5 objetos de la casa que a menudo se quedan sin limpiar

Objetos que se quedan sin limpiar

La limpieza de la casa se vuelve rutinaria y mecánica, una herramienta para hacer de esta tarea algo más rápido y ameno. Sin embargo, esta limpieza suele ser superficial para mantener la casa ordenada y con cierta limpieza. Lo que significa que de vez en cuando es necesario hacer una limpieza más profunda para eliminar suciedad de rincones y lugares con difícil acceso.

Dentro de esta rutina de limpieza, a menudo hay objetos que se quedan sin limpiar. Cosas que se llenan de gérmenes y bacterias que pueden resultar peligrosas para la salud. Pero que pasan desapercibidas porque o bien no se consideran parte de la limpieza del hogar, o se cree que no es necesario dedicar tiempo a desinfectarlas. Para que esto no te ocurra (si es el caso) te contamos cuáles son algunas de estas cosas.

Objetos de la casa que se quedan sin limpiar

El suelo, el polvo de los muebles e incluso los tejidos como las alfombras, son las zonas de la casa que más limpieza reciben, porque son más visibles y la suciedad se advierte con mayo facilidad. Pero en cada hogar hay infinidad de objetos que pasan de largo, que no se limpian con regularidad y que van acumulando suciedad de todo tipo. ¿Quieres descubrir si tu casa está totalmente limpia y desinfectada? Enseguida te contamos cuáles son esos objetos de la casa que se quedan sin limpiar.

Los pomos de las puertas

Limpiar los pomos

Aunque las puertas son grandes, visibles y se limpian con cierta regularidad, no siempre se es consciente del lugar donde más bacterias se acumulan. Los pomos de las puertas son en este caso, los grandes focos de bacterias dentro de una casa que más a menudo se deben desinfectar y más se pasa por alto. A pesar de ser una tarea muy sencilla, mucha gente se olvida de ello. Pero los pomos de las puertas se tocan constantemente y la mayoría de las veces con las manos sucias. Por ello es muy importante desinfectarlos con regularidad.

La escobilla del inodoro

¿Acaso hay en casa algún objeto que pueda tener más bacterias? La escobilla del inodoro tiene un uso muy específico, muy evidente y que no es necesario detallar. Lo que sí parece que a muchos se el escapa es la importancia de desinfectar este objeto constantemente. Algo tan sencillo como llenar el recipiente donde se coloca la escobilla con legía o el mismo producto que utilices para limpiar el baño.

Los utensilios de limpieza

Cuando terminas de limpiar tu casa se ve reluciente, con un olor a limpieza que te aporta una gran sensación de satisfacción. Sin embargo, ¿está totalmente desinfectada? Algo que no se ve a simple vista pero que puede ocurrir si no tienes en cuenta ciertos detalles. Los utensilios de limpieza acumulan gran cantidad de bacterias después de cada uso. Si no se limpian y desinfectan antes de guardarlos, cada vez que los utilices estarás dispersando todo eso por el resto de tu casa.

El interior de la lavadora

Limpiar la lavadora

Un electrodoméstico tan importante para la limpieza como es la lavadora, no puede dar un uso efectivo si no está perfectamente limpia. En la goma de la lavadora, en el tambor y cada rincón interno de este objeto, se acumulan residuos de la ropa, detergente, humedad y todo tipo de bacterias proliferan en su interior. Todo esto está en contacto con las prendas cuando se meten a lavar y se transfieren en cada lavado. Limpia el interior de la lavadora con regularidad y mantendrás este electrodoméstico en perfecto estado.

El ordenador

En el teclado de un ordenador y en el ratón se acumulan una gran cantidad de suciedad y bacterias cada día. Normal, ya que se usan las manos para manipularlo y no siempre están perfectamente limpias y desinfectadas. Además, seguro que después de pasar un rato en el ordenador te levantas a por un café, te pones las manos en la cara, incluso en la boca. Es decir, transfieres todo tipo de bacterias a tu cuerpo. Limpia cada día tu ordenador, es un gesto sencillo y rápido que no te llevará más de un minuto.

Estos son solo alguno de los objetos de la casa que a menudo se quedan sin limpiar, aunque hay otros muchos como el teléfono móvil, el mando a distancia, los marcos de las puertas, el vaso del cepillo de dientes e incluso el propio cepillo de dientes. Y a ti, ¿se te ocurre alguno más?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.