Aceptando la diversidad desde niños

Los niños tienden a darse cuenta de inmediato cuando alguien se ve diferente a lo que están acostumbrados, ya sea por el tono de su piel, el tipo de cuerpo o el estilo de vestir, y es probable que digan algo al respecto. Aunque estos momentos pueden ser embarazosos para los padres, enseñarle a tu hijo a apreciar la diversidad significa abordar sus comentarios en lugar de silenciarlos de inmediato.

Es importante reconocer que no todos somos iguales, y eso no es algo malo. Piensa en la curiosidad de tu hijo como una oportunidad para enseñarle a respetar las diferencias entre las personas y hacia la diversidad.

Aceptar la diversidad

Por supuesto, para criar a los niños que acepten la diversidad, tendrás que darles acceso a una variedad de culturas y tradiciones diferentes. Puedes comenzar asegurándote de que los personajes en los espectáculos y libros de tus hijos tengan una amplia gama de fondos… Pero no hay sustituto para las experiencias de primera mano en la vida real, así que lleva a tus hijos a explorar nuevos vecindarios, a que prueben una nueva cocina o experimente un evento cultural importante para un grupo étnico diferente.

Cuando te encuentres con gente nueva, asegúrate de hablar no solo las cosas que son diferentes, sino también las cosas que son iguales. Al tomar un enfoque respetuoso y aprender a establecer una conexión con las personas con las que se encuentran, los niños se mostrarán receptivos a nuevas y emocionantes experiencias y eventualmente llegarán a ver el mundo como un lugar lleno de posibilidades de descubrimiento. Esa es una recompensa bastante poderosa que le acompañará toda la vida.

La diversidad cultural no debería ser algo que nos separase como humanidad, más bien debería juntarnos como personas puesto que en realidad, todos somos iguales. Somos personas que habitamos el mundo y todos queremos los mismos objetivos de vida. Las personas somos personas independientemente del tono de la piel o las creencias culturales. Solo criando a los niños con esto en mente, crecerán aceptando la diversidad y sabiendo, que ellos forman parte de un mundo mejor.

Respetando las cosas

Además, para poder enseñar diversidad a los niños no puede faltar el respeto por las cosas propias y ajenas. De esta manera podrán desarrollar un sentido de gratitud y consideración. Así es cómo se puede conseguir:

  • Explica el valor de las cosas y las personas. Ayuda a los niños a entender lo que da algo a su valor. Entonces, si tu hijo coge la flor de un vecino sin preguntar, no lo regañe; menciona todo el tiempo que pasa cuidando su jardín para que todos puedan disfrutarlo.
  • Piensa que menos es más. Los niños no necesitan un montón de cosas, y cuantos más juguetes obtengan, menos apreciarán cada artículo. Ofrézcales menos juguetes y trate de elegir los que puedan usar de diversas maneras creativas. Habla de los niños que tienen menos oportunidades.
  • Explica las cosas. Antes de dejar un objeto preciado a tu hijo deberás explicarle que debe tratarlo bien porque no es suyo, dile algunas reglas: ‘Si quieres usar la caja de música de mamá, debes estar dispuesto a permanecer sentado, asegurarte de no romperlo y deja que mamá gire la llave para que se abra’.


Categorías

Educar hijos, Madres

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.