Alfombras en verano, “sí quiero”

Alfombras para el verano

Paulatinamente y en parte gracias al eclecticismo imperante hemos conseguido librarnos de muchos prejuicios decorativos estandarizados, como el hecho de que las mesas blancas no son exclusivamente para la cocina o que podamos reutilizar una librería heredada a modo de bancada. Cada temporada veraniega solemos darle un nuevo aire a nuestro hogar sustituyendo parte de los accesorios textiles del invierno por fundas coloristas, texturas naturales, materiales frescos y estampados acordes a la deseada estación.

Uno de los complementos que hasta hace poco salía perdiendo con la llegada del estío eran las alfombras, que tras una buena limpieza o unas cuantas sacudidas se enrollaban hasta la temporada siguiente, siendo sustituidas por moquetas de yute, bambú, fibra o cáñamo. Es hora de solventar el error tratando de sacar partido a las ventajas de este elemento “hibrido” que por fín podemos utilizar durante todo el año, por ejemplo retomando esa propuesta decorativa que remonta al Medievo, cuando las alfombras se colocaban sobre la pared y se perdía el límite entre ellas y el concepto de tapiz.

Usos alfombras en verano

Bien es verdad que si en épocas pretéritas la función principal de una alfombra era otorgar calor, con el tiempo hemos aprendido a disfrutar de sus valores estéticos y la suavidad de sus texturas, innovando cada vez más a nivel de diseño, compacidad de nudo o manipulación del cosido. También ha cambiado su ubicación en la estancia explorando nuevas áreas de mayor tránsito: Pasillos, recibidores, atrios, salidas a la terraza, zonas de juego infantil e incluso el espacio central del baño.

Un buen ejemplo de como redefinir la calidez invernal de una alfombra elaborada tradicionalmente en lana (en versiones Hand Tufted o Hand Knotted) es mezclarla con seda en un buen tanto por ciento, ganando asi en luminosidad, ligereza y riqueza visual. La editora sueca Asplund ha llevado esta idea más allá utilizando los hilos de seda natural para crear las formas geométricas de sus Dhurries, como el modelo reversible Grid que vemos en la imagen inferior izquierda.

Asplund Dhurrie carpets

Woodnotes fabrics examples.

Si a pesar de todo la lana nos echa para atrás como textura de verano siempre podemos recurrir a piezas en papel y algodón como las que produce Woodnotes desde hace años, pensadas inicialmente para la intimidad del interior pero susceptibles de ser colocadas en porches y jardines por su aspecto colonial y relajado, su facilidad de enrollado y la minimalista gama cromática de sus colecciones (en grises, blanco, arena y tierra).

Algo así como sacar nuestro dormitorio al aire libre otorgando un halo romántico y bohemio al mobiliario de exterior;  eso sí, es importante recogerlas del exterior cuando sospechemos que se acerca la lluvia si queremos amortizar su inversión, pues a pesar de su aparente sencillez no resultan baratas.

Alfombras veraniegas

La tendencia contraria es aún mas versátil y está repleta de virtudes: El uso de alfombras específicas de exterior en el interior nos permite  aprovechar su resistencia y durabilidad aparte de su rápida limpieza con una simple manguera; así seguro que no nos molestará tanto que nuestra mascota la ensucie o que las manchas de una velada la puedan arruinar.

Fabricadas en polipropileno tejido o PET reciclado de botellas, destacan precisamente por su buena apariencia y el tacto agradable de su acabado plástico; los nuevos diseños geométricos, en animal print, espiga o cebra convierten estas alfombras en todo un lujo económico y un accesorio a la última.

Alfombras pequeñas de exterior

Alfombras-de-exterior

DIY - Alfombra para exterior

Si el reto es cambiar la imagen de nuestro espacio de relax con una propuesta DIY que nos evite un gasto excesivo, nada como una alfombra personalizada realizada con unos cuantos felpudos impermeables, cinta aislante y pintura en aerosol pulverizada. En este blog nos muestran los pasos a seguir y el resultado de la manualidad no puede ser más prometedor.

Estas alfombras “de verano” tienden a ser muy planas y sin embargo parecen tener propiedades mágicas: Transpiran, refrescan, aislan del calor y de los rayos solares sin decolorarse, se secan enseguida tras el lavado, son antialérgicas y no producen electricidad estática. !Si hasta son autoextinguibles en caso de incendio!

Imágenes – Always in white, How to decorate, En clave deco

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *