5 mascarillas caseras para presumir de piel en primavera

Mascarilla natural para el rostro

Si os hablamos de las mascarillas naturales y caseras para cuidar el cabello ahora le llega el turno a las mascarillas para mejorar la piel del rostro o del cuerpo esta primavera. Estas mascarillas se pueden aplicar donde queramos pues son muy buenas en el cuidado de la piel. Vamos a ver cómo crear algunas de las más interesantes para tener una piel perfecta que podamos lucir con las prendas de primavera.

Las mascarillas caseras se pueden hacer con todo tipo de ingredientes. Podemos nutrir la piel de muchas formas, utilizando lo que nos aporta la naturaleza para mejorar nuestro cuerpo. Este tipo de mascarillas son fáciles de hacer y son muy prácticas porque se hacen en casa con pocas cosas y mejoran mucho el rostro con sus propiedades naturales.

Mascarilla para rejuvenecer la piel con avena

Cómo usar la avena en una mascarilla

La avena es un ingrediente que sirve para muchas cosas. No solo es un alimento altamente nutritivo que nos sirve para muchas recetas, sino que además aporta grandes cosas a la piel. La avena tiene cierto poder exfoliante que regenera la piel porque al mismo tiempo la cuida y ayuda a mantener la humedad en ella. Puedes utilizar algo de miel para mezclarla y conseguir el mejor efecto. La miel tiene la facultad de hidratar la piel y también combate problemas como el acné. Son dos ingredientes fáciles de usar y que se encuentran fácilmente. Aplícala con un ligero masaje en la piel y deja actuar veinte minutos para retirar después.

Mascarillas para la piel sensible con aloe vera

Utiliza el aloe vera en el rostro

El aloe vera es uno de los ingredientes naturales que más vas a utilizar si quieres cuidar tu piel, sea del tipo que sea. Se recomienda mucho para las pieles más sensibles porque ayuda a hidratar, mantener la piel suave y limpia, todo en un ingrediente. Calma la piel con rojeces e incluso puedes usarla como after sun para cuidar tu piel tras las exposición solar. El aloe vera más natural se consigue de la planta, cortando las hojas y sacando el gel que tienen dentro, pero lo podemos comprar fácilmente en herboristerías para utilizar sobre la piel. Es una mascarilla que calma las pieles con rojeces y las hidrata.

Mascarilla astringente con limón

Mascarilla con limón para piel grasa

Las pieles más grasas tendrán el problema del exceso de sebo que finalmente genera muchas más impurezas. Uno de los primeros pasos que debemos hacer es tratar de regular el sebo que se crea en la piel. Es por eso que la mascarilla con zumo de limón es perfecta. Se puede mezclar con un poco de miel o con clara de huevo, ya que son hidratantes pero no aportan grasa a la piel. El limón puede afectar a la piel si después nos exponemos al sol por lo que es mejor utilizar esta mascarilla durante la noche.

Mascarilla para la piel seca con aceite de oliva

Mascarilla con aceite de oliva

El aceite de oliva es un habitual en nuestra cocina y además es un ingrediente altamente nutritivo que se puede utilizar en las mascarillas. Es muy hidratante y no se debe usar en pieles grasas pero es ideal para las más secas. Si tu piel es seca puedes usar unas cucharadas de aceite de oliva y clara de huevo para mezclar. Conseguirás una piel mucho más hidratada y luminosa con el uso de esta mascarilla.

Mascarilla exfoliante con azúcar

Mascarilla natural de azúcar

El azúcar, además de usarse para postres, es un gran exfoliante. Si mezclas un poco con una cucharada de aceite de oliva tendrás un estupendo exfoliante para tu piel. Lo puedes usar solo en los labios o en el rostro. Masajea y limpia después el rostro de forma habitual.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.