5 cosas que sentirás al ser madre primeriza

Ser madre primeriza es todo un reto para muchas mujeres, por eso, es probable que sientas muchos sentimientos en tu interior que te hagan sentir contrariedades. No te preocupes, porque sentirse así es totalmente normal cuando se es madre primeriza, aunque te hayan contado mil cosas acerca de lo que es ser madre, nunca se sabrá realmente lo que es hasta que tienes a tu bebé en tu brazos.

A continuación vamos a hablar sobre algunos sentimientos que tendrás cuando seas madre primeriza y que no debes alarmarte porque es totalmente normal. Es un cambio muy importante en tu vida que deberás afrontar. Un pequeño bebé dependerá totalmente de ti para poder crecer y sobrevivir.

Miedo

El miedo es un sentimiento normal que experimentarás antes de que nazca tu bebé. Es miedo a la incertidumbre, a no saber qué pasará. Puede también que una vez que nazca tu bebé sigas sintiendo miedo porque piensas que cualquier cosa puede lastimar a tu bebé. Tu cabeza se puede llenar de pensamientos negativos y esto, puede ser peligroso para ti.

Si notas algún patrón de pensamiento demasiado negativo, entonces aléjate de él y cambiado por otros pensamientos positivos que te ayuden a sentirte mejor. Si es necesario acude a tu médico para que te recete alguna medicación que calme esa ansiedad generada por el miedo.

Rabia ante consejos constantes

Es posible que como eres madre primeriza, todo el mundo quiera darte consejos y opiniones constantes. Unos consejos que no siempre has pedido. Aunque en ocasiones pueden ser opiniones bien recibidas es probable que otras ocasiones., no las tomen demasiado bien. Muchas personas te darán sus consejos.

Recuerda que no es necesario criar a tu hijo cómo ‘crees’ que deberías hacerlo porque los demás te dicen que es mejor… Cría a tu hijo como sientas que realmente es cómo debes hacerlo. Confía en tu instinto porque son los que realmente te ayudarán. Si te dan consejos buenos, quédatelos, pero con los que no te sientas cómoda, simplemente, ¡olvídalos!

Calma ante la rutina

Aunque a veces sientas que tus emociones son como una rutina rusa, también es probable que puedas encontrar la calma gracias a la rutina. Los bebés necesitan rutinas para que se sientan seguros y protegidos por ti. Por este motivo, no te preocupes si en los primeros meses no tienes muchas rutinas, poco a poco irán apareciendo casi sin que te des cuenta.

Deja que tu bebé te guíe durante los primeros meses. Déjale dormir cuando quiera dormir, que coma cuando tenga hambre. Después, con los meses llegarán las rutinas más fijas (alrededor de los 4 o 5 meses).

Sentirás fuerza

También sentirás fuerza porque te estarás dando cuenta de todo lo que eres capaz de hacer incluso estando agotada. Habrá días que te sientas realmente agotada pero que salgas de casa con tu bebé a pasear. Al principio puedes tener un poco de miedo, pero abriga bien a tu bebé, ten un buen carro que esté protegido, ¡y disfruta del mundo con tu bebé! A él le encantará.

Confusión ante tantas cosas

Si te dejas guiar por las guías de compra para bebés te puedes volver loca (¡literalmente!). Necesitas pensar en qué es lo que le hace falta a tu bebé y en base a eso, compra lo que necesites. Pero si te fijas en el mercado actual, hay un producto casi para cualquier cosa, esto puede confundirte por lo que es mejor que tengas leo básico.

No todos los productos ‘recomendados’ para bebés son necesarios. A veces te regalan cosas que acabas metiendo en un cajón y que de ahí no salen. Por eso, es mejor que no gastes demasiado en productos de ‘moda’ y te dediques a comprar lo que es realmente práctico.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *