5 trucos para limpiar los cristales de las ventanas

Trucos para limpiar los cristales

Limpiar los cristales de las ventanas es de las tareas más tediosas y complicadas. No porque sea una labor muy compleja, sino porque conseguir que los cristales queden bien limpios, puede resultar una batalla difícil de gestionar. Son muchos los productos que se han creado hasta la fecha, aunque es difícil encontrar uno que realmente sea efectivo.

Entonces, ¿es imposible limpiar los cristales de las ventanas? Pues no, no lo es, aunque hay que conocer algunos trucos como los que te traemos a continuación. Si quieres descubrir como dejar tus ventanas perfectas de una forma sencilla y con productos naturales. Porque los químicos no son necesarios para mantener el hogar limpio y desinfectado, en este enlace te enseñamos algunos trucos más que te sorprenderán.

Trucos para limpiar los cristales

Trucos para limpiar los cristales

Los cristales son complicados, es fácil que queden zonas emborronadas, marcas de dedos y otras manchas difíciles de eliminar. Sin embargo, cambiando algunas costumbres podrás notar una gran diferencia. Toma buena nota de estos consejos y si los pones a prueba, seguro que te sorprenderás.

  1. Agua tibia: Para limpiar los cristales es necesario utilizar agua tibia en lugar de agua fría, añade una pequeña parte de jabón, a ser posible natural. Primero pasa un paño humedecido en esta mezcla y frota enérgicamente por toda la superficie. Para terminar, pasa un paño limpio mojado únicamente en agua y bien escurrido.
  2. Frota de izquierda a derecha y de arriba a abajo: Cualquier movimiento no sirve en este caso, frotar en círculos dejará marca siempre. Por otra parte, si pasas el paño varias veces por una zona, arrastrarás la suciedad. Realiza movimientos en un solo sentido, de izquierda a derecha o de arriba abajo.
  3. Por fuera diferente que por dentro: Un truco para detectar rápidamente las zonas donde vayan quedando marcas, es limpiar en diferentes direcciones. Es decir, limpia primero la parte exterior de un lado a otro. Después, limpia la parte interior de los cristales realizando movimientos de arriba abajo. De esta forma podrás ver rápidamente dónde van quedando marcas del paño.
  4. Pulir los cristales: Si quieres que tus cristales queden completamente inmaculados, prueba a pulirlos con una bayeta de microfibra. Una vez que los tengas bien limpios y secos, frota con la bayeta especial de microfibra y quedarán como nuevos.
  5. Utiliza un paño de microfibra o algodón: Olvídate del papel de cocina, deja residuos y marcas sobre el cristal mientras lo vas limpiando. Lo mejor y más efectivo es un paño de algodón, de unas sábanas viejas por ejemplo, o un trapo de microfibra especial para vidrios.

Cómo hacer un limpiador de cristales casero

Limpiador casero para cristales

En tu despensa puedes encontrar todos los productos necesarios para dejar tu casa limpia como una patena. Productos por otra parte naturales, ecológicos, nada tóxicos, económicos y fáciles de encontrar, ¿Quién da más? A continuación te enseñamos a crear un limpiador de cristales casero, fácil y lo más importante, efectivo.

Ingredientes:

  • Agua destilada caliente
  • Una taza de vinagre blanco
  • El zumo de medio limón
  • Una botella grande con pulverizador

Lo único que tienes que hacer es añadir todos los ingredientes en la botella, llena hasta arriba con el agua destilada caliente. Este producto natural es un potente limpiador que además de ser útil para limpiar los cristales de las ventanas, te servirá como quita grasas para la cocina. Tanto el vinagre blanco, como el zumo del limón, son dos potentes desengrasantes, por lo que resulta un producto perfecto para los muebles y azulejos de la cocina.

Y como truco extra, mezcla 3 cucharadas grandes de bicarbonato de sodio en una taza de agua caliente, mejor si es agua destilada. Con la pasta que obtendrás frota los cristales de las ventanas, puedes usar un trapo de algodón, siempre elige uno que no deje residuos. Una vez que el cristal esté completamente cubierto con la pasta de bicarbonato, retira con un paño humedecido en agua. Notarás una gran diferencia, incluso, desaparecerán pequeños rayones del cristal.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.