Alopecia en mujeres

Habituados a que la alopecia sólo afecta a los hombres muchos no saben que también puede afectar a las mujeres. Existen diferentes tipos de alopecia que afectan al género femenino, a continuación te los contamos.

Es más común de lo que pensamos, por ello, apostamos por informar sobre esta condición que sufren muchas mujeres en silencio por clasificarse de tema tabú. 

La alopecia puede afectar a la mitad de la población femenina en algún momento de su vida. Influye mucho la carga genética, el tipo de cabello, el grosor, la cantidad o el cuidado general que se le haya dado.

En el caso de esta alopecia femenina, el pelo no se cae, sino que se debilita progresivamente hasta convertirse en un vello muy fino y casi imperceptible al ojo. Una de las grandes diferencias respecto a la alopecia masculina, es que la femenina son las áreas donde afecta, porque las mujeres no tienen entradas, por ejemplo.

Características importantes de la alopecia

En primer lugar hay que tener en cuenta cuáles son las causas de la caída del cabello, llegar a un diagnóstico eficiente y ante el primer signo de caída. En algunos casos se evidencia a temprana edad motivado por una herencia genética, se detecta de forma más sencilla, sin embargo, en otros casos aparece sin avisar.

Causas de la caída

A continuación reunimos cuáles son las causas más comunes de la caída del cabello, para así aprender a detectarlo de manera más rápida.

  • Cuando la raíz se daña se produce una pérdida de densidad capilar. 
  • Multitud de cambios en el cabello, abuso de tintes, planchas de pelo, secadores, etc.
  • Alteraciones hormonales.
  • Problemas inmunológicos. 
  • Enfermedades internas que afecten directamente a la salud capilar. 
  • Tratamientos radiológicos o de quimioterapia. 

Tipos de alopecia y sus síntomas

Encontramos varios tipos de alopecia en mujeres y todas provocan la caída del cabello, existen tres tipos que son los más comunes. A continuación los nombraremos y los desarrollaremos para que tengas una información más amplia y clara. 

Alopecia andrógenica femenina

Es el tipo más común tiene unos síntomas muy claros para poder detectarlo y no confundirlo con el resto: pérdida de cantidad, clareado, pérdida de fuerza y grosor en la parte superior de la cabeza, donde se encontraría la “raya”.

Con el paso del tiempo, se tiene pierde mayor espesor y da la sensación de un aspecto débil y frágil en la zona. Sin embargo, la zona del flequillo queda fuerte y sano, por ello, el contraste de una densidad a otra se hace muy evidente.

Este tipo de alopecia puede aparecer por un descontrol hormonal que convierten los folículos pilosos en más sensibles y poco resistibles. El sistema de crecimiento y desarrollo del pelo se vuelve lento o se detiene por completo.

Por otro lado, este tipo podemos sufrirlo por estrés o una mala alimentación. Suele aparecer en mujeres más mayores.

Alopecia areata

Este tipo de alopecia o calvicie aparece en forma de parches y en zonas más localizadas. Dependiendo de la mujer, puede aparecer en poco tiempo en algunas personas o empieza a desarrollarse lentamente al paso de los días.

Los síntomas más comunes son la inflamación de los folículos pilosos. Esta hinchazón hace que el pelo no pueda recoger los nutrientes necesarios por lo que se debilita y cae. 

Por otro, en cuanto a las causas de este tipo de alopecia, o la alopecia femenina en gereral todavía no se conoce las causas reales que hacen que suceda. En este caso, no se conoce cuál es la causa de esa inflamación de los folículos.

El estrés puede ser un desencadenante, tener alguna alergia, mala alimentación o alguna infección.

Alopecia difusa

El tercer tipo que se conoce hasta la fecha es el tipo más leve en cuanto a síntomas o repercusión estética. Hablamos de alopecia difusa cuando existe un aumento radical de la caída del pelo en un momento determinado, sin explicación previa pero teniendo una buena salud capilar.

Puede aparecer por un aumento del efluvio telógeno, aquella fasee donde el pelo muere y deja paso a los nuevos folículos de crecimiento. Sin embargo, esta caída excesiva y repentina, provoca zonas de menor densidad.

Como curiosidad, se habla que perdemos o se nos caen entre 50 y 100 pelos al día, sin embargo, si sufrimos alopecia difusa, podríamos llegar a 400. 

Este tipo de alopecia puede aparecer por estrés, tras haber sido madre, después de una enfermedad grave, una dieta desequilabrada que no cumple con todas las necesidades nutricionales o tener una medicación de larga duración y agresiva.

Si crees que estás perdiendo mucho pelo, no dudes en acudir a tu médico de cabecera para comentarle tus inquietudes. Existen grandes profesionales en el tema y pueden ofrecerte diferentes soluciones.

Como avanzábamos en el inicio, una prevención temprana es muy importante para poder tratar la caída a tiempo. 

 



Soy Paula, aunque no me importa que acorten mi nombre en Pau. Estudié comunicación audiovisual y estoy empezando a trazar un camino hacia un futuro profesional. Entre radio, televisión y pequeñas productoras dejo un hueco de mi agenda para compartir con vosotros lo más interesante que me encuentre por este camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.