Albóndigas con salsa de zanahoria

Se trata de una comida que se suele preparar en cualquier casa española y que nos gusta a casi todos. Las más clásicas se acompañan con salsa de tomate, aunque también podemos encontrarlas con sabores agridulces o especiados. Si eres fan de ellas, sin duda te van a encantar estas albóndigas con salsa de zanahoria.

Cierto es que para este plato, una buena salsa lo cambia todo. El sabor de la zanahoria le va fenomenal a las albóndigas y quedan jugosas y tiernas. Si no te gusta que las salsas tengan tropezones, también se puede triturar, quedando una textura lisa y agradable al paladar.

Ingredientes:

(Para 4 personas).

Albóndigas:

  • 1/2 kilo de carne picada de ternera o mixta.
  • 1 huevo.
  • 1/2 vaso de leche.
  • 2 dientes de ajo.
  • 2 cucharadas de pan rallado.
  • 2 cucharadas de perejil fresco picado.
  • Sal y pimienta.
  • Harina para rebozar.
  • Aceite para freír.

Salsa:

  • 4 zanahorias.
  • 3 tomates rallados.
  • 1 pimiento verde.
  • 1 cebolla.
  • 1/2 litro de caldo de ave o verduras.
  • 1 chorrito de vino blanco.
  • 1 cucharada de harina.
  • Aceite de oliva.
  • Sal y pimienta.

Preparación de las albóndigas con salsa de zanahoria:

Las albóndigas:

En primer lugar, picamos finamente los dientes de ajo y el perejil hasta alcanzar dos cucharadas. En un recipiente amplio, añadimos todos los ingredientes excepto la harina y el aceite. Mezclamos hasta que queden bien integrados todos lo elementos.

Cogemos porciones de carne, las hacemos bolas y las rebozamos en harina, sacudiendo el exceso. Es recomendable hacer las bolas de albóndiga pequeñas, ya que así serán más fáciles de comer y se harán mejor por dentro.

Calentamos abundante aceite en una sartén y freímos las albóndigas hasta que se doren ligeramente. Cuando las vayamos sacando, las colocaremos en un plato con papel de cocina, para quitarles el exceso de aceite, y las reservamos para más tarde.

La salsa de zanahoria:

Cortamos en dados el pimiento y las zanahorias previamente peladas. Picamos la cebolla y también rallamos los tomates en un bol, con la ayuda de un rallador.

Calentamos a fuego medio en una cacerola, un poco de aceite de oliva nuevo o del que hemos usado para freír las albóndigas. Añadimos la cebolla y sofreímos un poco hasta que se poche. Agregamos la zanahoria y el pimiento y seguimos cocinando hasta que ambos queden al dente. Incorporamos el tomate triturado y sofreímos 5 minutos más.

Añadimos una cucharada de harina y removemos un par de minutos. Seguidamente, agregamos un poco de vino blanco y el caldo. Ponemos pimienta molida al gusto y sal sólo si el caldo no es salado. Dejamos que el contenido de la cacerola hierva hasta que las zanahorias estén tiernas.

Por último, incorporamos las albóndigas reservadas a la cacerola y dejamos hacer todo junto de 5 a 10 minutos. El resultado final son unas albóndigas en salsa muy ricas, que puedes acompañar con unas patatas.

 

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Carnes, Recetas

Nací en Málaga, donde crecí y estudié, pero actualmente vivo en Valencia. Soy diseñadora gráfica de profesión, aunque mi pasión por la cocina fácil y saludable me ha llevado a dedicarme a otras cosas. Una mala alimentación en mi adolescencia, me llevo a interesarme por una cocina más sana. A partir de entonces, empecé a escribir mis recetas en mi blog "El Monstruo de las Recetas", el cual sigue más vivo que nunca. Ahora tengo la oportunidad de seguir compartiendo más recetas interesantes en otros blogs gracias a Actualidad Blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.