Alimentos que dañan a la larga el esmalte de tus dientes

La salud dental es un tema muy importante, por ello, le otorgamos su protagonismo para cuidar de nuestros dientes y salud bucal. Quizá no lo sabes, pero a diario consumimos alimentos que nos manchan y hacen que los dientes pierdan su color blanco natural, perdiendo además el esmalte.

Tenemos hábitos que pensamos que son saludables pero en cambio no lo son tanto, como por ejemplo, cepillarse los dientes nada más acabar de comer, en algunos casos es contraproducente porque puede dañar el esmalte. Es mejor esperar 30 minutos para evitar posibles desgastes.

Si lo que buscas es tener una dentadura de cine, toma nota de los siguientes alimentos ya que éstos tendrán que estar más alejados de tu dieta, no decimos que no sean saludables, tan sólo decimos que con las propiedades y contienen cada uno de ellos pueden hacer que el esmalte se quite paulatinamente.

Alimentos que perjudican tu esmalte

Si se abusa de determinados productos sin pensar en las consecuencias puede provocar daños dentales y perjudicar a nuestra salud bucal, por ello, presta atención a los siguientes alimentos

  •  Café: ¿Quién no toma una rica taza de café por las mañanas? Pues os diremos que ese café puede desgastar el esmalte natural de los dientes y puede hacer que parezcan amarillos. Si eres de los más cafeteros intenta cambiar tus hábitos y empieza a tomar infusiones y té verde, que además de ser más natural no es tan nocivo.
  • Bebidas alcohólicas: El alcohol puede ser tu peor enemigo si lo que buscas es una sonrisa de ensueño. El alcohol deshidrata el organismo y la mucosa bucal. Esto provoca que las encías estén más sensibles y a la larga puedes padecer problemas más graves en las encías que serán visibles.

  • Limón: este cítrico es muy corrosivo por ser un cítrico muy ácido. Es una buena fuente de vitamina C, pero ese ácido puede debilitar el esmalte dental. Sin embargo, es uno de los alimentos naturales más alcalinizantes, sus beneficios son muchísimos más que las pocas desventajas que pudiera tener, por lo que recomendamos su consumo. Si quieres reducir los riesgos de que tu esmalte se corrompa deberás esperar al menos 30 minutos antes de cepillarte los dientes.
  • Frutas deshidratadas: Al igual que las ciruelas, contienen gran cantidad de azúcar, aunque ésta sea natural, se presenta de manera viscosa, pueden pegarse a los dientes y dañan el esmalte, como si lo hiciera una golosina. Así pues hay que consumirlas con moderación y lavarse los dientes si se consumen para eliminar los restos que pueda haber quedado adheridos.

  • Bebidas con burbujas: Siempre se han relacionado que las bebidas gaseosas tienen grandes cantidades de azúcar, estas sustancias dañan el esmalte dental. Intenta dejar de tomarlos y opta por sus versiones edulcoradas o mejor aún, consume jugos naturales hechos en casa.
  • Galletas saladas: Estos snacks que podemos encontrarlos en multitud de sitios producen a la larga un daño en el esmalte natural, tiene un efecto similar al del azúcar. Todos los alimentos procesados como son las patatas fritas de bolsa, galletas saladas producen un daño en los dientes, tenemos que tener cuidado y no abusar de este tipo de alimentos.
  • Algunos tipos de salsas: Por ejemplo, el ketchup, el vinagre balsámico o la salsa de soja tiñen los dientes, si quieres una sonrisa perfecta no debes abusar de ellos, reduce el consumo de salsas y sustitúyelas por otros condimentos como el aceite.

  • Alimentos azucarados: En este momento ya es evidente que el azúcar es dañino para los dientes, una cantidad excesiva puede provocar corrosión en su esmalte. Por esta razón, aconsejamos consumir los productos como las bebidas azucaradas con pajita para que no entre en contacto directamente con los dientes.
  • Bebidas con temperaturas extremas: Por último avisar que los alimentos muy calientes o muy fríos pueden molestarnos y hacernos daños en las encías, aumentan la sensibilidad dental e inflaman los vasos sanguíneos del interior del diente. Atempera las comidas y no consumas productos con altas o muy bajas temperaturas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *