaba desaparenciendo. 

¿Porqué sentimos ansiedad por la comida?

Chica comiendo rápido

Una gran cantidad de productos, como las barritas de cereales, sustitutos de comidas, etc. tienen un porcentaje de hidratos de carbono que se consumen rápido en nuestro cuerpo, por lo que nos sacian al tomarlos pero enseguida necesitamos consumir más y ello despierta las ganas de comer. Esto sucede porque nutricionalmente tomamos productos que están vacíos, por tanto no sacian a nuestro organismo y acaba pidiéndonos más para cubrir esas necesidades. 

Al no consumir un porcentaje adecuado de proteína y grasas saludables, y basar nuestra alimentación en carbohidratos principalmente, nuestra digestión se hace muy rápido, la glucosa pasa rápidamente a la sangre, nuestro estómago se vacía muy rápido y el hambre se despierta de nuevo. Consumiendo proteína y grasa conseguimos que nuestra digestión sea más lenta en general, incluso si hemos comido también carbohidratos, y nos da una sensación de saciedad.

El hambre y la resistencia a la insulina

Cualquier hidrato de carbono se convierte en azúcar en sangre, nuestro organismo no hace diferenciación, todo carbohidrato se convierte en glucosa y/o fructosa si la tiene. Por tanto al consumir alimentos altos en hidratos de carbono nuestros niveles de glucosa suben en sangre y nuestro organismo genera insulina para bajar la glucosa.

La mayoría de las personas son resistentes a la insulina porque generalmente se come muy alto en carbohidratos. Por tanto el cuerpo debe generar una gran cantidad de insulina para poder bajar la glucosa. Como se genera tanta cantidad de insulina, la glucosa tiende a bajar en exceso y entramos en un estado de hipoglucemia. La hipoglucemia puede producir sensación de malestar, dolores de cabeza, frío o malhumor, generado porque no se ha comido desde hace dos o tres horas. Ante esta situación, nuestro cerebro manda la señal de hambre porque ha bajado mucho nuestro nivel de energía al bajar el de la glucosa. Lo que nos lleva a comer de nuevo, generar un pico de glucosa, generar insulina para bajarla y nuestro cerebro vuelve a pedirnos alimentarnos. Así acabamos comiendo cada pocas horas y esto es algo que no debería suceder en nuestro organismo.

Quizá pueda interesarte:

¿Porqué no es bueno comer a menudo?

 

Si echamos la vista a atrás, hacia los años 50 o 60, por ejemplo, no se comía a todas horas, no se hacían picoteos o comían snacks cada poco tiempo. Ésto es algo que ha surgido con la industria alimentaria.

Mantener a nuestro cuerpo en un constante estado de necesidad de comer y de tener que trabajar con estos alimentos está generando multitud de enfermedades relacionadas con la alimentación: obesidad, diabetes, el síndrome metabólico, etc.

Estamos hablando de un constante consumo de refrescos, productos azucarados o endulcorados, productos procesados. Con ello mantenemos a nuestro organismo en constante estado de trabajo e incluso en un estado de inflamación. Nuestro hígado, nuestros intestino y en general todos los órganos relacionados con la alimentación necesitan descansar. 

Quizá pueda interesarte:

¿Cómo evitar comer a todas horas y reducir o eliminar la ansiedad por la comida?

Beneficios de comer despacio

Nuestro organismo está diseñado para conseguir energía de la glucosa y de la grasa. Sin embargo, en la actualidad, con el bajo consumo en grasas saludables y con el alto consumo de carbohidratos, nos hemos acostumbrado a extraer la energía únicamente de la glucosa. Ésto no significa que no podamos conseguir que nuestro extraiga de nuevo la energía de la grasa, pero sí conlleva un cambio importante en nuestro estilo de alimentación.

No tenemos porqué eliminar los carbohidratos de nuestra alimentación. Debemos reducirlos y consumir aquellos que son más beneficiosos como el caso de los tubérculos. El equilibrio entre las necesidades nutricionales de nuestro organismo es fundamental.

Sin embargo, al inicio, es beneficioso seguir una dieta baja en carbohidratos para que nuestro organismo busque otras fuentes de energía. Esto significa que debemos consumir fuentes de grasas saludables como por ejemplo aceite de oliva virgen extra, aguacate o productos animales de calidad. Si reducimos los carbohidratos y consumimos alimentos bajos en grasas no conseguiremos nada.

Una vez nuestro metabolismo se flexibiliza, es decir que puede extraer energía tanto de la glucosa como de la grasa, podemos volver a introducir los carbohidratos. Eso si, sin convertirlos en la base de nuestra alimentación y consumiéndolos por la noche ya que nos ayudarán con la liberación de serotonina, con lo que descansaremos mejor.

Al comer bajo en carbohidratos, la glucosa sube poco y por tanto nuestro organismo genera poca insulina y enseguida nivela la glucosa. Cuando ya ha pasado un par de horas desde que comimos y la glucosa ha bajado, nuestro organismo cambiará para extraer la energía de la grasa. Por tanto nuestro cerebro no mandará la señal de que necesitamos comer para obtener más energía. Así las comidas se espaciarán sin apenas percartarnos porque las necesidades de nuestro organismo estarán cubiertas.

 

 


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.