Aceites esenciales puros

 

Los aceites esenciales puros son muy beneficiosos para nuestro organismo. Seguramente te hayas cuestionado cómo se producen, cuántos tipos existen, cuáles son sus mejores propiedades y beneficios.

A continuación, analizaremos cuáles son los mejores aceites puros que podemos encontrar en el mercado, unos productos naturales aromáticos. 

Los aceites esenciales puros son muy aromáticos. Se obtienen mediante procesos químicos y podemos encontrar de dos tipos, los que son puros y los sintéticos. A continuación veremos las diferencias entre uno y otros.

Tipos de aceites esenciales

Los aceites esenciales son el resultado de la combinación de extractos de plantas de forma muy concentrada.

Procedencia vegetal

Los aceites de plantas son los aceites esenciales puros que se obtienen de las plantas a través de una serie de productos químicos. Suelen utilizarse flores, hojas, raíces, semillas, cortezas de árbol o frutos de árboles.

Se caracterizan cada uno por la planta, flor o corteza de árbol del que haya sido extraído. Un aceite esencial de naranja, tendrá un fuerte olor de naranja. Si utilizas las hojas del pino y su corteza, nos recordará al campo y podremos viajar a través del olfato.

Los elementos que se utilizan son 100% naturales, podemos encontrar fenoles, terpenos o clorofila en el caso de las plantas de color verde.

Los usos y los beneficios de cada aceite esencial lo determinan el ingrediente principal de cada uno. Por esta razón, cada uno tiene sus propias características tan saludables. Ideal combinar varios para poder cubrir todas las necesidades de tu organismo.

Podemos encontrar hasta 150 tipos de aceites puros, muchos se pueden hacer de productos comunes y muy conocidos como el perejil, el jazmín o el limón. La fabricación de los aceites debe ser lo más natural y puro que podamos conseguir.

Estos tipos de aceites esenciales carecen de grasas y eso hace que no se corrompan fácilmente. Hay que tener cuidado siempre con destaparlos de sus frascos durante mucho tiempo ya que se evaporan con mucha facilidad. Se oxidan si están al aire libre y son de poca densidad.

No se pueden disolver en el agua por esta razón se utilizan en su mayor parte del tiempo con alcohol, grasa de aceites vegetales y ceras.

Para qué sirven los aceites esenciales puros

Estos aceites esenciales se utilizan para diferentes usos, los más comunes son para la cosmética, perfumería o uso personal. Lo detallamos a continuación:

  •  Uso en perfumería. Nos referimos a que las esencias están dentro del perfume, su composición está formada por estos aceites esenciales que le otorgan aromas deliciosos que se unen con los olores naturales de la piel.
  • Uso en alimentación. Se utilizan como conservadores naturales de alimentos. En los productos cárnicos se aplican por sus propiedades insecticidas y acaricidas que poseen algunos aceites, así se evitan que no proliferen plagas de una manera ecológica y muy eficaz, evitando el uso de productos químicos.
  • Tratamientos y terapias alternativas. Se pueden realizar masajes con aceites esenciales puros o sesiones de aromaterapia para relajar el cuerpo y la mente.

Beneficios aceites esenciales puros

Cada uno de los aceites esenciales tiene una característica única, una identidad, un olor y unas propiedades que hacen que sea un producto muy beneficioso. Veremos cuáles son las propiedades de algunos de ellos.

  • El aceite de neroli y jazmín son ideales para mejorar el estado anímico. Tratan la depresión y calmar las emociones.
  • La lavanda se utiliza para mejorar las quemaduras y heridas.
  • La mejorana evita la ansiedad nerviosa.
  • La menta aumenta la capacidad de concentración.
  • La mayoría son bactericidas, tienen propiedades antisépticas e antiinflamatorias. Por esta razón se utilizan para combatir los resfriados comunes y la gripe.

Se debe tener en cuenta

Como con todos los productos o alimentos se deben tener en cuenta ciertas consideraciones para no poner en peligro nuestra salud.

  • Debemos tener en cuenta que la mayoría de los aceites esenciales puros no se pueden aplicar en estado puro ya que si entran en contacto con la piel pueden causar quemaduras. Se deben aplicar mezclado con otros aceites vegetales suaves como de oliva, girasol, almendras o coco.
  • No se pueden consumir a no ser que se especifique en el envase.
  • Hay que tener cuidado de que no entren en contacto con los ojos ya que es muy irritante, si ocurriera hay que lavar con abundante agua.
  • Es mejor que niños y embarazadas no utilicen aceites esenciales puros, es aconsejable que consulten con su médico de cabecera para prevenir ciertos problemas de salud.
  • Se deben guardar en lugares frescos, secos y alejados de la luz del sol ya que podría hacer que se evaporasen las propiedades.

Estos aceites esenciales puros se pueden conseguir en herbolarios y tiendas especializadas en productos naturales. No dudes de consultar con el especialista cualquier duda que te pudiera surgir.

Es importante leer siempre el modo de uso de los aceites y verificar que no están caducados.


Categorías

Bienestar, Salud

Pau Heidemeyer

Soy Paula, aunque no me importa que acorten mi nombre en Pau. Estudié comunicación audiovisual y estoy empezando a trazar un camino hacia un futuro... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *