Alimentos básicos que no deben faltar en tu despensa

Recipientes de vidrio en despensa

Todas somos conscientes de que los productos frescos deben ser la base de nuestra alimentación, pero no menos importante es tener en casa una despensa bien provista que nos permita completar nuestros menús e improvisar platos saludables cuando los frescos fallan. Una despensa en la que no deben faltar determinados alimentos básicos, como los que hoy os proponemos.

Hay alimentos básicos que no deberían faltar en tu despensa: legumbres, conservas y cereales, entre otros, que te permitirán salir airosa de cualquier situación. No se trata de acumular comida, sino detener aquello a lo que habitualmente recurrimos a disposición.

Una despensa en la que no falten estos productos básicos aporta tranquilidad. Si una semana no puedes salir a comprar, si llegan invitados no esperados a casa, si llegas tarde a casa un día y no te apetece cocinar, si se te estropea la nevera y tardan algunos días en traer la nueva… siempre podrás tirar de despensa. Ahora, asegúrate de que compras productos que sueles cocinar, no se trata de llenar la despensa porque en Bezzia así lo aconsejamos con productos que nunca piensas preparar.

Alimentos básicos en la despensa

Alimentos básicos en la despensa

  1. Arroz. El arroz en grano es un producto de larga duración que debe conservarse alejado de la humedad. Solo se necesita agua para cocinarlo y el tiempo de cocción es breve lo que lo convierte en un gran aliado. El integral tarda un poco mas y suele gustar menos, pero en Bezzia te animamos a apostar por este por sus propiedades.
  2. Pasta. Macarrones, tallarines, fideos… La pasta es un recurso sencillo y rápido con el que preparar una comida. Es un producto de larga duración, además, siempre que se conserve herméticamente cerrado
  3. Legumbres secas o en conserva. Las legumbres son uno de los pilares de nuestra alimentación (o debieran serlo. ¿Sabes que se recomienda incorporarlas a la dieta dos o tres veces por semana? Se pueden preparar guisadas, en cremas, en ensalada… Admiten muchas preparaciones y congela bien. Las legumbres secas son muy económicas y se conservan durante largo tiempo en la despensa preservadas de la luz y el calor, pero lleva mas tiempo cocinarlas. En conserva, en cambio, pueden ayudarte a preparar una comida en 10 minutos.
  4. Conservas de pescado. Tener a mano algunas latas de atún, sardinas o mejillones es siempre una buena idea. Este tipo de conserva pueden mantenerse hasta 5 años en la despensa y tienen un valor nutritivo interesante por su aporte de proteína de calidad y ácidos grasos omega 3. Aunque debido a su alto contenido en sal no es un producto del que deba abusarse.
  5. Conservas de verduras. Botes o latas de judías verdes, guisantes, champiñones, tomates, pimientos o alcachofas pueden solucionarte cualquier comida ya sea como plato principal o guarnición. Las envasadas al vacío y sin aditivos, conservados en agua y sal, son mas saludables y te permiten jugar después con los condimentos que prefieras.
  6. Aceite de oliva. El aceite dura tiempo siempre que esté protegido de la luz y del calor y es la uno de los fuertes de nuestra cocina para cocinar o aliñar cualquier plato. Mejor si es un aceite virgen que uno refinado.
  7. Frutos secos. No tienen tan larga duración y no son baratos así que deben comprarse con cabeza. Puedes tomarlos como aperitivo pero también incorporarlos a ensaladas, dulces o guisos. Son una fuente de energía concentrada. También las cremas de frutos secos, aquellas elaboradas solo con frutos secos y sin azúcar como alas que solemos usar en nuestras gachas y tostadas.
  8. Caldos. Los caldos de carne o vegetales son un estupendo recurso para una cena improvisada junto con unos fideos y unas verduras picadas. Pero suelen contener mucha sal, así que su consumo debiera ser moderado.
  9. Leche o bebidas vegetales. Además de elemento básico en muchos desayunos, leche y bebidas vegetales nos sirven para preparar cremas, croquetas, natillas o batidos de frutas.
  10. Harinas y pan rallado. La harina es un básico en nuestras cocinas, lo utilizamos para rebozar, espesar guisos, preparar dulces..
  11. Especias. No en todos los hogares se utilizan y sin embargo son una fantástica forma de darle un toque diferentes a nuestros platos y un gran aliado si deseas reducir el nivel de sal en tus comidas.
  12. Patatas. Son un alimento fresco pero en zonas bien ventiladas, sin humedad, frescas y oscuras duran mucho tiempo, por eso hemos querido incluirlas. Por eso y porque son un ingrediente económico con el que completar muchísimos platos de forma sencilla.

Como veis hemos hecho alguna trampa añadiendo dos ingredientes que o bien no podemos considerar básicos o son perecederos, pro que creíamos que tenían que estar en la lista. ¿Sueles tener en tu despensa estos ingredientes o al menos, la mayoría?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.