5 alimentos que no deberías darle a tu perro

Compartimos todo con ellos porque nuestro perro es nuestro mejor amigo y nuestra familia. Pero cierto es que, en cuanto alimentación se refiere, no todo vale. Hay algunos alimentos que pueden afectar de manera muy negativa en su salud. Aunque pensemos lo contrario, siempre es mejor prevenir.

La gran mayoría de los perros suelen lanzarse a todo aquello que sea comida. En pocas ocasiones se niegan ese capricho y cierto es que cuando nos miran con esa carita, no podemos negársela. Pero hoy vamos a ver qué alimentos es preferible que estén siempre alejados de ellos. ¡Por su salud!.

El perro y el chocolate

‘A nadie le amarga un dulce’, es lo que siempre nos repetimos y de ahí, que el chocolate se haya convertido en una de las grandes pasiones para muchos. Cierto es que también, es uno de esos caprichos de los que no debemos abusar. Si ya para nosotros puede haber ciertas restricciones, para ellos mucho más. Uno de los componentes que nos encontramos en el chocolate es la llamada ‘teobromina’. Es muy parecida tanto a la cafeína como a la teína.

Los perros la metabolizarán de manera más lenta. Por este motivo, siempre dependiendo del peso de la mascota y de la cantidad del chocolate, hasta puede llegar a ser mortal. El chocolate para fundir lleva mucha más ‘teobromina’, unas 10 veces más, que el chocolate con leche. Así que, ante la duda, es mejor que lo eviten. En ocasiones, cuando lo consumen pueden sufrir tanto vómitos como diarreas y estos síntomas no tienen que presentarse de manera inmediata. Pero sí es cierto que una tableta ya puede intoxicar a nuestro perro.

El ajo

De nuevo hablamos en cantidades un poco superiores, pero es cierto que el ajo también debe estar alejado de nuestras mascotas. Les puede provocar ciertos problemas estomacales. Para los perros es complicado de procesar el llamado ‘tiosulfato’ que está presente en este alimento. Sucede de igual manera para los gatos. En ambos animales también puede dañar los glóbulos rojos. Pero cierto es que tendría que consumirse una cantidad elevada y de manera repetitiva. Aún así, es mejor no dárselo y evitaremos mayores complicaciones.

Leche

Lo que es bueno para unos, para otros, quizás no lo sea tanto. Los perros y la leche no suelen hacer buenas migas. Quizás no en todos los casos, pero sí en la gran mayoría. Parece que este alimento les puede provocar diarrea, debido a que son intolerantes a la lactosa. Claro que si a tu mascota le gusta la leche, siempre puedes dársela pero sin lactosa y además, rebajada con agua. De este modo, ya estaremos diciendo adiós a los posibles problemas digestivos.

Los huesos

Quizás puede parecer una contradicción pero no lo es. Los perros y los huesos siempre van unidos, pero quizás no es la mejor idea para ellos. Porque los huesos pueden dañar tanto los dientes como causar lesiones bucales. Pero no solo eso, sino que también las lesiones también pueden pasar al sistema digestivo. Así que, parece que tampoco es una buena elección para ellos.

Carnes saladas

Las carnes saladas como el jamón también debería ser evitado. Más que nada porque en este caso es la grasa la causante de los problemas. El peso puede ser un indicador de obesidad en nuestra mascota. Pero es que además del peso, si abusan de estos productos, también los puede llevar a tener problemas estomacales. Cierto es que pocos se pueden privar de toda alguna salchicha u otros tipos de carne. Aunque en general todo parezca muy complicado, verás cómo tu mascota estará totalmente sana evitando estos alimentos así como algunas semillas que nos encontraremos en pasas o uvas.


Categorías

Mascotas

Susana Godoy

Desde pequeña tenía claro que lo mío era ser profesora. De ahí que me haya licenciado en Filología Inglesa. Algo que se puede combinar a la... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *