4 consejos de cuidado facial para el otoño

Cuidado facial en otoño

Con la llegada del otoño se hace indispensable cambiar la rutina de cuidado facial. La temperatura cambia, el ambiente también y para evitar problemas en la piel es importante adaptar los productos y las rutinas a las nuevas condiciones. El otoño trae consigo viento, lluvias, cambios de temperatura y factores que pueden dañar la dermis de una zona tan delicada como la del rostro.

Estos consejos de cuidado facial te ayudarán a proteger y fortalecer la piel del rostro como toda una experta. Porque con gestos muy sencillos podrás disfrutar de una piel radiante, joven y bella durante toda la vida. Toma nota de estos consejos y comienza ya con la nueva rutina de belleza para esta temporada.

Rutina de cuidado facial en otoño

Protección de los labios en otoño

Las necesidades de la piel del rostro son diferentes, de la misma forma que la temperatura y las condiciones ambientales son diferentes. La piel del rostro sufre especialmente con los cambios de estación, porque es más fina y delicada y se encuentra expuesta a los agentes externos. Para nutrirla correctamente, es esencial cambiar algunos productos y adecuarlos a las nuevas condiciones.

Si en verano se recomienda el uso de cosméticos ligeros, con textura fluida que reduzca la sensación de pesadez en la piel, en otoño es necesario incorporar productos más untuosos. Cuando elijas tus productos de cuidado facial, es importante adecuarlos a las necesidades de tu piel. En cualquier caso, cuanto más natural sea el producto menos daño causará en la salud de la piel.

Antes de cambiar por completo la rutina de cuidado facial en otoño, es necesario dejar que la piel se acostumbre a los nuevos productos. El cambio se debe hacer de forma paulatina, porque de lo contrario la piel no podrá asimilar los nutrientes y se perderán los efectos. Estos consejos te ayudarán a cuidar y proteger la piel del rostro durante los meses más fríos del año.

Doble limpieza facial

Cuidado de la piel

Los expertos no dejan de decirlo, la limpieza facial es el paso más importante de cualquier rutina de belleza. Sin una buena limpieza, el resto de productos no podrá penetrar en la piel. Por lo tanto, comienza cada rutina de día y de noche con una buena limpieza. Si utilizas maquillaje cada día, tendrás que hacer una doble limpieza para eliminar todos los productos.

Primero elimina el maquillaje con productos desmaquillantes y después realiza una limpieza con un jabón al agua. De esta manera se retiran por completo los restos de maquillaje y los residuos que dejan las leches desmaquillantes, agua micelar, etc. Si no usas maquillaje, bastará con una limpieza con jabón al agua, aunque siempre que puedas será recomendable hacer una doble limpieza.

Hidratación y vitaminas para las pieles más secas

La hidratación es el segundo y más importante paso de cualquier rutina de belleza. En otoño con los cambios de temperatura la piel requiere de algunos nutrientes extra. Con tu hidratante facial, aplica por las mañanas unas gotas de vitamina C y por las noches, un serum con retinol.

¿Piel mixta o grasa?

En este caso lo más aconsejable es usar limpiadores en formato mousse o en espuma, ya que son menos agresivos con la piel. Utiliza cosméticos con ácido hialurónico para compensar la pérdida de agua con cada limpieza diaria. Aunque tengas la piel seca, debes hidratarla cada día para evitar que de forma natural se produzca exceso de sebo para compensar la deshidratación.

Protección solar incluso en invierno

La protección solar es imprescindible siempre, incluso en los días más fríos o con lluvia. Los rayos solares son igual de peligrosos en cualquier momento del año, así que no debes descuidar la protección solar. Las manchas por el sol, las quemaduras y las enfermedades de la piel pueden darse en cualquier momento. Hazte con una protección solar con factor mínimo del 30 y aplícalo cada día por las mañanas antes de salir de casa.

Para mantener la piel bien hidratada no dejes de hacerte una mascarilla facial cada dos semanas. Pero si tienes la piel sensible, es mejor evitar tratamientos abrasivos como los peeling o los exfoliantes. Cuida tu piel de forma adecuada en cada temporada y disfrutarás de una piel preciosa en todo momento.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.