Alivia el dolor de las hemorroides con nuestros consejos

Las hemorroides son muy comunes, con el paso del tiempo tenemos más probabilidades de padecerlas. Aunque en la gran mayoría de las ocasiones no es necesaria ninguna intervención, puede que en determinados casos, las personas requieran atención médica para solucionar este problema.

Muchas personas las sufren, y muy pocos hablan claramente sobre las hermorroides. Son muy comunes y pueden ser aliviadas con ciertas pomadas, higiene, cambio en la dieta, etc. Te contamos cuáles son los mejores consejos.

Infusión caléndula

En ocasiones, sufrir hemorroides puede causarnos verdaderos dolores de cabeza, para quienes las tienen, actividades o acciones tan cotidianas como caminar, sentarse o ir al baño puede resultar muy incómodo. Para aliviarlas, encontramos ciertos remedios y ciertos métodos que podemos desempeñar para mejorar nuestra situación.

También son conocidas como almorranas, son pequeñas venas que se encuentran en el ano y son una parte normal y natural de nuestra anatomía. La función que tienen es proteger la piel anal del paso de las heces, cuando estas venas se inflaman en el ano o en la parte más internar, es cuando empezamos a sentir molestias.

Aliviar sus dolencias, es sencillo, rápido y poco costoso, siempre y cuando tengas en cuenta nuestra información de valor y nuestros consejos.

Chica comiendo hamburguesas

Causas por las que tenemos hemorroides

Las hemorroides suelen aparecer en el 50% de la población adulta, esta parte de la población las padecen y son muy molestas. Se diferencian dos tipos de hemorroides.

Cuando son internas, es decir, cuando se hinchan dentro del año y el recto, no suelen doler, aunque sí que podrían sangrar y causar picazón. En cambio, cuando son externas, sobresalen fuera del ano y son más problemáticas, ya que estas llegan a doler, picar y molestar cuando están en contacto con la ropa o la presión cuando nos sentamos.

Uno de los aspectos a tener en cuenta en su aparición, es el estreñimiento, es una de las principales causas que provocan la inflamación de los vasos sanguíneos rectales y donde se producen las hemorroides.

Actualmente, no podemos asegurar cuál es la causa verdadera de su aparición, os contamos cuáles son los factores más comunes que provocan que las desencadenan.

  • El estreñimiento y el esfuerzo que se hace al ir al baño o defecar, se crea una inflamación de las venas del recto y del año, también la diarrea que se puede provocar y la aparición de las hemorroides.
  • Estar sentado por largos periodos, puede favorecer la aparición de las hemorroides, sobre todo cuando estamos haciendo fuerza o estamos durante mucho tiempo sentados en el inodoro.
  • El embarazo también puede provocar hemorroides, la extensión del útero causa presión en las venas y puede provocar hemorroides.
  • La obesidad puede ser otra causa por la que pueden aparecer las hemorroides, estar con sobrepeso ejerce presión sobre el año y es un factor de riesgo para las hemorroides.
  • El sexo anal, esta práctica puede favorecer las hemorroides debido al roce y la presión.

Tratamientos para aliviar las hemorroides

Las hemorroides se pueden aliviar de forma sencilla y sin necesidad de acudir al médico, aunque si éstas se presentan con frecuencia y generan muchas molestias, puede que sí que habría que acudir al médico para que pueda determinar el mejor tratamiento y la mejor forma de curarlas.

Las hemorroides pueden  coagularse o prolapsarse, sin embargo, los siguientes tratamientos que os contaremos a continuación serán de valor para aliviar tus molestias:

Baños de agua tibia

Para la zona de los genitales, los baños de agua tibia son muy recomendables para a parte de limpiar e higienizar la zona. Los baños ayudan a reducir la inflamación. Para llevarlo a cabo, llena la bañera o el bidé con agua tibia y moja la zona durante 15 minutos al menos tres veces al día.

Los síntomas se alivian al momento, si no cuentas con bañera o bidé, puedes utilizar un recipiente para baños de asiento.

Sales de Epsom

Las sales de Epson son eficaces para reducir la inflamación, para utilizarlas, puedes echarlas en el agua tibia las sales de Epsom, o realizar una pasta con las sales. Para echarlas en el agua tibia, en un recipiente con 15 cm de agua tibia, añade una taza de sales.

Para crear una pasta de sales, necesitarás mezclarlas con glicerina y aplicarlo con una gasa suave. Mezcla dos cucharadas de glicerina con dos cucharadas de sales de Epson hasta formar una pasta, ponla sobre la gasa y colócala en la zona a tratar durante 15 minutos. Retira la gasa y limpia con una gasa nueva y húmeda. Puedes repetir la operación cada 6 horas siempre que lo necesites.

Hielo

Como sabrás, el frío ayuda a rebajar la inflamación, por eso, se recomienda aplicar bolsas de hielo en la zona. Si no tienes una bolsa de hielo especial para moratones y aplicación en la piel, puedes cubrir los hielos en una bolsa de plástico y después cubrirlo una tela fina.

Nunca apliques el hielo directamente en la piel, podría quemarte la piel.

Planta aloe vera

Sábila para aliviar las hemorroides

El aloe vera o sábila tiene grandísimos beneficios y aporta propiedades antiinflamatorias y calmantes, favorecen la curación de las hemorroides y la hidratación de la zona.

El gel de aloe vera o sábila, se recomienda para estos tratamientos de piel y para las hemorroides. Puedes conseguir este gel en las tiendas de productos naturales o farmacias. Para aplicarlo, tan sólo tienes que hacerlo con las manos limpias y en las cantidades que veas necesitas.

Aumenta el consumo de alimentos de fibra

Los alimentos ricos en fibra ayudan al sistema digestivo y nos ayudará a la correcta expulsión de las heces y evitará que tengamos hemorroides. Además, el evitar el estreñimiento mediante los alimentos ricos en fibra es una de las opciones más sencillas de realizar.

Estos alimentos, además, son saludables y no sólo nos ayudarán a evitar las hemorroides, también a sentirnos saciados, perder peso y controlarlo de forma sencilla.

Dar paseos y caminar

Hacer ejercicio leve  como es caminar o dar largos paseos, puede favorecer a los movimientos intestinales, ayudan a que vayamos bien al año sin necesidad de ejercer mucha presión. Hay que tener cuidado con el tipo de ejercicio que realizamos, porque cuando sufrimos de hemorroides pueden provocar presión sobre el recto sin que nos demos cuenta.

Controla las veces que vas al baño

Es importante, por otro lado no ir mucho al baño. Cuando vamos al baño y defecamos ejercemos una presión para la expulsión de las heces que pueden provocar daños. No obstante, no se deben aguantar las ganas para más tarde, porque pueden también ejercer más presión sobre el ano.

Evitar rascarse

Por último, aunque tengamos muchas ganas de tocarnos, es mejor no rascarnos, ni frotarnos. Aunque nos aporte sensación de alivio, el efecto puede ser contraproducente. Al tocar y presionar las hemorroides se irritan más y corren el riesgo de abrirse. 

En este caso, lo ideal es aplicar el remedio casero que te hemos comentado anteriormente para aliviar esas molestias. No dudes en consultar a tu médico de cabecera si te sientes mal y tienes mucho dolor o escozor. 


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.