Albahaca contra el desánimo y la fatiga

En estos días de cambio de rutina, de no salir a la calle, es posible que el desánimo nos sorprenda y nos encontremos más bajos de moral, e incluso más fatigados a pesar de no estar haciendo ejercicio físico. Ello se debe principalmente a factores como el estrés, la ansiedad, la apatía o la desgana.

La albahaca y sus propiedades son una solución para estos estados poco favorables que afectan tanto mente como cuerpo.

La albahaca altamente conocida en la cocina por su sabor especial y usada tanto fresca como seca, tiene unas propiedades medicinales muy interesantes. Estas propiedades son bastante efectivas para combatir estados como el de la depresión o la apatía.

Beneficiosa desde la antigüedad

Sus beneficios medicinales son conocidos desde la antigüedad, incluyéndose en algunas leyendas y mitos que, por ejemplo, aseguraban que protegía de los escorpiones. Para algunas culturas como la griega era la representación de la pobreza y la desgracia, para otras como la actual Italia, es símbolo del amor.

Como podéis ver, estamos ante una planta con mucha historia tanto en las leyendas, como en la gastronomía y en la medicina. La albahaca es una planta aromática que procede de los países asiáticos tropicales.

Hay una gran multitud de especies de albahaca, pero lo más interesante es que podemos cultivarla de manera sencilla en todas las casas, ya sea en un jardín o en una maceta.

Se puede reproducir por esqueje, de manera que si sabéis de alguien que tenga una planta, es muy sencillo comenzar a cultivar la vuestra.

¿Para qué sirve la albahaca?

planta de albahaca

La albahaca contiene vitaminas del grupo A, C y K, además de diversos minerales y antioxidantes.

Su composición la hace una aliada a tener en cuenta para tener una buena salud, ya que su consumo nos brinda distintas propiedades, como, por ejemplo:

  • Propiedades antiinflamatorias y antiespasmódicas que ayudan a calmar distintos tipos de dolencias como migrañas, dolores mestruales, artitris, etc.
  • Propiedades digestivas, gracias también a ese efecto antiinflamatorio que ayuda a nuestro aparato digestivo, aliviando gases o indigestiones. Ayuda también a mantener el equilibrio de la flora intestinal y a estimular la evacuación y la micción.
  • Propiedades antibióticas y antibacterianas, ya que fortalece el sistema inmune.
  • Propiedades antioxidantes, debido a las flavonoides y los beta-carotenos que contiene. Ayuda al buen mantenimiento de la piel al combatir los radicales libres.
  • Propiedades anticoagulantes, por su contenido en vitamina K. Esto ayuda a prevenir problemas en el sistema circulatorio.
  • Propiedades sedantes, por lo que es beneficiosa para casos de ansiedad, nervios, estrés o insomnio.
  • Propiedades reguladoras del azúcar, por lo que ayuda a prevenir la diabetes y la resistencia a la insulina.

Otros beneficios

Además de todo lo anterior, ayuda a calmar la tos, las irritaciones de garganta, contribuye a movilizar las flemas, disminuye cálculos renales, promueve la lactancia, reduce la fiebre, elimina el mal olor de boca y es una gran aliada para repeler insectos en verano, como los mosquitos.

La albahaca es un estimulante de la naturaleza

La albahaca y su poder estimulante actúa a muchos niveles en el organismo y nos ayuda a aumentar la energía y la vitalidad para afrontar situaciones importantes y combatir estados de estrés, fatiga o depresivos.

A nivel mental y emocional, la albahaca ayuda a levantar el ánimo, reduciendo la tristeza y todos los sentimientos relacionados con los estados depresivos.

A nivel físico, incrementa la energía del cuerpo y la vitalidad, por lo que además de para momentos de estrés es bueno su consumo en etapas de recuperación de algún trastorno físico.

Por último, también es un estimulante sexual, ya que actúa a modo de afrodisíaco tanto en hombres como en mujeres. Esta propiedad es conocida desde la antigüedad para subir la libido.

¿Cómo consumimos la albahaca?

Té de albahaca

La albahaca es muy versátil y puede ser introducida en nuestra dieta diaria de múltiples maneras, desde preparar una salsa al pesto como utilizar sus hojas encima de una pizza casera. Por lo tanto es fácil incorporarla como un complemento nutritivo que ayuda a nuestro bienestar diario. Sin embargo os sugerimos estas otras formas:

Té de albahaca. Es una forma muy sencilla y cómoda de tomar albahaca todos los días y saber que su aporte va a ser el indicado. Solo debemos tener en cuenta que el agua no debe llegar a hervir con la albahaca dentro y que no debe reposar más de 10 minutos. La ventaja es que el te de albahaca puede prepararse tanto con hojas frescas como secas y es muy rápido de hacer para tenerlo a mano siempre que sea necesario.

Os recomendamos leer más detenidamente: Los beneficios del té de albahaca

Añadir albahaca a algunos alimentos líquidos como por ejemplo: limonada, batidos verdes o gazpachos. Es una forma también muy sencilla y rápida de obtener los beneficios de esta planta a diario y aporta un sabor especial a estos alimentos.

Masticar hojas de albahaca dos veces al día.

Consumir el aceite esencial de albahaca, asegurándonos que es para consumo oral y atendiendo a las indicaciones del producto.

Otros usos

Otros usos del aceite son su aplicación cutánea, la aromaterapia y también su uso en el hogar diluyendo el aceite en agua y poniendo la mezcla en un recipiente con difusor.

También tiene uso cutáneo su aplicación en forma de hojas frescas machacadas para aliviar picaduras, heridas o cualquier problema de la piel. 

Tomando una dosis diaria de albahaca, bien sea en té, pesto, batido o cualquier otra de las formas anteriores ayudaremos a nuestro organismo para:

  • Tener buena salud en el sistema respiratorio
  • Cuidar nuestros riñones
  • Disminuir los estados emocionales relacionados con el estrés, la ansiedad o la depresión.
  • Ayudar a los procesos digestivos
  • Evitar infecciones en la salud bucal
  • Aliviar ciertos dolores físicos como las cefaleas
  • Contribuir al mantenimiento saludable de la dermis

Como hemos visto, las propiedades de esta planta son muy altas, es muy sencillo cultivarla en casa y además su consumo es muy sencillo. Sin embargo, recomendamos su consumo responsable y acudir a un especialista en casos dolores crónicos, de estados depresivos persistentes, ya que la albahaca puede ser un gran aliado pero no debe ser sustituido por los medicamentos.

También es importante cuidar nuestra salud lo mejor posible, creando buenos hábitos, ya que no se consigue nada si tomamos un remedio pero seguimos haciendo aquello que nos perjudica.

 


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.