5 consideraciones previas para escoger la mejor chimenea

Chimeneas

¿Cuál es la mejor chimenea para mi casa? En estos meses de frío en los que pasamos mas tiempo en casa quizá te hayas planteado instalar una chimenea en casa.  Puede parecer todo un lujo. Sin embargo, la gran variedad de posibilidades hace que hoy en día tener una esté a tu alcance.

Existen muchos tipos de chimeneas y no todos son adecuados para todos los espacios. Antes de escoger el tipo de chimenea que quieres para tu casa, es importante hacerse algunas preguntas para poder tomar la mejor decisión. ¿Tienes salida de humos independiente? ¿Estás dispuesta a hacer obras para instalar la chimenea? ¿Qué tipo de fuente de calor será? ¿ Qué combustible prefieres usar? Estas son solo algunas de las consideraciones previas a tener en cuenta.

Fuente de calor primaria o secundaria

¿De qué forma vas a utilizar la chimenea? ¿Vas a utilizarla como fuente de calor principal? Si la chimenea va a ser el único elemento que aporte calor a la habitación, considerar las condiciones climáticas del lugar y calcular el volumen cúbico que debe ser calentado será imprescindible para escoger la chimenea mas adecuada. Asimismo resultará útil reflexionar sobre el tipo de combustible, la capacidad para almacenar este y el mantenimiento de la propia chimenea como veremos mas adelante en este mismo artículo.

Chimeneas

¿Queremos decir con ello que cuando va a utilizarse la chimenea como fuente de calor secundaria o de forma puntual no deben considerarse estas cuestiones? Por supuesto, deberán considerarse pero su peso será menor.

Espacio a calentar

El cálculo de la potencia térmica necesaria para calentar la vivienda es clave para escoger la chimenea adecuada. Confiar en un experto que pueda personalizar nuestro caso, adaptándose a nuestras necesidades y las características de nuestra casa es lo ideal, pero todos podemos hacer nuestro propio cálculo antes como orientación.

Para calcular la potencia térmica necesaria, necesitarás tener en cuenta tanto la variable del espacio a calentar como del nivel de aislamiento de la casa en la que se va a instalar. El espacio a calentar se indica en metros cúbicos y se calcula multiplicando la longitud, la anchura y la altura del espacio. Una vez hecho, habrá que multiplicar estos metros cúbicos por un coeficiente que  depende tanto de la zona en la que tu vivienda se ubica como del nivel de aislamiento de la misma, obteniendo el resultado en kilovatios.

Como norma general, una vivienda de tamaño medio necesitará una potencia de un kilovatio por cada 10 metros cuadrados. Tomando esto como estándar, se necesitará mayor o menor potencia en función de los parámetros que hemos mencionado anteriormente y del tipo de combustible.

Salida de humos

Hoy en día es posible instalar una chimenea en cualquier vivienda, pero no todo tipo de chimenea puede ser instalada técnicamente en cualquier vivienda. Para algunos modelos es necesario crear una salida de humos independiente, algo que no siempre es posible en una comunidad de vecinos.

Salida de humos de chimenea

  • Las chimeneas de leña y de gas necesitan generalmente una salida de humos independiente por el tejado, algo que en una comunidad de vecinos solo es posible en las últimas plantas, bajo cubierta y con el requisito de que exista una cámara de aire en medio. También necesitan una salida de humos hacia el exterior las chimeneas de gas, pero no tiene por qué ser en el tejado también sirve a través de la fachada. Cumplir con la normativa para chimeneas y contar con el consentimiento de la comunidad de vecinos será imprescindible en ambos casos
  • Para los que no tienen posibilidad de hacer ninguna salida de humos independiente existe la posibilidad de instalar una chimeneas de bioetanol, que no necesitan ningún tipo de infraestructura, o una chimenea eléctrica.

El combustible

En la actualidad existen chimeneas capaces de adaptarse a necesidades diferentes, siendo uno de los factores decisivos para ello el combustible. El combustible no solo determina el tipo de instalación necesario para colocar la chimenea como ya os hemos adelantado, también influye en la eficiencia térmica y en la mayor o menor necesidad de mantenimiento de la misma.

Chimenea

  • Chimenea de leña: Siguen representando la opción más popular, a pesar de ser su instalación una de las mas costosas. Generan mucho calor pero resultan mas contaminantes que otras opciones. Las labores de mantenimiento son imprescindibles, ya que los residuos que generan pueden llegar a ser nocivos para nuestra salud. Además, exigen destinar un espacio generoso para guardar la leña.
  • Chimenea de pellets: Funcionan con un combustible biodegradable y ecológico por lo que son una opción amigable con el medio ambiente. Generan mucho calor, son de gran eficiencia y dejan pocos residuos. ¿Quieres saber mas sobre ellas? Te lo contábamos todo hace unas semanas.
  • Chimenea de gas: Funcionan con gas natural, butano o propano. Emplean una llama piloto, siguiendo el mismo funcionamiento que los fogones tradicionales de la cocina. Calientan con rapidez pero no guardan el calor una vez apagadas. La ventaja de este tipo de chimeneas frente a las de leña es que no genera apenas residuos. La contrapartida es su precio, bastante más elevado.
  • Chimenea de bioetanol: Son la opción amigable con el medio ambiente; el bioetanol es un combustible que se obtiene de fermentar materias ricas en hidratos de carbono. No generan humos y emiten entre un 40% y 80% menos de gases invernadero que las chimeneas de gas. Su rendimiento energético es del 100%, es decir, que todo el calor que generan se queda en la habitación, sin embargo desprenden menos calor que las anteriores.
  • Chimenea eléctrica. No requiere de obras. Es una opción económica que solo necesita ser conectarla a la corriente para funcionar.

El mantenimiento

¿Cuánto tiempo estás dispuesta a dedicar al mantenimiento de la chimenea? Para disfrutar del calor de la chimenea de leña es necesario limpiarla correctamente y eliminar el hollín que da lugar a la creosota, una sustancia altamente combustible. Por eso es imprescindible limpiarla de forma exhaustiva una vez al año al finalizar la temporada de uso y hacer un mantenimiento una vez a la semana durante el invierno.

En general todas las chimeneas que requieran de conductos de ventilación exterior necesitarán una limpieza anual con el fin de detectar cualquier residuo que pueda ocasionar un problema. No ocurre así en las chimeneas de bioetanol.

 


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.