Amamantar; no permitas que otros se interpongan

Ser madre es una experiencia que cambia la vida y el cambio al cuidado del bienestar de otro ser humano durante nueve meses, realmente sucede al instante. Una madre querrá dar a su pequeño el mejor cuidado posible desde el momento del nacimiento. Algunas madres optan por la lactancia materna y amamantar a sus bebés.  El 60% de las mujeres que amamantan acaban antes de lo que ralamente querrían hacerlo.

Las razones de esto son complejas y, a menudo, debido a que las madres malinterpretan la ayuda y el apoyo que pueden ofrecer los profesionales de la salud. De hecho, los profesionales de la salud están posicionados para ayudar a las mujeres a tomar decisiones informadas sobre la lactancia de su bebé. Además, los estudios muestran que las mujeres que solicitan asesoramiento o tienen acceso directo a profesionales de la salud tienen más probabilidades de continuar amamantando por más tiempo.

Sin embargo, durante años, las mujeres han soportado críticas por amamantar en público o se han rehusado a hacerlo debido a lo que pueden pensar los demás.

El derecho natural de la madre de amamantar

La lactancia materna es una forma conveniente de alimentar a tu bebé en cualquier lugar. Es higiénico y la forma más natural y saludable para que tu bebé se alimente. Puedes estar orgullosa de lo que estás haciendo y ser una de las cada vez más numerosas madres que hacen que la lactancia sea más visible y aceptable. Después de todo, es una parte esencial del día a día de tu bebé.

Muchos centros comerciales, grandes almacenes, tiendas de bebés y supermercados tienen salas de alimentación especiales donde puede amamantar y cambiar el pañal de tu bebé. Puedes practicar primero en el hogar diferentes posturas cómodas para después aplicarlas en lugares públicos, usa también prendas fáciles de desabrochar o una camiseta de lactancia para que sea más fácil para ti. Si te sientes cohibida puedes sentarte de espaldas a las personas de donde te encuentres.

Se trata de comodidad y confianza

Busca lugares para amamantar que sean tranquilos y cómodos para ti y tu bebé. Puedes hacer uso de las salas de lactancia que hay en algunos lugares públicos. Es esencial que tanto tú como tu bebé estéis tranquilos todo el tiempo, puesto que esto mejorará la experiencia de la lactancia materna en ambos.

Tienes todo el derecho de amamantar a tu pequeño en público en cualquier lugar en el que te sientas cómoda.

Es necesario que toda la sociedad sea consciente que una mujer que está amamantando a su bebé en público es porque necesita hacerlo. No necesita las miradas de los demás ni las caras de desaprobación. Lo que sí necesitaría sería un vasito de agua fresquito, sobre todo si hace calor… o una infusión caliente si hace frío. A partir de ahora si eres madre lactante no padezcas y dale de comer a tu bebé dónde lo necesites y si eres una persona que ve a una mujer lactante en un lugar público, si no vas a ayudarle en algo, entonces, sigue tu camino.


Categorías

Bebés, Madres

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.