Alimentos beneficiosos y perjudiciales contra la acidez

Acidez de estomago

¿Sientes con frecuencia ardor en la boca del estómago? El reflujo gastroesofágico es una enfermedad habitual que afecta a alrededor del 20% de la población. Si, sois muchas las que lucháis cada día contra la acidez. La sensación de ardor es un síntoma común de esta enfermedad pero existen otros habituales como la sensación amarga en la boca, la regurgitación y la distensión abdominal.

Todos podemos sentir estos síntomas en algún momento tras una comida copiosa y poco habitual, pero es cuando estos son frecuentes y persistentes es importante acudir al médico ya que pueden ser necesarios tanto un cambio en la dieta como el uso de medicamentos para controlarlo. Y es que, existen tanto alimentos tanto beneficiosos como perjudiciales contra la acidez.

¿Qué es el reflujo gástrico ácido?

La acidez es el término que se utiliza para describir esa sensación de ardor que se produce en la boca del estómago, producto del reflujo gástrico ácido. Este reflujo, también conocido como reflujo gastroesofágico, se produce cuando la válvula que impide que el ácido retorne al esófago no funciona correctamente.

Reflujo gastroesofágico
Una válvula previene que el contenido gástrico regrese del estómago al esófago y cuando se compromete se observan los síntomas de los que hablábamos al comienzo: sensación de ardor, regurgitación, náuseas… Síntomas para nada agradables y que de repetirse requieren una visita al médico de cabecera y el especialista.

No tratar el reflujo puede derivar con el tiempo en problemas mucho más serios.  Puede causar una irritación crónica del esófago y esta provocar cambios en el revestimiento del esófago que desencadenan el esófago de Barret, una patología que podría aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de esófago.

Alimentos beneficiosos

Nuestra alimentación puede beneficiar o perjudicar la acidez y el reflujo gástrico ácido. Por eso, en caso de sufrir cambios persistentes, suele aconsejarse un cambio de hábitos en el que la alimentación juega un papel importante.

La acidez puede verse beneficiada de comer alimentos que tengan tanto un contenido alto en mucílagos, como propiedades emolientes que protegen la mucosa del estómago. ¿Y cuáles son los estos alimentos? Las semillas de chía, por ejemplo, son muy ricas en mucílagos, mientras alimentos como plátanos, manzanas, zanahorias, calabaza, brócoli, coliflor, nueces, almendras, hijos, cúrcuma, jengibre o azafrán son ricos en propiedades emolientes y laxantes.

Alimentos a evitar

Mas larga es, sin embargo, la lista de alimentos cuyo consumo es importante reducir ya que se ha demostrado que causan problemas de acidez a muchas personas. No estamos hablando de evitarlas completamente pero si de reducir su consumo.

Añadir canela a las comidas

  • Bebidas con cafeína. La cafeína, un componente principal de muchas variedades de café y té, ha sido identificada como un posible desencadenante de acidez estomacal en algunas personas.
  • Alimentos fritos o grasos. Estos pueden hacer que el esfínter esofágico interior se relaje, permitiendo que más ácido estomacal regrese al esófago y retrasando el vaciado del estómago.
  • Chocolate. Ocurre lo mismo con el chocolate debido a la presencia de un ingrediente llamado metilxantina.
  • Cítricos y tomates. Frutas altamente ácidas como naranja, limón, lima, piña y tomate pueden causar o empeorar los síntomas
  • Alimentos picantes, cebolla y ajo. La cebolla y el ajo no causan graves problemas, o no a la mayoría de personas, pero si tienes problemas de reflujo conviene observar cómo te sientan.
  • Bebidas alcohólicas. El alcohol provoca acidez en individuos sanos sin un diagnóstico de enfermedad por reflujo gastroesofágico.

Tan importante como conocer los alimentos beneficiosos y perjudiciales contra la acidez es prestar atención a lo que comemos y cómo nos sienta. Llevar un cuaderno en el que puedas anotar cuando sientas molestias aquello que has comido, sin obsesionarte con ello, puede facilitarte conclusiones muy útiles para modificar tu dita.

También es importante en la medida de lo posible huir de comidas copiosas en las que además el consumo de albohol sea elevado.  Y adoptar la buena costumbre de cenar al menos tres horas antes de ir a la cama para poder descansar mejor. Algo que favorecerás si, además, utilizas una almohada que eleva tu cabeza entre 10 y 15 centímetros mientras duermes.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.