Ahorrar para la universidad de tus hijos, ¿error o acierto?

Hay padres que piensan que desde que nacen sus hijos tendrán que hacerles una cuenta en el banco e ir ahorrando para cuando sus hijos vayan a la universidad, pero eso supone ahorrar cada mes o siempre que se pueda hasta que acabe los estudios y quiera comenzar estudios universitarios o similares. Pero claro, si tus hijos son bebés ahora, ¿no es demasiado pensar en cuando quieran estudiar una carrera? ¿No está demasiado lejos para pensarlo ahora?

En realidad el tiempo pasa volando y antes de que te des cuenta tus hijos ya tendrán 18 años. Hay padres que no piensan en eso y simplemente si sus hijos quieren estudiar, tendrán que costearse sus estudios con becas o trabajando al mismo tiempo, pero otros, en cambio, prefieren tener un dinero ahorrado para cuando llegue el momento.

Si quieres ahorrar para que tus hijos tengan algo de fondos cuando quieran estudiar, entonces puedes pensar algunos consejos aunque queden 18 años hasta que llegue el momento. Hacerlo no es acierto o error, dependerá de si puedes y/o quieres hacerlo.

Ahorra para la universidad de tus hijos

Puedes comenzar a ahorrar para la universidad de tus hijos cuando estás en un lugar sólido financieramente, esto significa que no tienes deudas y que además tienes ahorros suficientes para poder hacer frente a imprevistos. Si esto no es así, entonces es mejor que ahora mismo no empieces a ahorrar para tus hijos hasta que cumplas estos requisitos.

Abrir una cuenta bancaria

Puede ser buena idea abrir una cuenta de ahorros porque así no solo ahorrarás tú, si no que si otros familiares quieren regalar dinero a tus hijos, puedes meterlo directamente en la cuenta. Será un ahorro casi sin que te des cuenta de que lo estás haciendo porque serán otros quienes también puedan meter dinero en esa cuenta por el buen futuro de tus hijos.

Otras cosas que debes tener en cuenta

La clave del ahorro es comprender tus ingresos y conocer tus gastos. Una vez que tengas conocimiento sobre esas dos áreas, entonces puedes comenzar a hacer ajustes y recortes según sea necesario. Dos grandes áreas en las que la gente tiende a gastar demasiado son en alimentación y en salir a comer afuera. Por lo tanto, es necesario que establezcas una cantidad de gastos muy claros para cada una de estas dos áreas y que solo utilicéis en efectivo. Esto te ayudará a controlar el dinero y a gastar dinero para ahorrar para la universidad.

Hay otras opciones que tus hijos pueden utilizar en su futuro para ayudar a pagar la universidad, como becas, subvenciones, conseguir un trabajo mientras estudian su carrera, etc.

No te olvides de tu propia jubilación. Es mejor que ahorres para tu jubilación y que no seas una carga para tus hijos en el futuro, por eso es mejor que primero inviertas en tu jubilación y en caso que puedas, entonces en la universidad de tus hijos, pero no al revés. Tus hijos serán jóvenes y podrán costearse la universidad trabajando paralelamente.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Consejos mamás, Madres

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.