Un diario para el control de ansiedad y estrés en niños

No se pueden borrar las heridas emocionales en los niños, pero le puedes dar las herramientas necesarias para que aprendan a canalizar esas emociones que le hacen sentir mal. Las herramientas les darán oportunidades para escribir, sobre todo para cuando se sientan perdidos o atravesando momentos emocionales complicados.

Escribir un diario ayuda a los niños a desarrollar un sentido de propiedad y control positivo sobre las emociones. Un diario no es un sustituto de un tratamiento de salud mental, pero es muy útil. Puede ser un diario para escribir sentimientos, dibujarlos, utilizar colores… no hay barreras. Los diarios pueden ser con imágenes significativas, también pueden ser letras de canciones que capten sentimientos, etc.

Control de las emociones

Escribir un diario también ayuda a los niños a entender sus emociones y a ponerles nombre. Estas habilidades son útiles sobre todo cuando existen eventos en sus vidas que les hagan estar algo inestables emocionalmente. Incluso les puede ayudar en ciertos ambientes que les causen miedo o ansiedad, o incluso en eventos que escapen de su control, como el cambio de una escuela.

A menudo, las personas que experimentan un trauma, tanto adultos como niños, les cuesta verbalizar sus experiencias, sobre todo para los niños. Pueden temer meterse en problemas o molestar a los adultos si dicen cómo se sientan. Si enseñas a tus hijos a escribir un diario le estarás dando la oportunidad y el espacio (junto con la privacidad) para plasmar sus sentimientos y que sean capaz de entenderse mejor y buscar soluciones desde otra perspectiva. Podrán escribir o dibujar sus emociones sin miedo y sin prejuicios.

Expresar sus emociones

El diario también da las oportunidades a los niños para identificar y explorar sus emociones, expresar sus sentimientos y construir un vocabulario emocional que le atribuya significado a lo sucedido y participar en la resolución de problemas.

De esta manera, los niños que entienden y tienen la privacidad suficiente para expresar sus emociones, será menos probable que el niño exteriorice sus sentimientos con conductas disruptivas o con síntomas psicosomáticos como dolores de cabeza, dolores de estómago o dolores musculares.

Para los niños es complicado dar sentido a las cosas y por eso, es importante que los padres estén atentos a posibles síntomas psicosomáticos para valorar qué le pasa y buscar opciones de solución.

Los niños no siempre saben cómo hablar sobre lo que sienten

Como cualquiera que haya estado cerca de los niños sabe, siempre están escuchando. Escuchan las conversaciones de los padres en silencio, miran las redes sociales sin decir nada, los niños escuchan a los adultos hablar sobre cualquier asunto pero ellos, callan.

Los niños no siempre están seguros de cómo tienen que hablar las cosas que siente. En muchas ocasiones no están seguros de lo que están sintiendo, sobre todo cuando les ha ocurrido algún trauma que les ha desequilibrado emocionalmente.

Enseña a tus hijos a escribir un diario

Escribir un diario les fortalecerá y les ayudará a estar más serenos ante cualquier obstáculo. Aprenderán a descubrir las emociones, a escribirlas, a sentirlas y a buscar soluciones cuando no estén bien. Por eso, trabaja con tus hijos las emociones y empezarán a estar bien poco a poco, empezarán a ser asertivos y a tener empatía. Valorarán sus propias emociones y también las de los demás. Porque para entender los sentimientos ajenos, primero hay que entender los propios.

Pero los diarios no solo es cosa de niños, tú como adulto/a también puedes escribir un diario para mejorar tu estado emocional. Escribe lo que te afecta cada día, tus vivencias, las cosas por las que estás agradecido/a. Te darás cuenta del poder que tienen tus propias palabras escritas y cómo tu mente está mucho mejor.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *