Consejos para evitar la ansiedad durante una dieta

Uno de los mejores deshinibidores del apetito es el ejercicio aeróbico, éste nos ayuda a concentrarnos en algo, perdemos peso y genera la liberación de endorfinas, una hormona que nos hace sentir muy a gusto con nosotros mismo.

Todos los que están en proceso de perder peso pueden asegurar que hacer una dieta no es nada sencillo, si uno de tus amores y pasiones es la cocina y la comida. No es sencillo porque trastocan tus hábitos alimenticios por otros que quizá no te llaman tanto la atención, las dietas te “obligan” a intercambiar unos alimentos por otros más saludables y evitar a toda costa otros que nos encantan.

Una de las claves para no desesperar en el intento de bajar de peso es querer perder mucho peso muy rapidamente, a parte de que es casi un milagro si no lo conseguimos o no vemos resultados podemos estar más desanimados y tirar la toalla.

Consejos a seguir para controlar la ansiedad

Es importante tener mucha paciencia y ser constante con los buenos hábitos saludables. Aun así, a continuación os revelaremos algunos consejos que te ayudarán en tu camino hacia conseguir el cuerpo deseado.

  • Sopas: antes de comer o cenar consumir un tazón de sopa caliente es ideal para sentirte saciado y afrontarás la comida del día con menos hambre. Puedes preparar una gran cazuela de caldo de pollo desgrasado o de verduras e ir congelando en porciones para ir sacando antes de las comidas. Las sopas serán más sanas siempre y cuando no añadas ningún elemento graso y controles los niveles de sal.
  • Gelatinas sin azúcar: estas no aportan a penas calorías y son prácticamente agua una buena opción para mantenerte siempre hidratada. Por ello, siempre que te sientas con un poco de apetito puedes tomarte una de ellas y añadirle alguna pieza de fruta troceada.

  • Caramelos mentolados y ácidos: este tipo de caramelos te ayudarán a mantener a raya el apetito ya que su sabor perdura mucho en las papilas gustativas.
  • Intenta no dejar pasar más de tres horas y media sin comer: todavía la gente no está concienciada que hacer dieta no es sinónimo de no comer, todo lo contrario, para activar nuestro metabolismo y para que esté quemando más calorías debemos proporcionarle alimento, aunque eso sí, un alimento sano y bajo en calorías, no más de 200 calorías. Lo ideal es un consumir yogures, un huevo duro, una porción de queso bajo en grasas, una barritas de cereales, tortitas de arroz, una pieza de fruta, etc. Además de tomar alguna infusión caliente que hará saciarte más.

  • Beber mínimo 2 litros de agua al día: seguramente habrás escuchado que hay que beber dos litros de agua al día, no hay que forzarse mucho, pero sí llegar mínimo a esos dos litros diarios. Esto te ayudará a adelgazar mucho ya que conseguirás que tu cuerpo expulse todas las toxinas que no necesita. Además te ayudará a sentirte saciada ya que muchas veces confundimos el hambre con la sed. Si eres de los que les cuesta beber agua, puedes añadirle jugos de frutas naturales o aderezos lights para que el agua tenga mejor sabor.
  • Llevar un diario de tu dieta: esto puede parecer más costoso pero si se coge la costumbre puede resultarte muy útil. Apuntar siempre lo que se ha desayunado, comido y cenado puede ayudarte a ver realmente lo que estás comiendo y en realidad cuánto de todo eso necesitas
  • Cepillarse más los dientes: siempre nos ocurre que con los dientes recién limpios no comemos hasta pasada media hora o una hora por lo menos, si te acostumbras a mantener una higiene bucal más estricta evitarás el picoteo innecesario entre horas. La menta de la pasta de diente contiene una sustancia química que modifica el pH de la boca y hace que sientas más rechazo por los alimentos.

  • Ejercicio físico: éste libera endorfinas que te ayudan a sentirte bien contigo mismo, más tranquilo y calmado, menos ansioso y de mejor humor, por ello, a parte de bajar de peso es una clave de bienestar mental y corporal.
  • En un evento puede ocurrir que tu dieta se trastoque un poco, sin embargo, si ves que vas a comer mucho una idea sería tomar algo antes de ir, algo saludable y que te saciara el apetito para comer menos en el evento.
  • Estar todo el día pensando en comida cuando se está con una dieta o se quiere perder peso es muy estresante, ya que en muchas ocasiones es difícil no caer en la tentación de comer algo “prohibido”, es mejor no pensar en comida, dejarlo a un lado, centrarse en otros aspectos de la vida y pensar que una dieta estricta es cuestión de meses. Dependiendo del caso, quizá años, pero no hay que verlo como un castigo, sino como un camino más duro en el que al final se encuentra una gran recompensa, un cuerpo bonito y sobre todo saludable.

En las dietas se necesita mucha perseverancia, constancia, concertación autocontrol y paciencia, no hay que buscar el conseguir los resultados de la noche a la mañana, porque sino puede ser una tarea muy frustrante y podrás tirar la toalla rápidamente, lo mejor es tener a un compañero que te haga más sencilla la pérdida de peso, un compañero al que comentarle tus triunfos y tus avances según van pasando los días.


Categorías

Adelgazar, Salud

Pau Heidemeyer

Soy Paula, aunque no me importa que acorten mi nombre en Pau. Estudié comunicación audiovisual y estoy empezando a trazar un camino hacia un futuro... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   Yoli Acosta dijo

    gracias por los consejos, yo soy bastante ansiosa y he hecho casi todo lo k habéis puesto. lo que más resultado me ha dado últimamente es tener en mi escritorio en la oficina unas barritas bajas en calorías para entre horas, si me da hambre me tomo una y ya puedo aguantar a la comida. Hay unas muy ricas de belladieta que son de avena y chocolate y la verdad sacian bastante. Están en mercadona a buen precio. Otra cosa que me he dado cuenta es que comer chicle entre comidas hace dar hambre así que ahora lo evito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *