Abdominales hipopresivos, qué son y cómo nos benefician

Las posibilidades para ejercitar nuestro cuerpo son infinitas, los profesionales del deporte buscan la manera de llegar a todos nosotros y engancharnos con actividades beneficiosas para conseguir mantenernos saludables.

En este caso, queremos hablar de los abdominales hipopresivos. Un tipo de gimnasia abdominal que ejercita esa zona, algunas veces, un poco complicada de mantener en su sitio.

La hipopresión dentro de nuestra cavidad abdominal hace que se ejerciten los músculos a través de una serie de técnicas, movimientos y posturas. El diafragma queda relajado, se estira y provoca una tracción visceral.

Esto quiere decir, que gracias a estas técnicas posturales se ejerce un descenso de la presión intraabdominal y una reacción tónica refleja de la musculatura situada en nuestro suelo pélvico y en nuestra faja abdominal.

Beneficios de los abdominales hipopresivos

La flacidez de nuestra parte abdominal no es saludable, no hablamos de la estética ni mucho menos, nos referimos a que dicha flacidez puede esconder futuros problemas como pueden ser:

  • Incontinencia urinaria.
  • Dolor en las relaciones sexuales.
  • Prolapsos.
  • Problemas de espalda.
  • Lumbagias.

Tenemos que buscar la manera de fortalecer esta zona tan importante, para ello, los abdominales hipopresivos pueden ser la solución.

Mejora el aspecto estético del abdomen

Si bien no es lo más importante a destacar, sí que puede ser interesante para aquellos que busquen lucir un vientre plano. Estos ejercicios tonifican los tranversos y oblicuos del abdomen y no sólo la zona frontal de los abdominales clásicos. Lo ideal de estos ejercicios es que no daña nuestra columna vertebral.

Evita tener incontinencia urinaria

Al fortalecer el tono muscular, facilita el control urinario. Se disminuye la posibilidad de padecer pérdidas y otros problemas como pueden ser las infecciones de orina.

Mejora la calidad de las relaciones sexuales

Los músculos del suelo pélvico está relacionado con la función sexual, tanto en mujeres como en hombres, sin embargo, llega a ser más beneficioso para las mujeres por su anatomía del aparato reproductor.

Recupera el cuerpo tras el parto

Los embarazos transforman por completo el cuerpo de la mujer. Una vez con el bebé en brazos, el cuerpo empieza a recuperarse hasta llegar a su estado normal.

La faja abdominal, así como el suelo pélvico deben adoptar la misma rigidez que tenía antes. Muchas mujeres sufren una pérdida de tonificación en la musculatura vaginal, otras tantas tienen incontinencia urinaria durante un periodo.

Estos ejercicios ayudarán a volver a la normalidad con total seguridad tu cuerpo. Suelo pélvico, musculatura vaginal y faja abdominal podrán estar en plenas facultades si nos ayudamos de los abdominales hipopresivos.

No afecta a nuestra espalda

Al emplearse el efecto succión y una presión negativa produce una tracción sobre los discos intervertebrales con fines terapéuticos en nuestra espalda. Combinados con otros ejercicios complementarios podrás tratar malestares de la columna vertebral.

Tu rendimiento mejorará

Ya sea deportivo o en el día a día, sentirnos fuertes, con energía y ligeros físicamente facilitará la manera en la que nos desarrollamos en nuestra jornada.

Con este ejercicio no sólo mejorarán tus abdominales, otras partes del cuerpo también se verán recompensados.

  • Desarrollamos una mayor conciencia corporal.
  • Aprendemos a notar nuestro diafragma.
  • Conseguiremos una mayor capacidad diafragmática, pulmonar y torácica.
  • Un mayor rendimiento cardio-pulmonar.
  • Mejorará tu resistencia en los deportes aeróbicos: natación, ciclismo, atletismo, etc.

¿Quiénes deben realizar los hipopresivos y quiénes no?

Es beneficioso para muchas personas, lo pueden realizar todas aquellas que quieran tratar y ejercitar su zona abdominal. Además, sirve para prevenir problemas digestivos, urinarios, posturales o ginecológicos.

Por contra, no se recomienda a todas aquellas que tienen hipertensión arterial, ya que realizar las apneas espiratorias podría ser contraproducente. Por otro lado, las mujeres embarazadas no deberían realizar estos ejercicios de ningún modo, igual que si son mujeres que buscan quedarse embarazadas.

No son sólo abdominales

La práctica de los hipopresivos es algo complejo y requiere de un entrenamiento paulatino y constante. Es conveniente realizar los movimientos con ayuda de un profesional del sector ya que podrá estar pendiente y corregir las malas posturas.

Para empezar a notar sus ventajas es conveniente realizar esta actividad entre 20 y 35 minutos, dependiendo siempre del objetivo. Es importante que cuando iniciamos esta actividad, tenemos que dejar 3 días de descanso de por medio, entre una sesión y otra, ya que así le damos tiempo a nuestro cuerpo a habituarse y acostumbrarse.

 


Categorías

Ejercicio, Salud

Pau Heidemeyer

Soy Paula, aunque no me importa que acorten mi nombre en Pau. Estudié comunicación audiovisual y estoy empezando a trazar un camino hacia un futuro... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *