5 Plantas trepadoras que dan sombra

Plantas trepadoras para cubrir una pérgola

¿Vas a instalar una pérgola en el jardín para conseguir un espacio con sombra en el que relajarte este verano? ¿Ya la tienes instalada pero necesitas ideas para cubrirla? Las 5 plantas trepadoras que hoy os proponemos son estupendas para dar sombra y se adaptan a diferentes climas y necesidades. ¡Descúbrelas!

Buganvilla

Las buganvillas florecen con abundancia durante todo el verano, convirtiéndose en todo un espectáculo. Cubren fachadas, muros y pérgolas con unas delicadas flores que pueden ser según la especie: blancas, rojas, amarillas, rosadas…

Nativa de Sudamérica y es ampliamente cultivada en regiones tropicales y subtropicales, se desarrolla muy bien en climas cálidos y secos. No les gusta el frío, de hecho por debajo de los 5ºC tiende a perder sus hojas y las heladas pueden echar a perder las plantas.

Buganvilla

Puedes plantarlas en grandes macetas o parterres y dirigirlas utilizando cuerdas, celosías u otras estructuras para decorar arcos de entrada, cubrir patios y/o pérgolas. Llegan a alcanzar entre 3 y 4 metros de altura y hasta 8 metros de longitud siempre que tengan una exposición soleada y se les proporcione un suelo con un buen drenaje.

Proporciónale un suelo rico y cuida no abonarlas en exceso, no solo no lo necesitan sino que podrían perder la floración. Realiza una poda de mantenimiento cada año al finalizar el invierno con el fin de eliminar las ramas muertas y favorecer su formación y guiado y vigila que la planta esté libre de cochinillas.

Clematis

La clemátide es una planta trepadora de llamativas flores con un perfume similar al del jazmín. Oriunda de la campiña inglesa la mayoría de sus variedades pueden cultivarse en cualquier tipo de clima, aunque prefieren climas frescos. Un lugar en semisombra con un grado de humedad alto en el que sus flores reciban la luz de la mañana es el lugar ideal para su desarrollo.

Clemátide

Es una planta de fácil cultivo con dos únicas exigencias además de la ubicación: el abonado y la poda. Si quieres disfrutarla año tras año, la poda es un aspecto fundamental, pero es particular según su variedad como lo es el abonado. Infórmate allí donde compres esta planta de que es lo que necesita.

Glicinia

Los racimos de flores blancas o malva de la glicinia forman auténticas cascadas de color en primavera. Es todo un espectáculo ver como hojas y flores de esta planta caduca se desarrollan al comenzar la primavera.

Que se desarrolle correctamente dependerá en gran parte del clima y la ubicación. Las glicinias prefieren climas templados, no soportan temperaturas muy altas pero si algunas heladas. Y para que florezcan será imprescindible que reciban abundante luz, por lo que es preferible ubicarla en un espacio soleado o en semi sombra del jardín.

Glicinia

Son plantas muy vigorosas que necesitan un soporte robusto y un control de su crecimiento. Proporciónales una estructura fuerte que cubrir o podrán con ella. Y pódalas cada año para mantenerlas a raya y favorecer su floración.

Hiedra

La hiedra es un arbusto trepador provisto de cortas raíces aéreas que le permiten adherirse a las paredes y muros y extenderse por el suelo. Es una planta muy apropiada para cubrir muros orientados al norte, situados en lugares sombreados o semisombreados.

Plantas trepadoras: Hiedra

Existen muchos tipos de hiedras, todas ellas perennifolias y con una gran variedad de hojas: verdes o variegadas, grandes o pequeñas… Las de hojas grandes son más vigorosas y cubren antes las superficies, sin embargo, con el tiempo se hacen difíciles de controlar. Las de hoja pequeña tardan un poco más en tupir, pero se pegan mucho más a la pared y su aspecto general es mucho más ordenado. ¿Quién no ha visto estas plantas trepadoras dando color a muros y fachadas?

Jazmín trepador

Son muchas las especies de jazmines, pero todas presentan un crecimiento rápido. Gracias a su agradable aroma y la delicadeza de sus flores blancas, esta es una de las plantas trepadoras perennes más utilizadas para decorar fachadas y decorar pérgolas y cenadores. Es una planta además muy resistente que, a pesar de preferir el calor, soporta a la perfección el frío e incluso las heladas si cubrimos sus raíces.

Jazmín trepador

Prefiere un lugar soleado pero se desarrolla bien en semi sombra. Demanda un buen drenaje, un riego regular en verano y una dosis regular de abono orgánico entre la primavera y el otoño. Podrás además podarla después del invierno para controlar su crecimiento.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.