Características, cuidados y cultivo de la Abelia floribunda

La Abelia floribunda es una planta que pertenece a la familia de las caprifoliáceas y cuando crece, se convierte en un hermoso  arbusto, que nos deja maravillados con sus bellas flores, otorgándole  a nuestro jardín, una explosión  llena de color.

La floración se extiende en el transcurso de la época de primavera y verano, hasta que empieza a llegar el otoño. No obstante, lo más atractivo de esta planta, es cuando las flores se marchitan, sus sépalos y cálices empiezan a tomar un color rosa, que hacen que la Abelia siga manteniendo un aspecto muy bonito.

Características de la Abelia floribunda

Estas plantas son parte de una gran familia formada por unas 70 especies aproximadamente, de las cuales podemos mencionar la floribunda, la uniflora y la chinensis, entre otras.

Esta planta puede llegar a alcanzar los 3 metros de altura, aunque por lo general,  las podemos encontrar entre 1 y  1.5 metros.

Dependiendo del clima en donde las hayamos plantado, dichas Abelias pueden tener hojas de larga duración o en caso contrario pueden llegar a perder sus hojas durante una fecha determinada del año.

Las ramas que están en su parte interior son bastante rectas y a su vez vigorosas, en cambio, las que se encuentran en su parte exterior, suelen estar un poco dobladas y también son delgadas con la ayuda de un ligero movimiento en ángulo recto.

Las Abelias tienen hojas muy pequeñas con forma ovalada, son suaves y están cubiertas por un color verde radiante, su cara presenta un tono un poco más oscuro que su envés y aparecen sobre la rama de manera alterna.

A causa de su tamaño, su frondosidad está bastante ventilada y al mismo tiempo es ligera y es muy poco común que lleguen a sobrepasar los seis centímetros.

Una de las principales características de las flores, es que son muy suaves al tacto y además tienen un aroma muy agradable. Las mismas, tienen un color rosa y en su interior son de color blanco.

Estas, se encuentran ubicadas en la parte exterior de cada una de sus ramas, en brotes que van a partir de tres flores y cada una de estas, tienen cinco pétalos ondulados y redondeados, en forma de campana. La Abelia tiene un fruto aqueniforme y largo, que está coronado por un cáliz. Esta planta la podemos cultivar incluso en los jardines que se encuentran a mucha altura encima del nivel del mar.

Origen de la Abelia floribunda

La mayor parte de las especies de Abelias son provenientes de China y muchas personas creen que esta planta fue traída a los países europeos, por un médico ingles que era conocido con el nombre de Clark Abel.

Usos de la Abelia floribunda

La Abelia floribunda es un tipo de arbusto perfecto para usos ornamentales y  se emplea para darle un toque distinto a nuestros jardines, ya que son perfectas para la decoración, debido a que sus flores son de larga duración, esta planta tiene una gran demanda con respecto a su cultivo.

Cultivo de la Abelia floribunda

Para que podamos cultivar Abelias, lo más recomendable es hacerlo en suelos que sean bastante blandos y que además, estén correctamente abonados y sean bien absorbentes. Es importante que al inicio de los meses de otoño y primavera, le demos a nuestro suelo, un abono que sea orgánico.

Esta es una planta que tolera muy bien el sol. En las zonas donde el clima es más cálido, es necesario que nos percatemos de que nuestro cultivo lo vamos a hacer en un espacio en donde la Abelia se mantenga bajo la sombra o semisombra, aunque aquí, florecerá menos.

No obstante y sin importar la clase de clima en donde las plantemos, es importante mantenerlas alejadas de los vientos, debido a que pueden llegar a sufrir daños importantes a causa de los mismos.

La Abelia es una planta que también se puede reproducir mediante esquejes, debido a que se trata de una planta perfecta para formar macizos.

Lo más apropiado es que tengamos a mano algunos esquejes ya preparados con antelación, para poder plantarlos. Lo primero que tenemos que hacer, es tomar un trozo de rama y cortarla en la parte inferior del nudo número cinco y después vamos a retirar todas las hojas, con excepción de las que se encuentran en el primer y segundo nudo. Cuando ya lo tengamos listo, lo que haremos será colocar un poco de mezcla de hormonas para que las raíces puedan desarrollarse rápidamente. Esto lo vamos a hacer en la parte, que enterraremos en el suelo.

Sembraremos los esquejes y posterior a esto, los cubriremos con la tierra que ya estaba previamente abonada, aplicaremos tan solo un poco de presión y seguidamente regaremos nuestros esquejes con bastante agua.

Esta técnica de cultivo debemos hacerla cuando ya esté finalizando la primavera y a comienzos de la época de verano.

Si queremos trasplantar nuestra Abelia desde la maceta hasta el suelo, lo primero que debemos hacer es cavar un hueco que tenga por lo menos dos veces el tamaño del tiesto,  luego colocaremos nuestro arbusto con parte de la tierra que se encontraba en el interior de la maceta, y la regaremos con abundante agua.

Cuidados de la Abelia floribunda

La Abelia floribunda no es una de esas plantas que requiere ser podada de forma regular.

Para que nuestro arbusto mantenga un aspecto atractivo y al mismo tiempo un desarrollo ya determinado, es conveniente que de vez en cuando realicemos una poda para rejuvenecerla, ya que de esta forma la Abelia florecerá con mayor fuerza.

El proceso de poda tenemos que iniciarlo apenas la planta finalice su florecimiento. Por lo general  esto sucede cuando ya empieza la época de otoño, en este caso lo que vamos a hacer, será retirar todas las ramas viejas y también las que estén en mal estado.

Es importante utilizar una herramienta que sea pequeña, ya que las ramas de la Abelia son muy frágiles y por lo tanto se pueden cortar con facilidad.

Durante el verano nuestra planta requerirá mucha agua, además de un lugar amplio, aunque esta especie de plantas resiste bastante bien la escasez de agua. Uno de los cuidados principales que necesita, es evitar exponerla a  temperaturas bajas, ya que esta es una planta demasiado sensible y  por lo tanto se recomienda que las mantengamos cubiertas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.