Alboronia, la madre de todos los pistos

Alboronia

La alboronia, dicen, es la madre de todos los pistos. Un plato tradicional que antiguamente se cocinaba los viernes de Cuaresma, por ser un plato preparado exclusivamente a base de productos vegetales, pero que hoy se consume especialmente en otoño, durante la temporada de calabaza.

La alboronia se elabora con muchísimas verduras: cebolla, pimiento, calabacín, berenjena, calabaza… y se condimenta con pimentón dulce. Puede servirse solo, acompañado por un huevo o como acompañamiento de numerosos platos. En Bezzia nos encanta con un poco de arroz integra o un pescado a la plancha.

Preparar alboronia es realmente sencillo. Lo ideal es que piques todas las verduras antes de ponerte a cocinar, para que así después vaya todo sobre la marcha. La calabaza será la única que tendrás que preparar por separado, cociéndola, como en nuestro caso, o asándola. ¿Lo probarás?

Ingredientes

  • 3o0 g. de calabaza, en dados
  • 1 cebolla, picada
  • 1 pimiento verde, picado
  • 2 dientes de ajo, picados
  • 1/2 calabacín mediano/grande, en dados
  • 1 berenjena grande, pelada y en dados
  • 1 taza de tomate natural triturado
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 cucharadita de comino molido
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Paso a paso

  1. Cuece la calabaza en un cazo con abundante agua salada hasta que esté tierna. Después, escurre y reserva por un lado la calabaza y por otro 1 vasito del agua de cocción.
  2. Cubre con aceite el fondo de una cazuela grande y sofríe la cebolla y el ajo durante unos cinco minutos.

picar verduras y sofreír ajo y cebolla

  1. Después, agrega el pimiento y sofríe cinco minutos más.
  2. A continuación incorpora el calabacín y la berenjena y cocina a fuego medio/suave hasta que estén tiernos, alrededor de unos 15 minutos.
  3. Una vez las verduras estén tiernas, agrega el pimentón, el comino molido, el tomate triturado y el agua de cocer la calabaza que tienes reservado. Cuece el conjunto hasta que el tomate espese.

Alboronia

  1. Cuando este espeso corrige el punto de sal, agrega la calabaza y mezcla.
  2. Sirve la alboronia y disfruta.

Alboronia


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.