A cada rizo… su cuidado especial


Decimos que tenemos el pelo rizado y nos quedamos tan tranquilas pero no todos los rizos son iguales. Los hay abiertos, pequeños y cerrados, de grandes ondas… todos son diferentes y cada uno requiere unos cuidados adaptados a sus características. Personaliza el tratamiento de tu cabello y notarás la diferencia. ¡Te lo aseguramos!
Por ejemplo, si tus rizos son encrespados tenderán a resecarse y a ofrecer un aspecto poco brillante. Empieza por someterlo a tratamientos hidratantes que incluyan champú, acondicionador y mascarillas especiales. Y si además tu pelo es fino… usa una espuma ligera para peinarlo a tu gusto. Y, sobretodo, un consejo: usa tu peine solo para desenredarlo, no lo sometas a duras sesiones de cepillado.

Si tu pelo forma ondas muy amplias y abiertas (de unos cinco centímetros de diámetro) para empezar te recomendamos que te lo dejes largo para que caigan por su propio peso. También necesitas reavivar y marcar tu rizo constantemente. Así, se acentuará su movimiento y te quedará mucho más espectacular. Un buen consejo es que lo seques siempre con difusor y usando tus dedos, para que quede mucho más bonito el rizo. Ten también en cuenta que debes cuidarlo extremadamente para evitar que se deshidrate.
Otra opción posible es que los rizos de tu pelo sean tan pequeños (de menos de 2 centímetros de diámetro) que se conviertan en verdaderos caracolillos. Si los quieres controlar y hacer que no se enrollen demasiado sobre si mismos te sugerimos que uses productos acondicionadores sin aclarado, que les den mucho brillo y les hagan alargarse un poco más evitando el efecto óptico de pérdida de volumen.
Finalmente, puede ser que tengas bucles. Estamos hablando de esos rizos intermedios entre las ondas y los caracolillos que necesitan una aportación extra de productos que faciliten el peinado y su definición. De esta manera, evitarás su principal problema: el exceso de volumen, sobretodo en ambientes húmedos.
Sea cual sea tu tipo de rizo lo que no debes olvidar nunca es que este tipo de pelo necesita que lo cuides diariamente, hidratándolo con todo cuidado y poniendo especial interés en la forma de tus ondas.
Imagen: Terra


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *