5 señales de distanciamiento en la pareja que debes conocer

bezzia pareja (Copy)La mayoría de las veces, y en especial durante las primeras fases, no deseamos ver el distanciamiento en nuestra relación. El que esto ocurra puede deberse sin duda a muchas causas, pero algo que deberíamos tener en cuenta es que no es saludable ni adecuado mantener durante largo tiempo una situación de estas características.

Lo más adecuado en cuanto percibimos este enfriamiento, es proceder a la comunicación y al diálogo. Entender la razón. Si ponemos medidas, si lo volvemos a intentar aunando esfuerzos y voluntades, la relación puede salir fortalecida. Ahora bien, si segundas oportunidades no traen más que nuevos distanciamientos, tendremos que tomar una decisión. Hoy en Bezzia te damos 5 pistas de esta realidad.

Dejamos de hacer cosas juntos

infidelidad en la pareja

 

Está el trabajo, el cansancio, e incluso el saber que nuestra pareja necesita espacios propios y que tiene derecho a quedar con sus amigos, a disponer de esas aficiones que hace en soledad. No obstante, una pareja sabe disfrutar de los espacios en común, y disfruta haciendo tareas juntos.

Salir a cenar, quedar después del trabajo, hacer una salida inesperada sin rumbo fijo… Son cosas que sin duda siempre nos han caracterizado y que edificaban nuestra relación. Si a día de hoy percibes que ante cada propuesta hay una excusa, averigua por qué ocurre.

  • Tal vez se deba al peso de la rutina.
  • No descartes un posible problema personal: apatía o desmotivización por no tener trabajo, por sentirse sin ganas no por la relación en sí, sino por una bajada de la autoestima y el autoconcepto.
  • Es necesario saber qué hay tras esa falta de reciprocidad a la hora de proponer hacer cosas en común.

La falta de reciprocidad

Te señalábamos este aspecto anteriormente. Una de los síntomas más evidentes del distanciamiento es la repentina falta de reciprocidad. Y la veremos en estos aspectos:

  • Falta de atención en el día a día, percibir que no somos escuchados, que no hay empatía cuando hablamos. Que no nos miran a la cara.
  • Falta de preocupación. Basta con echar una mirada atrás para darnos cuenta que ya no hay ese interés tan intenso por saber cómo hemos pasado el día, por saber qué deseamos, qué nos preocupa.
  • Los esfuerzos no son compensados. Es posible que en los últimos días, cada vez que tienes un detalle hacia tu pareja, cada vez que renuncias a algo por ayudarlo, por atenderlo, nada de ello es reconocido o valorado. Es algo que ocasiona un alto sufrimiento.

Sentir soledad a pesar de tener a nuestra pareja al lado

pareja bezzia

 

Estar físicamente con alguien no significa estar presente. Que nos digan que sí con el rostro no significa que nos hayan escuchado. Estar presente implica todos estos aspectos:

  • Saber atender y preocuparnos.
  • Saber escuchar, mostrar cercanía, compartir risas, construir un diálogo que va más allá de las palabras y que se percibe en los gestos.
  • Estar presente significa también percibir que nuestra pareja se siente feliz junto a nosotros, saber que no desea estar en otro sitio. Notar que su mente, como su cuerpo, está con nosotras.

El uso dañino de la empatía inversa

El uso de la empatía inversa es una de las causas que preceden al distanciamiento y la separación. Es un tipo de lenguaje muy dañino que hiere, y que llevamos a cabo en esas fases en las cuales, ya no hay entendimiento.

  • La empatía inversa se lleva a cabo cuando nuestra pareja ha hecho algo que no nos gusta. En lugar de decírselo, en lugar de hablarlo, optamos por imitar su comportamiento para que él también lo sufra.
  • Podemos hacerlo tanto nosotros como ellos. Y con esta estrategia se busca “ser empático” con el dolor. Si tú no me has hecho caso en todo el día, yo hago lo mismo que tú. Si tú no me has contestado al mensaje en el cual, me preocupaba por ti, ahora yo dejo de responder a todos tus mensajes para “hacerte un vacío” más grande.
  • Es una forma de manipulación muy negativa en la que nunca deberíamos caer. Si algo nos molesta, si algo no nos gusta, hay que decirlo en voz alta.

Empezamos a hacer otros planes, tenemos nuevas necesidades

pareja

Y sin saber muy bien cómo, llega ese día en que necesitamos otras cosas. Deseamos conocer gente nueva, cambiar de trabajo, viajar… Algunos lo dirían “favorecer nuestro crecimiento personal”, otros, “necesitar darse un tiempo en la relación”.

Sea como sea, todo ello implica un claro distanciamiento. Crear una pareja, tener un compromiso supone desear crecer entre dos, respetando espacios individuales pero creando un proyecto en común. En el momento que este compromiso nos supone una carga ya sea a nivel profesional o personal, el distanciamiento ya habrá empezado.

  • Si sentimos esto, si en nuestro interior crece esta sensación de que necesitamos algo más, deberemos detenernos y saber a qué se debe.
  • Es posible que la relación que mantenemos ahora no nos hace feliz. Tan simple como ello. Amar a alguien no siempre es sinónimo de felicidad, y por ello, o bien iniciamos nuevas estrategias para mejorar o esa relación, o la damos por finalizada para evitar futuros sufrimientos.

Las personas podemos tener nuevas necesidades con el tiempo sencillamente, porque percibimos que no estamos bien, que nos falta algo y que esa relación, no nos aporta lo que necesitamos. Y saber verlo es importante.

Intuir el distanciamiento en sus primeras fases es algo vital. Nos obliga a hablar, a tomar decisiones para reactivar la decisión, o sencillamente, optar por la separación para que con ello, no demos pie a situaciones que pueden ser muy destructivas.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *