Alimentos para reducir las ansias por el dulce

  

El padecer ansiedad, estrés o depresión son algunas de las causas más comunes para padecer obesidad. El sobrepeso está ligado al consumo abusivo de muchos alimentos poco saludables, entre ellos los dulces. Los productos dulces que encontramos en el mercado coinciden con los productos que contienen grasas trans, azúcares añadidos, almidones y harinas refinadas.

Son alimentos de poca calidad que no aportan nutrientes, tan sólo calorías vacías que se acumulan en nuestro organismo en zonas donde nos es más complicado eliminarlas, como por ejemplo, muslos, barriga o caderas.

Cuando te entre un antojo de comer algo dulce no te dirijas a tu despensa o al supermercado y consumas lo menos saludables, te damos las claves para conseguir vencer esa ansia por el dulce con otros alimentos más saludables, con buenos valores nutricionales y muy ricos de sabor.

Dulces ideales para tu salud

El comer dulces de forma compulsiva puede hacer que en un futuro tengas desequilibrios en los niveles de glucosa en sangre, se tiene más posibilidades de padecer diabetes del tipo 2 u obesidad.

Los alimentos que analizaremos a continuación son alimentos y productos que se caracterizan por tener un dulzor natural, contienen azúcares propios y beneficiosos para la salud. Por otro lado, encontraremos especias que nos harán recordar a postres típicos tradicionales ideales para consumir cada vez que tengamos ganas de dulce.

Los niveles de azúcar en sangre varían continuamente esto significa que de un momento para otro sintamos la necesidad de consumir algo dulce para encontrarnos mejor.

Canela

Una de las especias más consumidas del mundo es ideal para tratar de manera natural la diabetes de tipo 2,  la canela ayuda a reducir el azúcar en sangre y retrasa que el estómago se vacíe, por ello, nos da durante más tiempo sensación de saciedad. Reduce los picos de azúcar que se obtienen después de una comida.

La canela la podemos consumir de varias maneras:

  •  La canela acompaña muchos postres, ya que es una de las especias más usadas. Bizcochos, helados, flanes, etc.
  • Se pueden hacer infusiones después de la comida para tener una mejor dimensión.
  • Podemos combinarla con miel y en ayunas.

Estevia

Esta planta tiene cada día más adeptos, personas que dejan de consumir azúcares refinados y buscan las alternativas más saludables. Entre ellas, se encuentra la estevia, una planta originaria de Paraguay que se ha popularizado como edulcorante por ser beneficioso para el organismo.

Es bueno para regular el azúcar en sangre, igual que la canela. No contiene calorías, por lo que es una de las mejores opciones para realizar postres caseros sin tener tantos remordimientos. Podemos realizar infusiones y endulzarlos, bebidas refrescantes y jugos de frutas.

 

Calabaza

Esta verdura es rica en hidratos de carbono, sin embargo, su alto contenido en fibra ayuda a que éstos se vayan absorbiendo poco a poco y mantengamos niveles equilibrados y constantes de azúcar en sangre. Por otro lado, la gente que abusa de dulces puede llegar a tener parásitos en su organismo, un remedio natural muy antiguo es consumir las pipas de calabaza ya que estas semillas poseen propiedades para combatirlos y eliminarlos.

Podemos consumirla de muchas formas. Puede ser hervida, asada al horno, hecha puré, cruda o rallada para combinarla en una ensalada. Además, es una de las verduras más utilizadas para realizar postres y bizcochos.

Zanahoria

La zanahoria es un alimento muy rico en carbohidratos complejos al igual que la calabaza, éstos necesitan ser digeridos muy bien antes de convertirse en azúcar. Se van absorbiendo gradualmente y evitan los picos de azúcar.

La zanahoria la podemos consumir de muchísimas maneras, la más común sería su consumo en crudo. Para beneficiarnos de todas sus propiedades podemos realizar un licuado con varias zanahorias combinada con otras frutas.

También podemos rallarla y añadirla a una ensalada, o  a una guarnición de verduras, la zanahoria junto con la calabaza le darán ese toque dulzón muy apreciado por los paladares.

Estos son algunos alimentos muy cotidianos que tenemos siempre a mano. Tan sólo hay que mirar más allá y saber diferenciar los productos más saludables de los menos saludables. Hay que controlar esas ansias y controlar los instintos de ir directos a comer algún dulce industrial, helados, bizcochos, chocolates o galletas.

Recordemos que no sólo podemos optar por estos alimentos, todas las frutas están incluidas, tan sólo que su consumo tiene que ser un poco moderado ya que la fructosa que poseen pueden hacer que nuestros picos de azúcar se eleven sin quererlo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *