6 trucos para que los zapatos de tacón no te lastimen más

Zapatos de plataforma con tachuelas

A muchas mujeres nos encantan los zapatos de tacón. Sin duda, no es ningún secreto pero sí es verdad que no siempre podemos llevar esos tacones de vértigo que tanto nos apasionan. Sencillamente, porque cada vez que nos ponemos unos, acabamos con los pies bastante perjudicados.

Con estos seis trucos que hoy ponemos a tu disposición, se terminarán los sufrimientos, ya que conseguiremos que el calzado se ajuste más a nuestro pie y que no seamos nosotras las que tengamos que adaptarnos a ellos. De esta manera, podremos dar pasos más firmes cada vez que nos subamos a nuestros tacones.

Sabemos que llevar tacones muy altos, no es favorable, y no solo para nuestros pies sino también para las piernas y el resto del cuerpo. Por eso, tenemos que intentar no llevarlos durante largos períodos de tiempo y que sean del número correcto, ya que en ocasiones puede variar según el tipo de zapatos que sean.

El frío para estirar tus zapatos

Es uno de los trucos que mejor funcionan. Se trata de que tus zapatos vayan estirándose un poco, que se amolden y que se noten más suaves a la hora de ponértelos. Para ello, nada mejor que llenar una bolsa con agua y colocarla en cada zapato. Ahora tendrás que colocarlos en el congelador y esperar unas horas para que el agua se convierta en hielo y gracias a éste verás cómo tus zapatos parecerán otros.

Tacones anchos con plataforma

Elige bien el tipo de tacón

Como sabemos, son muchos los tipos de tacón que tenemos en el mercado. Es por ello que no solo el de aguja está de moda, sino que últimamente se están dejando ver los zapatos con tacón ancho. Es una gran idea ya que al tener una base mayor, serán también más cómodos. Para ayudarte todavía un poco más a la hora de caminar, puedes aportar por los que cuentan con plataforma ya que de esta manera el pie irá más equilibrado.

Pasos firmes y cómodos

Existen en el mercado unas almohadillas de silicona para colocar en el interior de nuestro calzado. De esta manera, el pie irá mucho más cómodo de lo que pensamos. Puedes optar por este tipo de almohadillas para la zona delantera del calzado o bien, por una plantilla que ocupará toda la base de nuestros zapatos.

Ejercitar nuestros pies

Antes de comenzar a caminar debemos de calentar un poco nuestros pies. No necesitamos hacer grandes esfuerzos ni requiere mucho tiempo, tanto solo intentaremos encoger y estirar los dedos varias veces. Luego, es conveniente girarlos suavemente, dibujando un círculo en el aire con nuestros pies. Es una manera perfecta de prepararlos para todo lo que se les viene encima.

Zapatos de tacón en color rojo

Un poco de calor para nuestros tacones

Si antes mencionábamos el frío para poder estirar los zapatos, hay que recordar que con el calor también obtendremos resultados estupendos. Para ello necesitamos ponernos un par de calcetines. Mejor si son un poco gruesos. Con los calcetines puestos, nos enfundamos en nuestros tacones y con la ayuda del secador, iremos dando calor en esas zonas que nos suelen molestar. Una de ellas es la trasera, así que haremos hincapié en ella.

Hidratación ante todo

Si nuestro cuerpo lo necesita a partes iguales, está claro que los pies no se quedan atrás. Antes de ponernos nuestros zapatos de fiesta, siempre es aconsejable aplicar una crema hidratante y hacer un ligero masaje. Eso sí, recuerda que antes de salir, la crema tiene que absorberse por completo, ya que si llevas el pie un poco húmedo, los zapatos te van a resbalar y no nos resultarán nada cómodos.

Como bien mencionamos anteriormente, recuerda que siempre es mejor usar los zapatos de tacón muy altos, durante un espacio de tiempo corto. Intenta no llevar el mismo estilo de calzado durante más de un día, sino que podrás alternar entre tacones medios, anchos y hasta optar por los denominados Kitten-Heels. Cada noche, mima a tus pies con un baño relajante de agua tibia para que al día siguiente vuelvan a estar perfectos.


Categorías

Zapatos

Susana Godoy

Desde pequeña tenía claro que lo mío era ser profesora. De ahí que me haya licenciado en Filología Inglesa. Algo que se puede combinar a la... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *