Albóndigas con salsa de zanahoria

Se trata de una comida que se suele preparar en cualquier casa española y que nos gusta a casi todos. Las más clásicas se acompañan con salsa de tomate, aunque también podemos encontrarlas con sabores agridulces o especiados. Si eres fan de ellas, sin duda te van a encantar estas albóndigas con salsa de zanahoria.

Cierto es que para este plato, una buena salsa lo cambia todo. El sabor de la zanahoria le va fenomenal a las albóndigas y quedan jugosas y tiernas. Si no te gusta que las salsas tengan tropezones, también se puede triturar, quedando una textura lisa y agradable al paladar.

Ingredientes:

(Para 4 personas).

Albóndigas:

  • 1/2 kilo de carne picada de ternera o mixta.
  • 1 huevo.
  • 1/2 vaso de leche.
  • 2 dientes de ajo.
  • 2 cucharadas de pan rallado.
  • 2 cucharadas de perejil fresco picado.
  • Sal y pimienta.
  • Harina para rebozar.
  • Aceite para freír.

Salsa:

  • 4 zanahorias.
  • 3 tomates rallados.
  • 1 pimiento verde.
  • 1 cebolla.
  • 1/2 litro de caldo de ave o verduras.
  • 1 chorrito de vino blanco.
  • 1 cucharada de harina.
  • Aceite de oliva.
  • Sal y pimienta.

Preparación de las albóndigas con salsa de zanahoria:

Las albóndigas:

En primer lugar, picamos finamente los dientes de ajo y el perejil hasta alcanzar dos cucharadas. En un recipiente amplio, añadimos todos los ingredientes excepto la harina y el aceite. Mezclamos hasta que queden bien integrados todos lo elementos.

Cogemos porciones de carne, las hacemos bolas y las rebozamos en harina, sacudiendo el exceso. Es recomendable hacer las bolas de albóndiga pequeñas, ya que así serán más fáciles de comer y se harán mejor por dentro.

Calentamos abundante aceite en una sartén y freímos las albóndigas hasta que se doren ligeramente. Cuando las vayamos sacando, las colocaremos en un plato con papel de cocina, para quitarles el exceso de aceite, y las reservamos para más tarde.

La salsa de zanahoria:

Cortamos en dados el pimiento y las zanahorias previamente peladas. Picamos la cebolla y también rallamos los tomates en un bol, con la ayuda de un rallador.

Calentamos a fuego medio en una cacerola, un poco de aceite de oliva nuevo o del que hemos usado para freír las albóndigas. Añadimos la cebolla y sofreímos un poco hasta que se poche. Agregamos la zanahoria y el pimiento y seguimos cocinando hasta que ambos queden al dente. Incorporamos el tomate triturado y sofreímos 5 minutos más.

Añadimos una cucharada de harina y removemos un par de minutos. Seguidamente, agregamos un poco de vino blanco y el caldo. Ponemos pimienta molida al gusto y sal sólo si el caldo no es salado. Dejamos que el contenido de la cacerola hierva hasta que las zanahorias estén tiernas.

Por último, incorporamos las albóndigas reservadas a la cacerola y dejamos hacer todo junto de 5 a 10 minutos. El resultado final son unas albóndigas en salsa muy ricas, que puedes acompañar con unas patatas.

 


Categorías

Carnes, Recetas

Eva Cornejo

Nací en Málaga, donde crecí y estudié, pero actualmente vivo en Valencia. Soy diseñadora gráfica de profesión, aunque mi pasión por la cocina... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *