5 rasgos de una persona dependiente emocional

dependencia emocional

La dependencia emocional es un fenómeno bastante complejo y complicado que puede llegar a afectar a personas de todo tipo y clase. Hay una serie de rasgos bastantes característicos y visibles que pueden llegar a incidir de una manera negativa en el desarrollo personal y en las relaciones con las demás personas. Señales tan claras como la baja autoestima, la falta de confianza o el miedo al abandono indican que una persona es totalmente dependiente emocional.

En el siguiente artículo vamos a hablarte de los cinco rasgos más identificables de la dependencia emocional y que se debe hacer ante ello.

Baja autoestima

Una de los rasgos más comunes y habituales en las personas dependientes emocionalmente es la baja autoestima. Las personas que son dependientes suelen tener una percepción bastante negativa de sí mismas, llegando a dudar de sus propias habilidades a la hora de triunfar en la vida. Buscan de una manera constante la aprobación y validación de los demás para sentirse seguros y bien consigo mismas. Esto es algo que pasa factura ya que son personas susceptibles de ser manipuladas y controladas en el día a día.

Temor al abandono

El miedo al abandono es otra de las características habituales de las personas que son dependientes emocionales. Las personas dependientes sufren mucho miedo a quedarse solas o a ser rechazadas por los demás. Este miedo puede ser tan grande que estas personas están dispuestas a sacrificar su felicidad y bienestar, con tal de tener cerca a aquellas personas de las que dependen emocionalmente. En la gran mayoría de los casos este temor al abandono se traduce en un tipo de relación altamente tóxica o poco saludable.

Necesidad de aprobación

Las personas que son dependientes emocionalmente van a buscar en todo momento la aprobación y la atención de las demás personas. Vana buscar la validación externa para sentirse valoradas a la vez que aceptadas. Esto puede manifestarse a través de conductas como el hecho de complacer a los demás de una manera excesiva, evitar el conflicto a toda costa y llegar a sacrificar sus propias necesidades y deseos en favor de los de los demás. Esta necesidad de aprobación constante puede llevar a una sensación de vacío en la vida y a una falta importante de satisfacción personal.

dependencia

Imposibilidad de establecer límites

Otra característica bastante habitual y común de la dependencia emocional es la dificultad a la hora de establecer límites saludables en las relaciones con las demás personas. Los que son dependientes emocionales tienen serias dificultades a la hora de decir «no» a los demás, incluso cuando se sienten incómodas. Tienen la obligación de complacer a los demás en cualquier momento del día, algo que puede dar lugar a relaciones poco saludables y desequilibradas.

Ausencia de independencia emocional

Un último rasgo a destacar dentro de las personas que son dependientes emocionales se debe al hecho de que carecen de independencia emocional. No buscan la felicidad ni la satisfacción personal, ya que dependen por completo de los demás a la hora de sentirse realizadas en el día a día. Este tipo de rasgo distintivo puede llevar a relaciones que son dependientes y poco saludables, donde una parte de la relación asume un papel dominante y controlador, mientras que la otra parte se somete tanto a sus deseos como a sus demandas.

En definitiva, la dependencia emocional es un problema bastante serio que suele tener un impacto significativo y negativo en la vida de las personas que lo padecen. Reconocer dicha dependencia y ser consciente de las características asociadas a dicha dependencia es clave, a la hora de liberarse de dicho problema y poder crecer a nivel personal. En el caso de que la dependencia emocional vaya a más, es importante buscar ayuda profesional ya que con el apoyo adecuado, es posible desprenderse para siempre de la citada dependencia emocional y poder desarrollar de relaciones mucho más saludables en todo los sentidos.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.