Afrontar cada día de una forma positiva

Ser positiva

Todos conocemos a ese tipo de personas que parecen ser siempre positivas y ver el vaso medio lleno. En ocasiones escuchamos a alguien decir que qué suerte tiene de ser siempre tan alegre y positivo, sin darnos cuenta de que el ser positivo y ser feliz también es cuestión de actitud y de poner empeño en ver el lado bueno de las cosas.

Afrontar cada día de una forma positiva es posible. En crisis como la que estamos viviendo vemos varias formas de afrontarlo. Hay quien se decide a vivir cada día y a aprovechar el tiempo y hay quien decide quejarse y ver el lado malo. Todo es siempre cuestión de elección.

Aliméntate bien

Buena alimentación

No podemos ser positivos y disfrutar en el día a día si no nos encontramos bien. Y para ello es necesario alimentarnos como es debido. Una buena alimentación nos ayudará a mejorar nuestro estado de ánimo y también a tener mucha más energía cada día. Es importante realizar varias comidas ligeras al día y que los alimentos que tomemos tengan valor nutritivo. Todo esto nos ayudará a tener un bienestar corporal que nos ayudará a sentirnos mejor.

Realiza ejercicio

Una vida sedentaria en la que no realizamos ningún ejercicio conlleva muchas cosas. Nuestro cuerpo acaba teniendo sensación de malestar, nuestra salud empeora y solemos estar de peor humor. Con el ejercicio logramos alejar el estrés, generar endorfinas y sentirnos más positivos y alegres. También mejora la autoestima y nos hace sentirnos más activos. Así que aunque te cueste al principio te garantizamos que valdrá la pena.

Disfruta de las pequeñas cosas

Ser positiva

Sabemos que la rutina del día a día no siempre es divertida o interesante. Pero cada día tenemos pequeñas cosas que nos hacen felices. Desde salir a dar un paseo con tu mascota por tu parque favorito a relajarte con unos movimientos de yoga, hablar con algún amigo por las redes o ver un capítulo de tu serie favorita. Pequeños detalles que ponen el toque positivo y alegre a cada paso que damos. Debemos aprender a disfrutar también de esas pequeñas cosas.

Aléjate de lo que te hace daño

En la vida hay situaciones, cosas y personas que no nos hacen bien pero que mantenemos en espera de que la cosa mejore o porque nos hemos acostumbrado a ellos y no nos hemos planteado otro tipo de vida. Pero esto nos perjudica totalmente. Hay personas que nos hacen daño y nos alejan de la felicidad y también situaciones como trabajos o compromisos. Es importante aprender a alejarse de todo eso que no nos aporta ya nada y que solo nos trae sentimientos malos. Al principio es difícil, pero con el tiempo nos daremos cuenta de que no echaremos de menos esas cosas que nos hacían daño.

Ilusiónate

Con un jersey nuevo, con un viaje que vayas a planear, con un curso nuevo o con la idea de aprender a tocar la guitarra. Lo importante es que tengamos ilusión por algo, por levantarnos cada día y disfrutar de todas esas pequeñas cosas que hacen que todo sea más bonito. Aunque no tengamos grandes planes o una vida perfecta, seguro que tenemos muchas cosas por las cuales ilusionarnos y eso es lo que nos va a hacer más fuertes y más felices.

Quiérete y perdónate

Felicidad

A veces somos muy duros con nosotros mismos si nos hemos equivocado con algo o si sentimos que hemos fallado. Tenemos tendencia a hablarnos peor de lo que lo haríamos con cualquier otra persona. Pero esto debe terminar. Hay que aprender a quererse y respetarse. Es muy importante que sepamos perdonarnos y que aprendamos de nuestro errores para seguir adelante. Si los hemos cometido es porque nos hemos atrevido y eso está bien. No hay que arrepentirse de intentar hacer cosas.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.