Anemia durante el embarazo

embarazo anemia

Cuando una mujer queda embarazada su cuerpo experimenta cambios significativos y la cantidad de sangre en su cuerpo aumenta entre un 20 a 30%. Esto a su vez hace que sea necesario un mayor suministro de hierro y vitaminas en el cuerpo para producir la hemoglobina, una proteína de los glóbulos rojos encargada de transportar el oxigeno a otras células del cuerpo. La anemia durante el embarazo se puede presentar cuando el cuerpo requiere más hierro del que dispone.

La anemia leve es normal durante el embarazo debido a un incremento en el volumen de la sangre, sin embargo la anemia grave puede poner al bebé en un riesgo más elevado, particularmente durante su infancia. No solo eso, si la mujer embarazada se encuentra significativamente anémica durante sus dos primeros trimestres, entonces esta en mayor riesgo de tener un parto prematuro o un bebé con bajo peso al nacer.

Además, una mujer embarazada con anemia también corre el riesgo de perder demasiada sangre durante el parto, haciendo que sea mucho más complicado combatir las infecciones. Ahora bien, las mujeres que están en mayor riesgo de padecer anemia durante el embarazo son aquellas que tienen dos embarazos muy juntos; mujeres embarazadas con más de un hijo; mujeres que vomitan con frecuencia debido a la enfermedad de la mañana; mujeres que no consumen suficiente hierro y mujeres que tienen un flujo menstrual abundante antes del embarazo.

Algunos de los síntomas de la anemia durante el embarazo también se pueden experimentar incluso si no se padece anemia. Estos son, cansancio o debilidad, palidez progresiva de la piel, latidos del corazón rápidos, dificultades para respirar y dificultades para concentrarse.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *