4 mascarillas caseras para recuperar el cabello estropeado

Mascarillas para el cabello

Todas nos hemos encontrado con el problema de que nuestro cabello, tras usar tintes, secadores, planchas y gomas, se ha quedado seco y estropeado. Es importante que sepamos cómo reparar nuestro cabello frente a todas las agresiones que sufre constantemente, para no tener que cortar las puntas si queremos dejarlo largo.

Un cabello estropeado no luce bien, por mucho que hayamos escogido el tono de moda o el corte del año. Siempre es bueno que el pelo tenga buen aspecto y se encuentre suave y brillante. Es por eso que os vamos a mostrar hasta cuatro mascarillas caseras con productos naturales que podemos hacer cualquier día para el cabello estropeado.

Mascarilla casera de aceite de oliva

Aceite de oliva

Si hay un producto que todos tenemos en casa y que resulta ser multiusos, es el aceite de oliva. Este aceite tiene grandes propiedades si lo ingerimos, pero también en caso de ser utilizado en la piel y en el cabello. Es un aceite muy hidratante, por lo que se debe usar normalmente solo en puntas, evitando la raíz para que esta no quede grasa. A un bol en el que hayamos puesto aceite, hay que añadirle un huevo, que es un producto que ayuda a hidratar y que además permite conseguir un brillo especial en el cabello. Esta mezcla se debe aplicar sobre el pelo. Si es graso, solo en las puntas, y si no lo es podemos ampliarla a los medios, evitando  la raíz. Hay que dejarla actuar durante una media hora, que es lo más aconsejable. Después, aclara con agua y lava el cabello de la forma más habitual.

Mascarilla casera de aguacate

Aguacate

El aguacate es otro de esos productos especiales con los que se pueden hacer estupendas mascarillas. El aguacate debe estar maduro, ya que es como mejor se trabaja con él. Hay que quitarle la piel y el hueso y machacarlo hasta que hagamos una pasta. A este aguacate le podemos añadir yogur o un huevo, ya que son productos que ayudan a crear una pasta que se puede utilizar mucho mejor. Se debe mezclar para luego utilizar sobre el cabello. En este caso, se puede usar incluso sobre las raíces, ya que se trata de productos que no engrasan en exceso. Hidratan pero sin aumentar el sebo, por lo que es una buena mascarilla para las personas que tienen cabello graso pero las puntas estropeadas. La forma de aplicarla es la misma, ya que hay que dejarla actuar, retirar con agua y lavar de la forma habitual para que el cabello quede limpio.

Mascarilla casera de miel

Miel

La miel es un producto  que también utilizamos mucho para la piel, por sus propiedades humectantes y antibacterianas. El cabello puede beneficiarse de una estupenda mascarilla de miel, aunque desde luego tenemos que decir que retirarla puede ser un poco más difícil que con la mascarilla de aguacate. Puedes utilizar la miel en cuenco y añadir plátano maduro y machacado, además de un poco de aceite para que las mezcla sea un poco más líquida y fácil de aplicar, además de ser más hidratante.

Mascarilla casera de aceite de coco

Aceite de coco

Si hay una mascarilla que nos gusta utilizar y que además es muy sencilla, es la de aceite de coco. Este aceite es perfecto para aplicar sobre todo el cabello, incluso en el cuero cabelludo, sin dejar un efecto opaco en este. Al contrario, notaremos el cabello más brillante y suave después de su utilización. El aceite de coco debe mantenerse en una temperatura alta, para que se encuentre en estado líquido y así poder usarlo. O bien podemos calentarlo al baño maría para usarlo directamente sobre el cabello.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *