Alimento probióticos

Encontramos en la nutrición la solución a gran cantidad de dolencias del organismo. En esta ocasión, queremos hablaros y comentar qué son realmente los alimentos probióticos, para qué sirven, cuáles son y cómo nos benefician si los consumimos de manera continuada.

Los probióticos son bacterias que actúan en el intestino y le benefician para estimular los jugos digestivos y las enzimas naturales. Es importante no sólo tomar alimentos ricos en probióticos, no está de más tomar de vez en cuando algunos suplementos que están disponibles en tiendas para aumentar el proceso de estos probióticos.

Aprende a sacar provecho de los probióticos consumiendo los mejores alimentos que los contienen. Seguramente tienes alguno en casa y no lo sabías.

Alimentos que más probióticos contienen

Yogur

Es uno de los productos estrella para cuidar de nuestro organismo, uno de los mejores productos para aumentar nuestra cantidad de probióticos, sobre todo si el yogur es ‘vivo’. Lo mejor es buscar yogures hechos a partir de leche de cabra que tienen probióticos lactobacillus o acidophilus.

La leche de cabra es más digestiva y tiene menos posibilidad de causarnos alergias, por esta razón, es mucho mejor que la leche de vaca. Intenta buscar los yogures más naturales, sin sabores artificiales y nada artificiales.

Kéfir

Se podría decir que es un yogur, pero está fermentado. Es la combinación de la leche de cabra con granos fermentados, tiene un sabor más fuerte y puede que no sea apto para todos los paladares.

El kéfir contiene gran cantidad de lactobacilos y bacterias bifidus, además es rico en antioxidantes. A día de hoy lo podemos conseguir en la sección de refrigerados en cualquier supermercado.

Chucrut

El chucrut no es más que col fermentada, se consume en los países del norte de Europa y suele tener un sabor ácido. Es muy rica en este tipo de cultivos vivos y saludables, a parte de ayudar a reducir los problemas de la alergia. Contiene vitaminas del grupo B, provitamina A, E y C.

Chocolate negro

Ya se sabe que el chocolate con alto contenido en cacao, es decir, el conocido popularmente como chocolate negro tiene polifenoles saludables para quien lo consume. El chocolate en sí no contiene estos probióticos, sin embargo, se ha descubierto que es un vehículo efectivo para los probióticos.

El chocolate los mantiene por más tiempo con vida ayudándoles a sobrevivir al pH del tracto digestivo.

Algas

Cada vez es más común ver cómo el ser humano no sólo come peces y diferentes tipos de pescados, sino que también empieza a consumir mayor número de algas. Se ha ido extendiendo su consumo a lo largo de los años, tanto la espirulina, las algas azules, el wakame o la chorella, pueden considerarse casi súper alimentos.

No son probióticos en si, pero si que pueden actuar como prebiótico, es decir, nutre y alimenta esos probióticos que ya tenemos en el intestino.

Se ha demostrado que las algas son beneficiosas para mejorar la salud digestiva, nos aportan proteínas vegetales, energía y son muy bajas en calorías.

Sopa de miso

Otra tendencia que nos proviene del continente asiático son las sopas, en este caso y en particular, la sopa de miso. Se utiliza en la cocina macrobiótica de Japón y tiene un efecto de regulador digestivo.

El miso es rico en nutrientes y se cree que puede ayudar al organismo a neutralizar los efectos de la contaminación ambiental que respiramos sin desearlo, alcaliniza el cuerpo y detiene los efectos cancerosos de las células.

Pepinos y pepinillos

Los pepinos encurtidos, en vinagre, agua y sal pueden ser una gran fuente de probióticos. Lo ideal es hacerlos en casa de la manera tradicional, el jugo que suelta puede servir para añadir como aliño a nuestras ensaladas de verano.

Tempeh

El tempeh, es un sustituto de la carne o el tufu. Lo consumen mayoritariamente las personas que mantienen una dieta vegana o vegetariana. Es un grano fermentado que posee muchos probióticos hechos con los granos de la soja.

Además, es rica en vitamina B12, la vitamina que suele estar en menor proporción en las personas vegetarianas debido a la nula ingesta de proteína animal. El tempeh puede ser una gran solución, además es bajo en sodio por lo que lo hace más natural y saludable.

Kimchi

El kimchi es la col fermentada de los asiáticos, es una col picante y fermentada con sabor agrio. Se sirve como guarnición junto a las comidas principales de Korea. Los beneficios del Kimchi son innumerables, contiene vitamina C, vitaminas del grupo B, beta-carotenos, potasio, hierro y fibra dietética.

Es uno de los mejores alimentos que contienen probióticos, por esta razón, si tiene la suerte de dar con ella, no dude en introducirlo de manera más habitual a su alimentación.

Té de kombucha

Es un té fermentado con muchas baterias saludables para el intestino. Es una bebida altamente probiótica, se ha utilizado desde muchísimos años ya que sus beneficios están más que demostrados. Ayuda a perder grasa y por ello peso y volumen, mientras que aumenta el bienestar.

Este té puede no estar recomendado para todos porque puede interferir a los que tienen problemas de cándida.

Podemos sacar casi en claro que la gran mayoría de los productos fermentados son ricos en probióticos, por lo que no dudes en introducir estos alimentos en tu dieta.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.