Aceite de jazmín

Los aceites esenciales nos brindan grandes beneficios para nuestro organismo, cada uno tiene su propia particularidad. En este caso, queremos contaros las grandes propiedades que tiene el jazmín y cómo su aceite esencial puede ayudarnos a mantenernos más saludables.

El jazmín es muy usado dentro de la aromaterapia, su olor nos embriaga, dulzón y muy perfumado. Es de los más populares que encontramos en el mercado.

Podemos encontrar hasta 20 tipos de jazmines diferentes en la naturaleza. Se considera una planta masculina en China, es un arbusto que trepa por las paredes, aparece en climas tropicales y templados, necesita humedad ambiental para desarrollarse.

Sus flores son blancas o de color marrón claro, su floración se encuentra entre enero y marzo, sirven para elaborar las biznagas, unas composiciones de jazmines muy típicas de la Costa del Sol y la zona de Málaga.

Este aceite se obtiene a través de una extracción directa de la flor del jazmín. Los componentes que destacan son el Limonene, Linalool, Isophytol y el Phytol. 

Propiedades medicinales del aceite esencial de jazmín

De esta flor se extrae el aceite y se utiliza sobre todo para tratamientos de aromaterapia. Su uso se enfoca sobre todo para la belleza y la armonía emocional. Este tipo de aceites ayudan a varias afecciones, estimulan el hipotálamo del cerebro a través del olfato.

Este aceite de jazmín destaca sobre todo por sus propiedades medicinales: 

  • Bactericida.
  • Antiséptico.
  • Analgésico.
  • Estimulante.
  • Afrodisíaco.
  • Antiinflamatorio.
  • Antidepresivo.
  • Relajante.

Es muy útil para mejorar nuestro estado anímico, porque se utiliza como antidepresivo natural. Nos ayuda a relajarnos, es liberador de estrés y de emociones contenidas, ayuda a calmar la ansiedad haciendo que sea un producto ideal para darnos una buena sensación de paz y bienestar.

En cuanto al mundo de la cosmética o la belleza, tiene efectos astringentes cuando se combina con cremas, aceites o sérum.

Se puede utilizar para realizar masajes, los olores que emanan ayudan a la concentración, meditación y la apertura de la mente. Además, nuestros músculos se verán relajados, puede llegar a aliviar dolores y los espasmos musculares. 

Cómo utilizamos el aceite esencial de jazmín

Como hemos ido adelantando el aceite esencial de jazmín se puede utilizar de varias maneras.

  • Realizar baños aromáticos. 
  • Se puede inhalar. Podemos empapar un pañuelo con gotas para poder disfrutar de su aroma.
  • Se utiliza para quemarlo como incienso. 
  • Se añade a cremas, exfoliantes, jabones y aceites para la piel.
  • No se recomienda a las mujeres embarazadas. 

Beneficios del aceite de jazmín

Los beneficios que nos aporta son maravillosos.

  • Ayuda a las mujeres con síntomas menopáusicos, desde los sofocos hasta los posibles dolores.
  • De igual modo evita que suframos dolores menstruales. 
  • Nos ayuda a conciliar mejor el sueño y evitar así el insomnio. 
  • Evita los calambres en las piernas y los dolores en las articulaciones. 
  • Mejora nuestro estado de alerta.
  • En China se ha utilizado para desintoxicar el organismo.
  • Alivia los problemas respiratorios y hepáticos. 
  • Evita la inflamación. 
  • Mejora el estado de las zonas de la piel irritadas o las que padecen pequeñas grietas.
  • Aporta elasticidad a la piel.
  • Corrige las estrías y la cicatrización de las heridas.
  • Se recomienda tanto para pieles grasas y mixtas. 

Dónde comprar aceite esencial de jazmín

Es imprescindible ver bien el envase del producto que vamos a adquirir. Tenemos que verificar que compramos aceite esencial de jazmín puro y natural. 

Se puede conseguir en tiendas especiales como herbolarios o tiendas de cosmética. Los frascos son pequeños ya que el aceite esencial se debe usar con cuentagotas.

Lo más común es encontrar este aceite de jazmín que proviene de la India, es el máximo exportador. No dudes en hacerte con tu frasco ya que podrás beneficiarte de todo lo comentado anteriormente. Además, aumentará tu vitalidad, tu energía y no estarás nada fatigada.

Su precio puede oscilar desde los 8 hasta los 12 euros aproximadamente. Si lo prefieres puedes optar por conseguir tu muestra a través de una página web.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *