6 Mascarillas exfoliantes caseras y naturales

En casa tenemos muchísimos ingredientes y sin percatarnos disponemos de todo un conjunto de productos de belleza que nos sirven para cuidarnos a diario. Con los ingredientes de la despensa podemos hacer muchas  mascarillas exfoliantes caseras para que la piel quede suave. ¿Te atreves a crear mascarillas casera?

Los exfoliantes son necesarios para que la piel elimine las células muertas y se renueve. Es por eso que debemos exfoliarla unas dos veces por semana, siempre con cuidado para evitar rojeces. En casa tenemos muchos productos que son respetuosos con la piel y que nos sirven para mejorar su aspecto, y todos ellos se encuentran en la despensa.

Mascarillas de azúcar y plátano

Mascarilla de plátano

Si quieres exfoliar y humectar la piel al mismo tiempo, te proponemos esta sencilla mascarilla de plátano. Corta unos trozos de plátano maduro y machácalos hasta hacer una pasta. Añade unas cucharadas de azúcar y mezcla. Aplica sobre el rostro con un ligero masaje y deja actuar unos minutos para que el plátano tenga su efecto hidratante sobre la piel. Retira con agua tibia y disfruta de una piel más suave.

Mascarilla de café y aceite de coco

Mascarilla de café

Otro de los ingredientes más utilizados como exfoliante es el café. Y es que el café molido que nos sobra se puede utilizar perfectamente con este fin, ya que sea en el cuerpo o en el rostro. Encontramos una mezcla ideal con el aceite de coco, ya que es muy hidratante. Este aceite debe calentarse antes para que pase a estado líquido y así poder mezclarlo y utilizarlo fácilmente sobre el rostro. Con el aceite y el café dejaremos la piel suave e hidratada al mismo tiempo. Si tu piel es grasa evita los aceites, ya que hay mejores soluciones.

Mascarilla de avena y  leche o yogur

Mascarilla de avena

Esta mascarilla es ideal para las pieles sensibles. Tanto la avena como la leche son muy respetuosos con la piel y evitaremos irritaciones en la piel a la hora de utilizar el exfoliante. La avena tiene un efecto exfoliante suave, por lo que es perfecta para la piel, y al entrar en contacto con la leche se suaviza y se puede crear una sencilla pasta para aplicar sobre el rostro. Con la leche queda más líquido, y con el yogur natural tendremos una pasta más fácil de utilizar sobre el rostro.

Mascarilla de linaza y miel

Mascarilla de miel

La miel es un excelente ingrediente para la piel, y es que se trata de un antiséptico natural. Es buena para hidratar y combatir el acné y las impurezas. La linaza es lo que actuará en este caso como exfoliante, por lo que tenemos que mezclar unas cuantas cucharadas en la miel. Puedes usar esta mezcla para exfoliar suavemente y luego retirar con agua tibia. La piel quedará muy hidratada y además ayudará a curar cualquier herida o marca que tengas en el rostro.

Mascarilla de limón y azúcar

Mascarilla de limón

Para las pieles más grasas tenemos el limón, que tiene un gran poder astringente y también blanqueante. Con esta mascarilla debemos evitar tomar el sol después, ya que pueden aparecer manchas. Es mejor ponerla por la noche para evitar estos problemas. El azúcar de dos cucharadas grandes se mezcla con el zumo de medio limón y con esto aplicaremos sobre el rostro. Tiene poder astringente pero después debemos utilizar tónico y crema hidratante para pieles grasas igualmente para equilibrar la piel.

Mascarilla de suero de leche y sal

Mascarilla de sal

Esta mascarilla está especialmente indicada para esas pieles que cuentan con poros abiertos. El suelo de leche ayuda a limpiar la piel y al mezclarlo con la sal conseguiremos ese efecto exfoliante sobre ella. Se debe mezclar una cucharada de sal por cada tres de suero.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *