Adoptar un perro

Adoptar un perroEstos perros son animales que esperan una segunda oportunidad después de haber sido injusta y cruelmente abandonados. Son muy especiales, buscan cariño y se entregan más aún a su nuevo dueño que un perro que no haya superado esta dura prueba. Puede que alguno haya sido maltratado y requiera una mano más paciente para superar sus miedos. Estos tipos de perros y sin importar la edad, suelen adaptarse sin dificultad a su nuevo y definitivo hogar, todo dependerá del cariño que tu estes dispuesto a darle.

Convertirse en dueño de un perro no es una responsabilidad que deba tomarse a la ligera, ya que habrá grandes compensaciones pero también puede haber algunas dificultades. Aun así, no hay duda alguna respecto a que el disfrute y la compañía de los perros supera con creces cualquier desventaja, una vez asumido el compromiso que implica su posesión.

Los animales de compañía cubren importantes necesidades en las personas. Para el niño, un perro es una nueva responsabilidad que le crea una sensación de importancia y eleva su autoestima influyendo favorablemente en su desarrollo físico y psíquico. Para las personas de la tercera edad es un vínculo muy importante, ya que contribuye a satisfacer sus necesidades afectivas. Está comprobado por especialistas en psiquiatría que un animal de compañía puede proporcionar el cariño que a muchas personas hoy en día les es tan difícil conseguir.

Cachorro o Adulto
Los cachorros son adorables pero requieren mucho tiempo y esfuerzo. Algunas veces darles de comer, el ruido por las noches y los problemas que conlleva la educación en casa rompen la tranquilidad mucho más que un bebé. Sin embargo,
no hay nada más satisfactorio que ver el crecimiento y desarrollo de un frágil cachorrito en un adulto fuerte y saludable.

Un perro ya adulto es una opción más fácil y también necesitan un hogar y mucho cariño. Los adultos suelen habitúarse rápidamente a su nueva familia y, muchas veces, ya tienen cierta educación.

Pedigree o Cruce
Las razas puras son bonitas y, por supuesto, cuando se adquiere un cachorro con pedigree se sabe cuánto crecerá y cómo será físicamente. Sin embargo, son más propensos a sufrir defectos congénitos y tienen la reputación de ser menos resistentes a enfermedades que los mestizos.

Los mestizos, salvo excepciones, disfrutan de mejor salud y temperamento. Genéticamente a esta característica se le denomina “vigor híbrido”. Además hay ejemplares realmente originales e irrepetibles. El inconveniente de los cruces es que no sabrás con seguridad cómo resultarán físicamente si los adoptas de cachorros.ANAA


Categorías

Mascotas

Mujeres con Estilo

Mujeresconestilo era una web sobre belleza, moda, salud y otros consejos para la mujer. Actualmente está integrada dentro de Bezzia.com para... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *