6 claves para afrontar la reforma de tu vivienda

Reforma de vivienda

¿Tu casa necesita una reforma? Tener obras y obreros en casa resulta un trastorno para todos. Nadie nos puede asegurar, además, que en la reforma de nuestra vivienda no surjan problemas. Sin embargo, si seguimos unas pautas nos será mucho más fácil poder llegar a un buen resultado evitando esas sorpresas desagradables que siempre nos hacen afrontar con miedo la reforma de nuestra vivienda. ¿Y cuáles son esas claves?

Planificar

La planificación es clave para afrontar una reforma. Pensar en qué momento del año la reforma te causará el menor trastorno es importante. Pero también lo es determinar todos los cambios que harán que tu casa funcione y tener claro cuál quieres que sea el resultado final.

  • Establece tus necesidades.  ¿Qué te nueve a reformar la vivienda? ¿Qué cosas no funcionan actualmente? Sentarse y reflexionar sobre qué cosas nos incomodan de nuestro propio hogar y que nos falta para que esta nos resulte práctica y se adecue a nuestro ritmo de vida es clave. Recorre mentalmente cada habitación y haz una lista detallada y ordenada con todas tus necesidades. ¿La habitación es pequeña?, ¿Falta espacio de almacenaje?¿Son los muebles los adecuados? ¿Se encuentran los suelos en buen estado?
  • Dibuja tus propios bocetos y crea un panel de inspiración: Una vez tengas claro cuáles son tus necesidades, plásmalas en un boceto o usa aplicaciones gratuitas en internet con las que configurar a groso modo la distribución de tu nuevo hogar. Después busca fotografías que te ayuden a plasmar lo que quieres y a explicar a un tercero como son los suelos que te gustan, los acabados que buscas para la cocina o la paleta de colores que te haría sentir a gusto.

Bocetos

Ajustar el presupuesto

Ser realistas y poner límites a la reforma es necesario si no queremos lamentarnos después. Si haces un seguimiento de la economía familiar, de los ingresos y gastos mensuales, te resultará mas fácil confeccionarlo. Anota la cifra con la que te sentirías cómodo, aquella que no debes sobrepasar,  reservando entre un 15 y un 20 para futuros imprevistos.

Artículo relacionado:
Planificación del presupuesto familiar paso a paso

Pedir los permisos necesarios

¿Necesitas permisos para llevar a cabo la obra? Si las obras suponen un incremento de la superficie habitable y ya que este afecta al valor catastral de la vivienda y al cálculo de impuestos como el IBI o IRPF, será obligatorio informar de las mismas. Las obras pequeñas obras, en cambio, no suelen requieren de permisos especiales, pero si de una comunicación previa a la administración. Y lo que una ciudad entiende como objeto de comunicación previa, no tiene porque replicarse en otra, por lo que resulta imprescindible cerciorarse en el Ayuntamiento de ello.

Permiso de obras

¿A quién contrato?

A la hora de realizar una obra tenemos tres posibilidades:

  1. Contratar separadamente a albañiles, fontaneros, electricista, carpintero…
  2. Elegir a un contratista con su propio equipo de trabajadores para que realicen todas las tareas necesarias.
  3. Buscar una empresa dedicada a las reformas domésticas con un arquitecto como asesor y encargado de obra. Son más caras que las anteriores.

Cada opción tiene sus pros y sus contras. La primera probablemente te permita ahorrar algo de dinero, pero requerirá una planificación milimétrica y unos conocimientos técnicos mínimos si no deseas un proceso y un resultado caótico. La tercera es mas cara, pero te permitirá delegar el trabajo en un profesional y te concederá una mayor tranquilidad.

Pedir y comparar presupuestos

Antes de pedir presupuesto, infórmate sobre la empresa y sobre los trabajos que ha realizado. Pide presupuestos desglosados, por metro cuadrado, por unidad… no aceptes nunca otro tipo de presupuestos  en los que cualquier modificación puede resultar no justificables en el coste de la obra y como tal un mas que posible dolor de cabeza.

Con el fin de poder comparar los presupuestos es esencial tener unas mediciones sobre las que cada profesional pueda realizar su propio presupuesto. Aseguramos de que todos los presupuestos entregados tengan una misma base es la única forma de poder comparar a todos los profesionales bajo las mismas condiciones.

Contrato y garantías

Aunque la obra sea pequeña es recomendable tener algún documento firmado que sirva de prueba ante futuros problemas o desperfectos. Un contrato firmado por ambas partes en el que aparezcan: la dirección y NIF de la empresa, las fechas de inicio y fin de obra,  la descripción detallada de los trabajos a realizar, los materiales que se emplearán y sus calidades, el precio con impuestos incluidos, una garantía por las obras y la forma de reclamar esta.

Contrato

También es importante exigir a la empresa que tenga contratado un seguro de responsabilidad civil que cubra posibles averías o percances que se puedan producir durante las obras. Estarás mucho mas tranquilo.

¿Te has enfrentado alguna vez a la reforma de tu vivienda? ¿Que tipo de profesional contrataste para realizar la obra? ¿Surgió algún problema?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.