Acabar con los brillos de tu piel

Pieles grasas rutina

Una de las pieles más difíciles de tratar son sin duda las pieles grasas. La aparición de brillo debido a la cantidad de sebo, los poros muy abiertos y dilatados y en algunos casos la aparición de acné esporádico o continuado, son sin duda las cuestiones más difíciles de equilibrar en las pieles grasas. Hoy hemos querido ofrecerte un artículo que te ayude a acabar con los brillos de tu piel. Te vamos a dar una serie de recomendaciones para que sigas a diario y te vamos a indicar el nombre de algunos productos que te vendrán muy bien para eliminar brillos, impurezas y equilibrar la grasa de tu piel.

¡Empecemos!

¿Tienes la piel grasa?

¿Estás segura de que tienes la piel grasa? Si estás dudando, sigue leyendo:

  • Por la mañana cuando te levantas parece que has metido la cara en una sartén con aceite. Tienes brillo y grasa sobre todo en la zona T del rostro (frente, nariz y barbilla).
  • Estás casi recién maquillada (sólo han pasado una o dos horas) y ya tienes que pasarte unos polvos matificantes porque empiezas a brillar.
  • Tus poros están dilatados y te aparecen granos esporádicos o con mayor frecuencia.

Si cumples estos tres puntos, puedes tener una piel grasa o mixta. Y ahora bien: ¿cómo la distinguimos? Os diremos que las pieles mixtas se caracterizan sobre todo por tener tanto zonas grasas como zonas secas. En las pieles grasas no ocurre esto, ya que toda la cara en general tiene la piel grasa. Si sólo tienes grasa la zona T del rostro y luego las mejillas presentan un aspecto deshidratado o seco, es muy probable que tu piel sea mixta.

El problema más frecuente de las pieles grasas es la flacidez, todo lo contrario de las pieles secas que lo que sufren es de tirantez.

Polvos translúcidos

Polvos translúcidos

 

Rutina diaria para pieles grasas

Te vamos a resumir paso a paso como cuidar tu piel grasa a diario, tanto por la mañana como por la noche:

  1. Limpieza facial. Una buena limpieza aportará a nuestra piel luminosidad y lo más importante en las pieles grasas, la dejará limpia y sin brillos. Para este tipo de pieles es esencial buscar un limpiador con algo de exfoliación para limpieza diaria. Estos productos contienen micropartículas que lo que hacen es exfoliar nuestra piel de forma suave y delicada. Las pieles grasas, por lo general, suelen tener bastantes puntos negros y algo más de rugosidad, por lo que tener un limpiador que a la vez exfolia a diario es importantísimo. Otro punto importante que nos sirve tanto para este paso como para los siguientes, es hacerse con productos no comedogénicos. Este tipo de cosméticos no taponan nuestros poros y los dejan respirar, lo cuál viene genial para evitar el acné y los granos. El producto que dediquemos a este paso lo debemos aplicar masajeando el rostro en círculos y haciendo mayor hincapié en aquellas zonas rugosas. Al finalizar la limpieza deberemos notar la piel fresca y tersa.
  2. Usa un buen tónico. El tónico ayudará a calmar aquellas zonas más sensibles de la piel que han quedado algo “dañadas” después de la limpieza y a cerrar o minimizar levemente los poros abiertos. El tónico se aplicará con la ayuda de un disco desmaquillante a pequeños toques. Es recomendable retirar el exceso pasados unos minutos con un disco limpio.
  3. Usa un contorno de ojos si tienes 25 años o más. El contorno de ojos se aplicará en el hueso inferior del ojo, en mínimas cantidades y se extenderá a pequeños toques, subiendo hasta el hueso superior pero sin tocar el párpado.
  4. Hidrata y regula el exceso de grasa. Mucha gente tiende a confundir una cara grasa con una cara hidratada, y por tanto obvia este último paso. Nosotros os aconsejamos que utilicéis una buena crema hidratante aunque tengáis la piel grasa. Hay geles hidratantes y reguladores que no son nada pesados y que tienen una textura muy ligera y confortable para este tipo de pieles. Deberemos de buscar una hidratante ligera, oil-free para no aportar más grasa, no comedogénica como dijimos anteriormente y que nos deje una sensación de frescura y comodidad después de usarla. Búscala que sea equilibradora o reguladora de la grasa.

Semanalmente, aparte de esta rutina facial diaria que os hemos facilitado, debéis aplicar un exfoliante de grano medio para eliminar impurezas y una mascarilla purificante o astringente si aún necesitáis más limpieza y control sobre la grasa. Si por el contrario, la grasa se va controlando bien a diario y ya no exceso de brillos, podéis optar por una mascarilla hidratante, iluminadora, antiarrugas o antimanchas, dependiendo del problema secundario que tenga vuestra piel.

piel grasa acné

Productos para pieles grasas

  • “Pure Active” de Garnier: Es un gel exfoliante diario con ácido salicílico. Elimina los puntos negros, es anti-granos y anti-marcas. Su precio ronda los 6 euros dependiendo del sitio de compra y contiene 150 ml.
  • “Soft Cleansing Gel My Skin” de Essence: Sus ingredientes de pepino y lima ayudan a limpiar la piel dejándola fresca y revitalizada. Es un gel verde transparente que al contacto con el agua hace espuma. Contiene 150 ml. y cuesta unos 2,50 euros.
  • “Pore penetrating Clay Mask Clearskin” de Avon: Es una mascarilla de arcilla que contiene ácido salicílico al 0.5%. Alisa los poros, los limpia en profundidad y deja la piel mucho más clara y luminosa. Contiene 75 ml. y su precio ronda los 6 euros.
  • “Locion matificante Visible Difference Oil-Free Lotion”, de Elizabeth Arden (38 euros). Una hidratante matificante para uso diario.
  • “Poudre Lissante Éclat”, de Sephora (13,90 euros). Son unos polvos traslúcidos para retocar el maquillaje y evitar brillos indeseados.

Esperamos que estos consejos os ayuden a cuidar vuestra piel de forma más correcta y saludable. ¡Feliz semana!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *