4 recetas de acondicionadores caseros para el cabello

Mantener el cabello rizado

Cuando nos encontramos con un cabello que se encrespa, que no se deja peinar tan fácilmente y que ha perdido su brillo, entonces tenemos que prestarle una atención especial. Para que esta atención sea eficaz a la par que económica, vamos a hacer nuestros propios acondicionadores caseros para el cabello.

Sin duda, son muchas las recetas que harán que los acondicionadores caseros para el cabello se conviertan en unos de los grandes descubrimientos que, de una manera muy sencilla, podremos fabricar cómodamente en casa. Tan solo necesitamos de unos cuantos ingredientes y un poco de paciencia, ya que como bien sabemos, los resultados no se verán tan rápidamente como pensamos.

Acondicionador con aguacate y plátano

Uno de los cometidos de esta receta es tanto hidratar como nutrir nuestro cabello. Es por ello que tanto el plátano por un lado, como el aguacate por otro, conseguirán un efecto increíble. Será perfecto para las que tenemos el cabello bastante dañado, encrespado y muy seco.

  • Un plátano maduro
  • Un aguacate
  • Un huevo
  • Dos cucharadas de miel
  • Dos cucharadas de aceite de oliva

Primero debemos de machacar el aguacate con la ayuda de un tenedor, hasta hacer con él un puré. Ahora es el momento de añadir el plátano y las cucharadas de aceite. Mezclamos todo bien y conseguiremos una pasta. Luego, batimos el huevo y lo incorporamos para finalmente añadir la miel. Removemos hasta integrarlos bien. Este acondicionador lo tenemos que usar una vez hayamos lavado el cabello con nuestro champú habitual. Aplicamos la pasta, centrándonos en la mitad y puntas del cabello. La dejamos actuar unos 20 minutos y aclaramos.

Pelo liso y mojado

Acondicionador de yogurt y huevo

Otros dos ingredientes que usamos muy a menudo para hacer con ellos mascarillas naturales. Pues bien, hoy le toca el turno a un acondicionador que nos va a devolver un pelo más brillante y sedoso.

  • Un yogurt
  • Un huevo

En este caso lo tenemos todavía más sencillo y es que se trata de mezclar ambos ingredientes hasta conseguir una pasta con consistencia suave. Cuando la tengamos, tan solo necesitamos lavar el cabello y retirar el exceso de agua con una toalla. Ahora es el momento de aplicar nuestro acondicionador casero y dejar unos 15 minutos para que tenga mayor efectividad. Para retirarlo, necesitaremos un poco de agua tibia.

Acondicionador con miel

La miel es uno de esos ingredientes que siempre tienen que estar en nuestra cocina. Nos sacará de más de un apuro y no solo en cuestión de belleza se refiere. En este caso, es perfecta para que el cabello obtenga las vitaminas necesarias y el aporte de más brillo y más suavidad. Es por ello que en esta ocasión será solamente la miel quien tenga el protagonismo sin la ayuda de ningún otro ingrediente a excepción el agua. Para crear nuestro acondicionador tenemos que mezclar partes igual de miel y agua. Removemos y aplicamos de nuevo sobre el cabello húmedo. Recuerda que con unos 15 minutos será suficiente.

Lavanda para el cabello

Acondicionador con aceite de lavanda

Los aceites son otro de los elementos fundamentales cuando hablamos de recuperar el brillo o la suavidad en un cabello. Es por eso que no podían escaparse de nuestra selección de acondicionadores caseros para el cabello, ya que cada una de las recetas que podemos hacer con ellos, es muy sencilla y la tendremos en cuestión de minutos.

  • una cucharada de aceite de lavanda
  • 3 cucharadas de aceite de coco
  • una cucharada de aceite de romero

Primero debemos de templar el aceite de coco y cuando esté tibio, echaremos en él los aceites restantes. A la hora de aplicarlos, tenemos que conseguir que sigan estando un poco templados, sino lo iremos echando sobre las manos y éstas las pasaremos por el cabello haciendo un ligero masaje sobre nuestro cuero cabelludo y en las zonas más problemáticas. Cuando lo tengamos, solo queda esperar una media hora. Lo mejor para mantener el calor, es colocarse una toalla que cubra el pelo en su totalidad. Luego, lavaremos con normalidad.

Poco a poco nuestro cabello irá recuperando la juventud y la vitalidad que ésta trae a su vida. Verás como así, será más sencillo de peinar y el brillo te hará descubrir un nuevo mundo de suavidad en tu pelo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *