Aceite de cúrcuma casero para combatir el dolor

Si quieres cuidar de tu organismo y aprender un nuevo remedio casero sencillo de preparar y muy beneficioso, no dudes en seguir leyendo estas líneas.
Hoy queremos hablarte de cómo la raíz de cúrcuma es una opción perfecta para combatir el dolor, este remedio casero se utiliza como tratamiento analgésico y antiinflamatorio.

Si sientes dolor, en vez de recurrir a antiinflamatorios químicos te proponemos realizar esta receta de raíz de cúrcuma con pimienta negra y aceite de oliva, ya que la combinación de estos ingredientes te ayudará a aliviar el dolor.

Este tratamiento es muy natural a la par que sencillo de realizar, tan sólo necesitamos tres ingredientes y cierto tiempo para que se cree la magia.

Cúrcuma en la belleza

Muchas personas sienten dolor de forma frecuente y muchos de ellos, recurren al antiinflamatorios como el ibuprofeno para paliar ese sufrimiento momentáneo, sin embargo, si se toman con frecuencia a la larga podría ocasionar efectos secundarios nada deseados, por esta razón, si el dolor no es mayúsculo, es preferible encontrar un tratamiento natural para aliviar esas dolencias sin poner en peligro la salud.

Por esta razón, y por muchas otras, estos tres ingredientes te ayudarán a cuidar de tu organismo de manera sencilla y muy eficaz. Aunque como siempre decimos, si sufres de alguna enfermedad grave y sigues algún tratamiento médico, no dejes nunca tu propio tratamiento por estos remedios caseros y naturales, siempre consulta con tu médico de cabecera cuáles son tus opciones y si puedes realizar estos tratamientos caseros sin poner en peligro tu salud.

Son analgésicos naturales

Como hemos avanzado, estos tres ingredientes se caracterizan por ser tres productos beneficios para el organismo, nos ayudan a evitar el dolor y aliviar las dolencias y las inflamaciones. En algunas ocasiones, los antiinflamatorios y los analgésicos convencionales, es decir, los medicamentos, pueden provocarnos efectos secundarios nada deseables, como cierta somnolencia, pueden llegar a afectar al hígado si se abusan de ellos, nos pueden provocar un riesgo cardiovascular u ocasionar daños congénitos en mujeres embarazadas.

Por esta razón, nosotros siempre optamos siempre que sea posible, por tratamientos naturales que nos permitan cuidar nuestro organismo.

Aceite de oliva

Descubre estos ingredientes analgésicos

A continuación, os contamos con detalle por qué hemos elegido estos tres ingredientes para llevar a cabo este tratamiento y remedio natural analgésico.

Cúrcuma

Quizá hace unos años no se tenía esta especia tan en cuenta, sin embargo, con el avance del tiempo, la globalización e Internet, podemos llegar a grandes fuentes de información que nos permiten conocer todas las bondades de los alimentos. En este caso, la cúrcuma, es una especia exótica y más conocida por su alta condición de colorante natural. Sin embargo, esta raíz tiene unas grandes propiedades naturales que repercuten directamente en nuestra salud. Por ejemplo, se le atribuye efectos que eliminan el dolor y reducen la inflamación.

Es la curcumina el componente que más caracteriza a la cúrcuma, y es ella la que le otorga esa virtud curativa. Además, ofrece otras virtudes como ser antioxidante, anticancerígena, antivírica, antibacteriana, antifúngica y además, mejora la función del hígado.

Nutricionalmente destacamos de la cúrcuma que es una importante fuente de minerales, como hierro y manganeso. Además de ser una buena fuente de vitamina B6, fibra y potasio.

Pimienta negra

Por otro lado, encontramos la pimienta negra que posee un gran poder analgésico, aunque es más suave que la cúrcuma. En cambio, si las juntamos, permiten complementar y multiplicar sus propiedades y beneficios. Esto se debe a la alta capacidad que tiene la pimienta negra de potenciar los efectos de otros nutrientes, como es el caso de la curcumina.

Además, la pimienta está compuesta por piperina, una sustancia que activa los receptores del organismo que contrarrestan el dolor. Por último, destacamos de la pimienta las siguientes propiedades que la convierten en única: mejora la digestión y previene la aparición de úlceras estomacales, ayuda a acelerar el metabolismo y favorece la pérdida de peso, alivia las flatulencias, previene el envejecimiento celular y elimina la mucosidad.

Nutricionalmente destacamos que contiene minerales como el hierro, el calcio, el potasio, el zinc, el manganeso y el magnesio. Por otro lado, es rica en vitamina A y C, y contiene vitaminas del grupo B. Por último, contiene aceites esenciales, entre los que encontramos la piperina, que es precisamente la que otorga ese característico sabor picante a algunas pimientas.

Aceite de oliva

El aceite que nosotros necesitamos para este remedio natural es aquel de la máxima calidad, es decir, el aceite de oliva que se extrae de la primera presión en frío y que contiene oleocantal. La sustancia del aceite de oliva, actúa en muchas ocasiones como un componente que inhibe la actividad de las enzimas relacionadas con la inflamación.

Remedio natural de aceite de cúrcuma y pimienta negra

Si quieres conocer un remedio que te ayude a calmar el dolor, no dejes de leer estas líneas ya que te contaremos de manera sencilla esta receta que a parte de ser muy saludable y que permite cuidar de nuestro organismo, es un aceite delicioso para añadir a nuestras tostadas de por la mañana.

Ingredientes

  • 100 gramos de cúrcuma en polvo
  • 50 gramos de pimienta negra en polvo
  • 50 gramos de aceite de oliva.

Cuanto mejor sean los ingredientes, mejor será el resultado.

Preparación

Es muy importante mezclar estos ingredientes de forma eficiente y una vez mezclados, puedes conservarlos en un frasco de cristal oscuro con cierre hermético. Lo ideal es guardarlo en la nevera para que el aceite no llegue a oxidarse en ningún momento. Aunque recordamos que estas especias ayudan y actúan como conservantes naturales.

¿Cuál es la mejor forma de tomar este de aceite de cúrcuma y pimienta negra?

Una vez vistas las propiedades de cada ingrediente, y una vez vista cómo se hace este remedio casero, te contamos cómo puedes beneficiarte de este remedio casero.

  • Si padeces algún dolor de manera puntual puedes tomar una cucharada de este preparado como remedio preventivo, lo ideal sería tomarlo media hora antes del desayuno.
  • Por otro lado, si tienes un momento de crisis de dolor, un dolor agudo puedes tomar dos cucharadas, una en ayuna por la mañana y otra antes de acostarte.
  • Por último, también puedes tomar este remedio de manera tópica, además, de tomarlo de manera oral. En este caso podrás aplicarte en la zona afectada este remedio y dejar que actúe y darte un leve masaje para que penetre el aceite en la piel. Puedes repetir este pequeño masaje unas tres veces al día.
  • Si te gusta el sabor, no dudes en tomarlo en tu desayuno con unas tostadas.

Ten en cuenta que la cúrcuma tiñe mucho, por esta razón, se utiliza como tinte natural, por lo que cuida tus tejidos y a la hora de utilizarlo evita que toque tu ropa o quedará marcada.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.