3 soluciones de limpieza naturales para tu cocina

Limpieza

Cada vez somos mas quienes apostamos por soluciones de limpieza más naturales y sostenibles para nuestro hogar. Confiamos en las propiedades desengrasantes y antibacterianas del vinagre blanco o el limón y en la capacidad del bicarbonato para neutralizar y quitar los malos olores, entre otros.

La cocina es probablemente uno de los espacios en los que la limpieza es mas importante. Sin embargo, no son necesarios tantos productos comerciales como nos proponen para mantener la suciedad a raya. Utilizando bicarbonato, vinagre, limón, sal y aceite de oliva podemos elaborar fórmulas y soluciones que nos ayuden en su limpieza.


¿Buscas soluciones sencillas para limpiar la tabla de cortar? ¿Una fórmula para crear tus propias pastillas de lavavajillas? En Bezzia hoy te ayudamos compartiendo contigo tres soluciones de limpieza que tu mismo puedes preparar en casa. Toma nota.

Solución para limpiar la tabla de cortar

Limpiar la tabla después de su uso utilizando ingredientes antibacterianos que ayuden a su desinfección es imprescindible si no queremos que se convierta en un foco de bacterias. Hacerlo es sencillo gracias a las propiedades antimicrobianas y antibacterianas de algunos ingredientes naturales como el limón.

Limón y sal

¿Que necesitas?

  • 1 limón
  • Sal marina gruesa

¿Cómo proceder?

Esparce sal gruesa sobre la superficie de la tabla. A continuación, corta el limón por la mitad y utilízalo para frotar la tabla, como si de un estropajo se tratara, presionando ligeramente para extraer la mayor cantidad de zumo. Después, deja que actúe durante 10 minutos antes de aclarar la tabla con agua tibia.

La sal es uno de los grandes aliados en la limpieza gracias a su poder “exfoliante” y absorbente, que arrastra la suciedad y los malos olores. Al combinarla con el limón, un excelente limpiador natural con propiedades desengrasantes, antibacterianas y neutralizadoras del mal olor, logramos matar dos pájaros en uno.

Pastillas para el lavavajillas

Las pastillas para el lavavajillas no son baratas, así que fabricando nuestras propias pastillas, probablemente consigamos ahorrar algo de dinero. En Bezzia nos ha llamado la atención esta fórmula que podéis encontrar en el libro “Natural Home Cleaning” pero os animamos a hacerlo.

Pastillas para el lavavajillas

¿Qué necesitas?

  • 480 g. de bicarbonato de sodio
  • 480 g. de bórax
  • 120 ml. de vinagre blanco
  • 10 gotas de aceite esencial de limón
  • 10 gotas de aceite esencial de menta

¿Cómo proceder?

Ponte unos guantes y mezcla el bicarbonato de sodio y el bórax en un tazón grande con ayuda de algún utensilio. A continuación, agrega uno a uno el vinagre y los aceites esenciales y revuelve para combinarlos. Verás como durante el proceso, el vinagre creará una acción efervescente.

Cuando tengas la mezcla hecha, coloca una cucharada en cada uno de los huecos de una bandeja de cubitos de hielo, presionando la mezcla para compactarla. Deja reposar toda la noche para que se endurezca. Después, con cuidado y sobre una superficie limpia, vuelca la bandeja de hielos y deja que las pastillas caigan. Guárdalas en un recipiente hermético y utulizalas como utilizarías la pastilla comercial.

El bicarbonato de sodio es un excelente aliado para neutralizar y quitar los malos olores de casi todos los materiales y estancias de la casa. También se utiliza  para absorber la grasa o las manchas de aceite y es un eficaz limpiador. El borax está presente en detergentes, pesticidas, desinfectantes por mantener a raya bacterias y suciedad. El vinagre, por su parte, es un buen desengrasante y desinfectante. Además, tiene propiedades antimicrobianas y antibacterianas que hacen que sea un excelente producto de limpieza casero.

Limpiador para acero inoxidable

Los electrodomésticos de acero inoxidable aportan un toque contemporáneo a nuestra cocina. No siempre resulta fácil, sin embargo, mantenerlos libres de huellas y con ese brillo tan característico. Dos productos únicamente te separan de lograrlo.

Limpiador para acero inoxidable

¿Qué necesitas?

  • Vinagre en una botella en spray
  • Aceite de coco o de oliva

¿Cómo proceder?

Mezcla el vinagre con un poco de agua fría en una botella. Rocía la solución en la superficie de acero inoxidable y con ayuda de un paño de microfibra limpia el electrodoméstico.  Una vez limpio, aplica una pequeña cantidad de aceite en otro paño y frota suavemente la superficie realizando movimientos circulares hasta que brille. Para terminar, solo tendrás que pasar el paño limpio.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.