Enseña a tus hijos a ayudarse como buenos hermanos

Criar a varios hijos no es fácil pero en realidad estás haciendo el mejor regalo a cada uno de ellos: tener hermanos. Poor eso es necesario educarles para que entiendan la importancia de quererse como hermanos y que deben aprender a cuidarse unos a otros, porque de esta manera cuando los padres ya no estén, se tendrán ellos, estarán uno al lado del otro.

La relación de los hermanos es fundamental y por eso es importante que se cuide desde que los niños son pequeños y en caso de los hermanos más mayores, desde que sus hermanos están en el vientre materno.

Los padres no necesitan ser quienes brinden toda la ayuda, guía y orientación en el hogar. Los hermanos mayores pueden ayudar a los hermanos menores. Habrá momentos en que los hermanos menores pueden ayudar y también ayudar a los hermanos mayores. Esta relación de hermanos estrecha y llena de amor, se debe conseguir y son los padres los responsables de ello.

Los hermanos; estando juntos

Es importante que enseñes a tus hijos a estar al lado unos de otros, a que sepan buscar ayuda entre ellos además de también buscar ayuda en la madre o en el padre. Cada vez que un hijo tuyo necesite ayuda sabrá que cuenta con el apoyo incondicional de la madre y el padre, pero también de sus hermanos.

Este hábito de ayudarse unos a otros, cuando se inculca adecuadamente en los niños, puede continuar hasta la adultez. Es esencial para que cuando sean adultos tengan una buena relación y puedan contar unos con otros siempre que lo necesiten.

La próxima vez que uno de tus hijos necesite atarse los cordones o le ayudes a ponerse la chaqueta, pídele a tu hijo mayor que ayude a los más pequeños. Haz que el hábito de ayudarse unos a otros se convierta en una realidad, así se convertirá en algo instintivo para ellos y con el tiempo no tendrás que decirles nada porque se ayudarán unos a otros sin que tú tengas que decirlo con anterioridad.  Si mamá o papá no están a la vista, comenzarán a buscar a sus hermanos para que les ayuden.

Es importante que te asegures de elogiar a tus hijos cuando se ayuden entre sí. Hacerles saber que esta es la manera en que se deben hacer las cosas en el hogar ayudará a alentarlos a continuar con este comportamiento de ayuda unos con otros.

Haz que sea una experiencia positiva en lugar de una demanda o algo que hagan sin ganas. Puedes utilizar tonos agradables al pedirles que ayuden a su hermano y alabarlos por su ayuda cuando comienzan. Llegarán a encontrar satisfacción en ayudar y la recompensa de saber que están haciendo algo bueno y significativo para alguien más en el hogar. Esto les ayudará a ayudar en el futuro. También les dará un sentido de confianza en su capacidad de ayudar y un mayor sentido de pertenencia en la familia a medida que los necesiten. ¡Es beneficioso para todos!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *